Viernes 20/10/2017. Actualizado 07:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Negociaciones para la investidura

Por qué Luis de Guindos se ha quedado fuera de las negociaciones PP-C’s: Soraya manda

Génova priorizó la presencia de representantes del partido, Moncloa apostó por la entrada de miembros del Gobierno y la vicepresidenta colocó a Fátima Báñez, Álvaro Nadal y José Luis Ayllón

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La sintonía entre De Guindos y Luis Garicano, responsable económico de Ciudadanos, venía facilitando un intercambio de datos económicos que permitía a Albert Rivera avanzar por separado en sus previsiones financieras. Pero finalmente el ministro de Economía en funciones ha quedado fuera de la mesa de negociación.


Soraya Sáenz de Santamaría y Luis de Guindos. Soraya Sáenz de Santamaría y Luis de Guindos.

En la dirección del PP también se admitía que Luis de Guindos “había tomado totalmente las riendas de las conversaciones con la cúpula de Ciudadanos”.

Hay que recordar, además, que el actual ministro de Economía había sido la cara económica de la última campaña electoral del PP para el 26-J. Ha logrado evitar la multa de Bruselas por el déficit. Y es el encargado, por orden directa del presidente, de intercambiar información prácticamente a diario con Garicano.

Pero De Guindos quedó el pasado viernes fuera de la mesa negociadora PP-Ciudadanos para lograr un pacto de investidura. El Partido Popular ha designado a seis miembros no fijos que se están sentando a negociar esta semana dependiendo del asunto a tratar.

Son personas que, por un lado, forman parte del grupo parlamentario popular y, por otro, de la máxima confianza del presidente del Gobierno en funciones.

En un principio, según ha podido saber El Confidencial Digital, Génova apostó por la elección de miembros del partido en la mesa. Pero Moncloa consideró después conveniente también la participación de miembros del Gobierno, dados algunos de los temas a negociar.

En ese momento, la vicepresidenta propuso, puesto que cumplían ambas condiciones, a Fátima Báñez, Álvaro Nadal y José Luis Ayllón. Hay que recordar que forman parte de su núcleo duro de colaboradores, formado en la trinchera de oposición a Zapatero. Un grupo que se mantiene cohesionado en torno a la vicepresidenta, y en el que tiene también una presencia especial Cristóbal Montoro.

Quiere quitar competencias a De Guindos

Tal y cómo se ha contado en ECD, la vicepresidenta ya ha estado maniobrando, durante las últimas semanas, para quitar competencias a Luis de Guindos dentro de ese nuevo súper-ministerio de Economía que visualiza Rajoy.

Así, la propuesta de Sáenz de Santamaría es que si Hacienda pasa a depender de Economía, debe perder las competencias relacionadas con las Administraciones Públicas. Una responsabilidad que pasaría a ostentar ella misma.

Soraya ya logró más cota de poder dentro del Gobierno tras la marcha de José Manuel Soria. La absorción del Ministerio de Industria por parte de Economía, defendida por ella misma ante Mariano Rajoy, permitió a la vicepresidenta controlar este departamento gracias a la interlocución que mantiene con Alberto Nadal.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·