Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Llevan cuatro meses de protestas

Ultimátum al Gobierno de los funcionarios de Exteriores: amenaza de huelga el 16 de octubre

UGT, CCOO y CSIF han advertido de que, si no hay un acuerdo esta semana para mejorar las condiciones de su personal laboral, convocarán paros en todas sus delegaciones en embajadas.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se avecinan semanas complicadas para el Ministerio de Exteriores. Para el próximo 27 de septiembre todo el personal laboral de las embajadas y consulados españoles en Argentina han convocado una huelga indefinida. Pero el asunto espinoso no queda aquí y ya se ha activado el cronómetro de toda una bomba de relojería.

El ministro Dastis junto a Juncker, presidente de la Comisión Europea. El ministro Dastis junto a Juncker, presidente de la Comisión Europea.

En efecto, según traslada a El Confidencial Digital el Secretario general de la federación del Exterior de UGT, Sebastián Trenado, “sacaremos entre hoy y mañana un comunicado conjunto conComisiones Obreras y CSIF en la que fijamos la convocatoria de huelga del personal laboral en todas nuestras delegaciones en el Exterior para el próximo 16 de octubre”.

La única forma de evitar la huelga, aclara, es que “las administraciones públicas propongan algún tipo de acuerdo durante esta semana”. De no ceder el gobierno a las demandas sindicales, los sindicatos deben convocar con quince días de antelación la mencionada huelga mundial del 16 de octubre, es decir cómo mínimo antes del 1 de octubre.

En palabras del representante de UGT, la intención del sindicato es “convocar una huelga general de todas nuestras delegaciones en el mundo, entre las que estaría la embajada permanente de España ante la Unión Europea. De no llegarse a un acuerdo el paro será absoluto”, sentencia.

El MAEC se mantiene a la espera

Por su parte, según ha podido saber ECD, un representante de comunicación del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) asegura que, si bien la huelga indefinida convocada para el 27 de septiembre por el personal laboral en Argentina es oficial, no lo es así en el caso de la posible huelga general de todas las delegaciones exteriores del sindicato UGT, prevista para mediados de octubre.

“Las huelgas tienen unos procedimientos formales de tramitación, con lo que en este caso el Ministerio no se pronuncia por el momento”, hasta que pasada esta semana sea convocada con carácter oficial.

Preguntado sobre las repercusiones que tendría una huelga a nivel mundial de estas características, el representante del MAEC se mantiene cauto en sus declaraciones asegurando “no poder dar ninguna declaración sobre las repercusiones”, al no haber sido declarada aún formalmente.

La reunión de Hacienda

Asimismo, la misma fuente del MAEC añade que en “el caso de Buenos Aires se convocó y se desconvocó y ahora se vuelve a convocar”, pero no es únicamente responsabilidad del Ministerio de Exteriores negociar sobre este tema. Desde el Ministerio confían que la huelga convocada para finales de mes en el país austral no dé grandes problemas, si cumplen con los servicios mínimos, “como se cumplieron satisfactoriamente en anteriores huelgas”.

El Ministerio de Exteriores echa balones fuera y asegura que “el tema de las huelgas del personal laboral en el servicio exterior de España afecta a varios ministerios. Para que nos hagamos una idea, de todo el personal laboral que trabaja para delegaciones españolas en el exterior, sólo un 43% dependen del MAEC”.

Es mediante el artículo 33.4 de la Ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2016 como se actualizan las retribuciones de los empleados laborales en el exterior de acuerdo con las circunstancias específicas de cada país, siendo por ende competencia del Ministerio de Hacienda.

Tal y como nos confirma la fuente del MAEC, el pasado 20 de junio hubo una reunión para abordar los problemas de las retribuciones congeladas del personal laboral y atajar así las huelgas convocadas en las distintas delegaciones españolas en el extranjero.

“Dicha reunión fue convocada por el Ministerio de Hacienda y los sindicatos y acudieron representantes de todos los ministerios”, asevera, añadiendo que desde el Ministerio de Asuntos Exteriores entienden que este problema laboral no pueden resolverlo por ellos mismo, al ser competencia de Hacienda y de alcance interministerial.

Reivindicaciones

Sin embargo, esta reunión lejos de frenar el problema ha agravado la situación, al sentir los sindicatos que las administraciones públicas no quieren atender a las demandas laborales sobre la congelación salarial.

“La última huelga realizada fue el 8 de septiembre en todas las oficinas técnicas de AECID y fue secundada por un 40% de la plantilla, que abandonaron sus puestos en busca de reconocimiento de organismos internacionales extranjeros”. Según traslada Trenado, “las reivindicaciones son dobles. Por un lado a causa de la congelación salarial que existe sobre los empleados labores durante los últimos 10 años”, aunque por parte del MAEC alegan que es desde 2009 y que la congelación salarial “no es para ni bien, ni para mal”.

Por el otro, los sindicatos se quejan de las pésimas condiciones laborales que hacen tener contratos “que no son ni legales, porque no se ajustan a la conjugación que debe hacerse entre la normativa española de la oficina en el exterior y la normativa propia del país donde se ubica”. Es esa, para el sindicato, la clave del asunto, los incumplimientos tanto por aumento salarial, como por cotizaciones complementarias.

La gran deuda

En ese sentido, Marruecos sería, para el sindicato, el caso ejemplificador. "Las nóminas de los trabajadores de nacionalidad marroquí están siendo embargadas por culpa de la administración española. Y es que, aprovechando el estatus quo, la administración española durante años no retuvo el IRPF y el resto de impuestos que tributan en Marruecos a los trabajadores autóctonos que trabajan en las delegaciones españolas, con lo que se ha amontonado una deuda que ahora exigen las autoridades marroquíes.

Así es, esta deuda ha originado, según el Secretario general de la federación del Exterior de UGT, que Marruecos ejecute de manera forzosa el embargo de bienes a los trabajadores marroquíes de las oficinas españolas e, incluso, de trabajadores autóctonos ya jubilados. Con lo que la única solución desde UGT es que España pacte con Marruecos una forma de devolución de la cantidad que la administración alauita reclama, de igual forma que han hecho ya otras como la estadounidense o la francesa.

Sin embargo, tal y como nos aseguran a ECD fuentes del Ministerio de Exteriores, ellos sólo tienen constancia desde “el 2012 de la legislación Marroquí sobre retenciones en materia de cotizaciones de los empleados de la Embajada en Marruecos y embargos en caso de impagos de las mismas”.

El MAEC recuerda a los sindicatos que jurídicamente “la Embajada no tiene obligación legal de retener cotizaciones de los empleados”, pero aseguran desde el Ministerio que han puesto los mecanismos para solucionar el problema.

En concreto, el Ministerio ya suscribió un acuerdo de colaboración con la Hacienda alauita en la que los trabajadores autóctonos se adscribían “para regularizar de forma voluntaria las retenciones legalmente exigibles evitar así eventuales medidas de embargo de la Administración de Marruecos”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··