Domingo 22/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se ha consolidado como la “tercera vía” en el duelo de lideresas

Pablo Casado da por hecho que será presidente del PP si sobrevive a la criba del 5 de julio

Mantiene contactos para garantizarse el apoyo de los compromisarios de Soraya o Cospedal cuando una de las dos quede fuera

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pablo Casado va a por todas al congreso del PP. Hasta tal punto, que ha declarado que, de no ser elegido presidente, se plantearía su continuidad en la política. El joven diputado se ve con serias opciones de ser elegido el sucesor de Rajoy si supera la primera votación del 5 de julio. Y, por ese motivo, ya se está moviendo para lograr el apoyo decisivo de los futuros compromisarios.

Pablo Casado Pablo Casado

 “Todo depende del día 5. Si pasamos, Pablo tiene todas las posibilidades para ganar el congreso”. Esta frase, pronunciada por uno de los principales colaboradores de Casado en su equipo de campaña, refleja a las claras el sentir del ex vicesecretario de Comunicación del PP, y de todo su equipo, de cara a las semanas decisivas que vienen.

La misma fuente reconoce al Confidencial Digital que, cuando Casado dio el paso, “existían muchas dudas e interrogantes” sobre cómo respondería la militancia a esa candidatura. No obstante, “las sensaciones de la campaña son muy buenas. Estamos corriendo muchísimo y vamos a la votación del 5 con nuestras opciones intactas”.

Se puede evitar el mano a mano Soraya-Cospedal”

En opinión de Casado y su equipo de campaña, el congreso se ha diseñado para que María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, se jueguen el todo por el todo en la votación de los compromisarios del día 21: “El censo ha estado controlado por el aparato y las ejecutivas regionales, donde ellas pueden impulsar a unos delegados en detrimento de otro”.

No obstante, avisan, “una cosa son los compromisarios del congreso y otro los participantes que irán a votar el día 5”. Y es en esa votación donde “se puede decidir la presidencia, si Pablo queda por delante de una de las dos”.

En ese sentido, desde el entorno de Casado se confía en que el “voto oculto”, el que no controla el “aparato”, sitúe al diputado por Ávila entre los dos candidatos más apoyados, permitiéndole aspirar a la presidencia en el congreso que se celebrará en 19 días. Un escenario que, a día de hoy, es absolutamente factible: “Está con las mismas posibilidades que Soraya y Cospedal”.

A por los compromisarios de la “descartada”

En previsión de ese “paso a la final”, en el equipo de campaña de Casado ya se han puesto manos a la obra para que su candidato, incluso sin ser el más votado el día 5, se imponga a Soraya Sáenz de Santamaría o María Dolores de Cospedal en el congreso del 20 y 21 de julio.

Para ello, explican las fuentes consultadas, se están iniciando contactos con los afines de una y otra que, con casi toda probabilidad, serán elegidos compromisarios el próximo día 5: “El objetivo es que todos ellos, si su candidata no llega con opciones al congreso, nos vote a nosotros”.

El movimiento es “absolutamente factible y lógico”, ya que “si Soraya no pasa el corte, sus compromisarios votarán a la alternativa de Cospedal en el congreso, y lo mismo pasaría a la inversa”. Por tanto, “si llegamos con vida al congreso, el voto de castigo de una de las dos 'descartadas' hacia la rival nos puede llevar a la presidencia”.

Con esta previsión, Casado descarta tajantemente llegar a un acuerdo previo al congreso su supera la criba del 5: “Tanto Soraya como Cospedal pueden buscarlo porque saben que los compromisarios de la rival nos votarán a nosotros. Pero Pablo quiere llegar hasta el final para ganar y ser presidente”.




·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·