Miércoles 23/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Tormenta en el PP

‘Líneas rojas’ que no se cambiarán en el aborto: se mantendrá como ley de supuestos, no de plazos, y las menores tendrán que contar con sus padres

Naciones Unidas pidió a España que eliminara como motivo para interrumpir el embarazo la existencia de discapacidades en el no nacido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las reticencias dentro de su propio partido a la nueva ley de aborto que ha preparado Alberto Ruiz Gallardón, y el desarrollo de la última junta directiva nacional del PP, provocarán con toda seguridad cambios en el actual texto. Pero hay dos puntos que se mantendrán como irrenunciables: seguirá siendo una ley de supuestos, no de plazos, y las menores deberán contar con el parecer de sus padres para abortar.

Rajoy y Gallardón. Rajoy y Gallardón.

Fuentes del Gobierno, y también el Partido Popular, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, dan ya como seguro que el anteproyecto de ley de aborto, tal como fue elaborado por el ministerio de Justicia y que aprobó el consejo de ministros, será modificado.

Fuentes próximas al ministerio de Justicia admiten que, en efecto, existen diferencias dentro del Partido Popular sobre la actual redacción, pero afirman que no creen que vaya a producirse ninguna "batalla", entre otras cosas porque Ruiz Gallardón ya dijo, en el comité ejecutivo del lunes, que las puertas de su despacho están abiertas a aportaciones.

Dos principios irrenunciables

Las citadas fuentes explican a ECD que cualquier modificación del anteproyecto tendrá, sin embargo, dos puntos irrenunciables, y que por tanto no se cambiarán: la nueva ley de aborto será, como dice el borrador, una ley de supuestos; y las menores que se planteen abortar tendrán que contar con sus padres.

En ningún caso, por tanto, se volverá a una ley de plazos, que fije unas semanas dentro de las cuales se permite el aborto, como ocurre con la ‘ley Aído’, la que aprobó en 2010 el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Además, se mantendrá la actual exigencia de que los padres sean consultados o informados en los casos de las menores que planteen someterse a un aborto.

Esos dos principios, verdaderas ‘líneas rojas’, tienen el pleno respaldo del presidente Rajoy, quien, según las fuentes consultadas, ha llegado a afirmar que son aspectos que "están en el ADN del PP".

Tardará varios meses

El texto aprobado por el consejo de ministros es todavía sólo un anteproyecto, que posteriormente deberá convertirse en proyecto de ley, aprobado de nuevo por el Consejo de Ministros, y que será enviado finalmente a las Cortes para el debate en el Congreso y en el Senado.

Hasta que se convierta en proyecto de ley, el ministerio de Justicia va a proceder a solicitar nuevos informes, y sobre todo pedirá el parecer de los órganos consultivos, como es el Consejo de Estado.

El proceso para la redacción final tardará aún varios meses, según las fuentes consultadas por ECD, y en ese tiempo se procederá a introducir los cambios y mejoras que se propongan.

El supuesto de malformaciones

Las mismas fuentes ven muy difícil que se pueda incluir un nuevo supuesto de aborto, el de malformaciones en el feto, porque, entre otras razones, plantea un problema de discriminación por motivo de enfermedad. Y existe una recomendación de Naciones Unidas a España para que se elimine esa posibilidad.

El Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, en el sexto período de sesiones, celebrado del 19 al 23 de septiembre de 2011, analizó en concreto cómo se cumplía en este país la Convención de Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad, firmada por España.

Se elaboró un informe en el que, en el apartado tercero, titulado “Principales motivos de preocupación y recomendaciones”, el comité tomaba nota sobre la ley de aborto de 2010 (ley 2/2010, de 3 de marzo de 2010, sobre la salud sexual y reproductiva), que permite el aborto durante las primeras 14 semanas, e incluye dos casos en los que se amplían los plazos para el aborto si el feto tiene una discapacidad: hasta las 22 semanas de gestación cuando exista un "riesgo de graves anomalías en el feto", y después de 22 semanas de gestación cuando, entre otras cosas, "se detecte en el feto una enfermedad extremadamente grave e incurable".

El Comité recomendó a España, y así lo ha trasladado al Gobierno, “que suprima la distinción hecha en la Ley Nº 2/2010 en cuanto al plazo dentro del cual la ley permite que se interrumpa un embarazo por motivos de discapacidad exclusivamente”.

Un proyecto del Gobierno

En cuanto al contenido del actual anteproyecto elaborado por Justicia, las fuentes consultadas explican que su contenido responde a los criterios del Partido Popular (que lo llevó en su programa electoral), a la sentencia del Tribunal Constitucional, y al propio recurso presentado en el TC por el PP contra la ley de aborto de 2010. Un recurso que estuvo firmado, en primera posición, por Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría.

Añaden que, aunque el peso de la redacción lo ha llevado Justicia, el texto se ha preparado junto con los ministerios de Sanidad y de Presidencia.

Respecto a las supuestas reticencias de la vicepresidenta, además de que firmó el recurso ante el TC, se destaca que el anteproyecto ha sido aprobado en un consejo de ministros que precisamente presidió Sáenz de Santamaría, debido a que Rajoy se encontraba fuera de España.

Apoyo de otro grupo parlamentario

Fuentes de la dirección del PP cuentan que el presidente del Gobierno y del partido, Mariano Rajoy, se ha marcado como objetivo que esta ley cuente con el apoyo de al menos otro grupo parlamentario en la Cámara Baja.

Según esas fuentes, con el actual  texto “eso parece imposible”, y por ese motivo, “se puede empezar a negociar con la base de una serie de modificaciones”.

En las próximas reuniones del Consejo de Ministros, se trabajará en los cambios a introducir en el texto inicial y en las enmiendas que posteriormente debatirá el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados.

En la Ejecutiva nacional del martes, Mariano Rajoy confirmó a los dirigentes del partido y barones regionales que pediría a Alberto Ruiz-Gallardón que incluyera modificaciones en el texto de la ley del aborto.

En este sentido, el presidente del Gobierno realizó el siguiente anuncio: “El anteproyecto de ley incluirá cambios antes de presentarse en el Congreso para la tramitación parlamentaria”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··