Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ven inviable una coalición con Podemos, IU y ERC

Barones del PSOE pedirán a Sánchez que permita un gobierno del PP para que se desgaste en dos años

Susana Díaz, Javier Fernández, García-Page y Fernández Vara han trasladado a Ferraz que el partido debe abstenerse en el debate de investidura y luego liderar la oposición a Rajoy

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“El PSOE votará no a Rajoy”. Así de contundente se mostró ayer César Luena, secretario de Organización del PSOE, a la hora de expresar la postura de Ferraz respecto al próximo debate de investidura. No obstante, los principales barones del partido, con Susana Díaz a la cabeza, pedirán a Sánchez que permita un gobierno del PP para que se desgaste en dos años.

Susana Díaz, junto a Javier Fernández y Guillermo Fernández Vara. Susana Díaz, junto a Javier Fernández y Guillermo Fernández Vara.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE andaluz muy próximos a Susana Díaz, la presidenta de la Junta fue una de las primeras en contactar con Pedro Sánchez la noche electoral del domingo. Su mensaje, según explicó la propia sevillana a su equipo, fue el siguiente: “Somos el partido más votado de la izquierda, pero debe gobernar el PP”.

La dirigente andaluza descartó ya entonces la formación de una coalición liderada por el PSOE y abrió la posibilidad a permitir a Rajoy que forme gobierno. Unas palabras que provocaron un cambio de discurso en la ejecutiva nacional, que pasó de dar por hecha la llegada de Sánchez a La Moncloa a ceder la iniciativa al actual jefe del Ejecutivo.

No obstante, desde Ferraz se mantenía ayer la decisión de votar en contra de la investidura de Mariano Rajoy. Una postura que van a intentar cambiar, además de la propia Susana Díaz, los principales barones regionales del partido: el asturiano Javier Fernández, el extremeño Guillermo Fernández Vara, y el castellano-manchego Emiliano García-Page.

Una abstención para un gobierno de dos años

Todos ellos, que ya hablaron con Sánchez para transmitirle la misma idea, aprovecharán el próximo Comité Federal del PSOE, previsto para el próximo sábado 26, para oficializar ante el secretario general y el resto de dirigentes del partido la siguiente petición: abstenerse, y no votar en contra, de la investidura de Mariano Rajoy.

Al plantear esta posibilidad, los citados barones regionales defenderán que el PSOE no puede permitir, a la primera, un gobierno del PP, por lo que respaldarán la tesis de Ferraz de votar, en primera ronda, en contra de la investidura. No obstante, apuestan por cambiar el “no” por la abstención a la tercera votación “para garantizar la estabilidad política en España”.

De esta forma, el PSOE actuaría igual que Ciudadanos, cuyo líder, Albert Rivera, ya ha adelantado la abstención de sus 40 diputados en el Congreso. Los socialistas, sin embargo, se diferenciarán del partido naranja en que solo a la tercera, y para evitar unas nuevas elecciones, optarían por abstenerse.

Una vez investido Rajoy, la conjura es clara: el PSOE debe erigirse como el principal partido de la oposición para desgastar al nuevo Gobierno y confirmarse como la alternativa real al PP para unas nuevas elecciones.

Esos comicios se producirían, según Díaz y los principales barones regionales, en un periodo no superior a dos años. Estos dirigentes ven posible que Rajoy prorrogue presupuestos a finales de 2016 para mantenerse un año más en La Moncloa. Pero en 2017 se verá obligado a disolver las Cortes, convocar nuevas elecciones, y dejar a un PP debilitado frente a la dura oposición del PSOE.

La coalición con Podemos, IU y ERC, inviable

Ese escenario es, en opinión de Díaz, Vara, Fernández y Page, mucho más factible y positivo para el PSOE, que intentar formar un gobierno de coalición con Podemos, IU y Esquerra Republicana de Cataluña.

Aunque la aritmética y los pactos puntuales pudieran servir a Sánchez para sacar adelante sus proyectos legislativos en el Congreso, estos dirigentes recuerdan que el PP cuenta con mayoría absoluta en el Senado, por lo que “en esa Cámara nos echarían abajo cualquier proyecto, impidiéndonos gobernar y desgastándonos”.

Por ese motivo, los principales barones regionales apuestan por que sea el PSOE quien desgaste al PP liderando la oposición. Para ello, acudirán en bloque al próximo Comité Federal del partido con el objetivo de que Pedro Sánchez descarte cualquier opción de formar gobierno, a pesar de que su aspiración fuera esa para conservar la secretaría general de los socialistas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··