Sábado 24/02/2018. Actualizado 01:17h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Esquerra ve la propuesta con buenos ojos

Jordi Turull o Josep Rull: la alternativa a Puigdemont para presidir Cataluña

El PDeCAT da por amortizado al ex president y sondea el apoyo de ERC para investir a uno de los dos ex consejeros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carles Puigdemont ha sido descartado en el PDeCAT como candidato a presidir la Generalitat. Públicamente se mantiene la apuesta por una investidura del ex president, pero en privado, y más tras la filtración de sus mensajes a Toni Comín, se le da por amortizado. Las alternativas en las que ya trabaja el partido son Josep Rull y Jordi Turull.

Jordi Turull y Josep Rull en un acto de campaña de JxCAT. Jordi Turull y Josep Rull en un acto de campaña de JxCAT.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, la dirección de la antigua Convergència, con Marta Pascal a la cabeza, tiene ya claro que Puigdemont no podrá ser reelegido president. De momento, la estrategia es mantener su candidatura a la investidura, pero, como él mismo aseguró en sus mensajes a Comín, el PDeCAT está dispuesto a “sacrificarle”.

Tanto es así, que según las fuentes consultadas por este diario, los antiguos convergentes ya han iniciado una campaña para impulsar a Turull o a Rull como alternativas al ex president: “Tanto el martes como el miércoles ha habido conversaciones internas y también con ERC. Y esos nombres han estado sobre la mesa”.

Ambos han marcado distancias con Puigdemont

Los dos aspirantes, de hecho, son conscientes de que pueden ser los elegidos para candidato a la presidencia de la Generalitat. A pesar de sus declaraciones públicas de respaldo a Puigdemont, lo cierto es que han marcado distancias con el ex president.

El mismo martes, día en el que Roger Torrent suspendió el pleno de investidura, ambos reconocieron en privado que ese parón era la mejor decisión posible: “Son conscientes de que, si el martes se llega a votar, ellos hubieran vuelto inmediatamente a la cárcel”.

En ese mismo sentido se expresan otros cargos del PDeCAT, que veían “ridícula” la investidura telemática que proponía el ex president: “El Tribunal Constitucional hubiera suspendido el pleno, la investidura no hubiera tenido validez... y encima todos los miembros de la Mesa hubieran sido automáticamente imputados”.

La obsesión de Puigdemont por exigir esa fórmula para la investidura ha provocado que dentro del PDeCAT haya perdido apoyos, en beneficio de Turull y Rull. Dos ex consejeros que, pese a tener todavía pendiente su juicio en el Tribunal Supremo y de haber pasado por prisión, “pueden ser elegidos sin ningún problema”.

Un grupo parlamentario fragmentado

El ingreso de ambos en prisión por llevar hasta el final el procés es su principal aval para presentarse como alternativa a Puigdemont: ellos, al contrario que el ex president, “no han tenido miedo a ser encarcelados”, insisten desde el PDeCAT. Pese a ello, la dirección del partido considera que el candidato de Junts per Catalunya no les pondrá las cosas fáciles.

Desde el partido recuerdan que Puigdemont ya movió, en su día, los nombres de Elsa Artadi y de Eduard Pujol como posibles “sucesores” si el “Estado español” impedía su investidura. En los últimos días, además, el ex president también ha apuntado a Jordi Sánchez. Tres nombres que el sector más afín al ex alcalde de Gerona, dentro del Grupo Parlamentario, también apoyarían.

Las fuentes consultadas por ECD explican que de los 34 diputados que tiene Junts per Catalunya en el Parlamento, 14 se mantienen leales a Puigdemont, 18 apuestan por romper definitivamente con la etapa liderada por el ex president, y dos están “en zona de nadie”. El reto del PDeCAT, por tanto, es evitar que la división del Grupo no acabe en fractura cuando se elija a un nuevo candidato.

Los antiguos convergentes no descartan dimisiones una vez que se oficialice la candidatura de Turull o de Rull. No obstante, están dispuestos a asumir ese desgaste con tal de evitar nuevas elecciones autonómicas.

Buena predisposición por parte de ERC

ECD se ha puesto en contacto con altos cargos de ERC para conocer la predisposición de los republicanos a investir a otro candidato del PDeCAT que no sea Carles Puigdemont. Y, a pesar de que hace no mucho en Esquerra se descartaba ese escenario, el discurso ahora ha cambiado: “Es una opción que se está barajando y que tendremos que estudiar cuando nos la presenten oficialmente”.

Las fuentes de ERC confirman que tanto Turull como Rull “ya se están moviendo” para presentarse como alternativa, aunque desde el PDeCAT no se ha hecho todavía una “comunicación formal” en este sentido: “Los mensajes de Puigdemont pueden precipitar los acontecimientos, pero lo cierto es que estos dos nombres ya estaban sobre la mesa”.

Preguntados sobre los candidatos, los dirigentes republicanos contactados por este diario no tienen problema en alabarles: “A diferencia de Puigdemont, que ya ha dicho que prefiere ser president a presidiario, decidieron quedarse y acudir al Supremo. Como Junqueras. Además, no están huidos de la Justicia, y eso ayuda a la investidura”.

En Esquerra no quieren olvidarse de Oriol Junqueras, “vicepresidente del Govern legítimo en el que ha insistido el PDeCAT”. Tampoco como posible alternativa a Puigdemont. Aunque admiten la dificultad de su investidura: “No tiene pinta de que vaya salir de la cárcel y hay que ser realistas”, afirman.

Así las cosas, en ERC insisten en que la prioridad ahora es formar nuevo Govern y evitar nuevas elecciones. Y, para ello, los republicanos están dispuestos a apoyar a otro candidato del PDeCAT: “Estamos dispuestos a negociar y a escuchar cuál es su propuesta, pero deben actuar rápido”, advierten.

Lo que sí descarta tajantemente Esquerra es intentar liderar un gobierno de izquierdas con el PSC y En Comú, tal y como se especuló ayer: “Es ciencia ficción. No dan los números y además no tenemos el mismo proyecto”.

Arrimadas no se presentará a la investidura

Una vez conocidos los mensajes de Puigdemont a Toni Comín, desde el PSC, y sobre todo desde el PP, aprovecharon la coyuntura para reclamar públicamente a Inés Arrimadas que se presentara a la investidura, aún sin tener los apoyos suficientes, para “poner en marcha el reloj de la investidura” ante la actual situación de bloqueo.

Altos cargos de Ciudadanos consultados por ECD, sin embargo, rechazan tal posibilidad. Recuerdan que en la Comunidad de Madrid, tras el “Tamayazo” de 2003, se dieron por iniciados los plazos sin un nuevo debate de investidura, algo que podría repetirse ahora una vez cancelado por Torrent el pleno previsto para el martes.

De hecho, afirman estas fuentes, “nosotros creemos que al final habrá legislatura sin necesidad de nuevas elecciones”. Por eso, añaden, “ya estamos en conversaciones con todos los partidos para formar las comisiones y subcomisiones parlamentarias”. Tanto PP como PSC –afirman- conocen esas negociaciones, pero “prefieren enredar con un imposible”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·