Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Presiones de los anticapitalistas para que lo fulmine

Pablo Iglesias tratará de retener a Errejón para que no le monte otro Podemos

Le propondrá que continúe en la Ejecutiva del partido. El número dos mantiene contactos con Compromís, Colau y las Mareas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pablo Iglesias ha asumido que Vistalegre II será una guerra en la que habrá vencedores y vencidos. Pero el secretario general no hará sangre con Íñigo Errejón si se impone al número dos en la votación sobre el proyecto político. Le ofrecerá mantenerse en la Ejecutiva para evitar que se marche e impulse un nuevo partido.

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en Podemos, Iglesias está empezando ya a diseñar la nueva dirección del partido que saldrá de la Asamblea Ciudadana de este fin de semana. Y lo hace contando ya con que obtendrá una victoria mínima que le obligue a pactar con Izquierda Anticapitalista.

En medio de esa ecuación se encontrará un Íñigo Errejón derrotado cuyo futuro en Podemos dependerá entonces del secretario general. El líder de la formación morada es consciente de ello y, según su entorno, no buscará ajustar cuentas, sino todo lo contrario: ofrecerá a su actual número dos mantenerse en la Ejecutiva y ser “importante en el futuro de Podemos”.

De hecho, tal y como informó este lunes El País, Iglesias intentó, hace unas semanas, convencer a Errejón de no presentarse contra él en la Asamblea Ciudadana. A cambió le ofreció ser candidato, dentro de dos años, a la Comunidad o al Ayuntamiento de Madrid. Una propuesta que el número dos no aceptó pero que puede repetirse tras Vistalegre II.

Teme que monte otro partido

Esta actitud del secretario general hacia el que se ha convertido en su principal rival puede sorprender a algunos, pero no a sus colaboradores más próximos, que ven lógico el movimiento ante una amenaza de ruptura:

-- “Pablo no es tonto y sabe que si prescinde de Errejón el partido se parte en dos y, además, corre el riesgo de que Íñigo se marche y monte algo por su cuenta”.

Iglesias no quiere prescindir de Errejón para que éste “no monte otro Podemos” que reste fuerza a la formación morada. Una posibilidad que en la ejecutiva del partido no se descarta, sobre todo por los movimientos que ha dado en el último año el actual número dos.

Errejón no descarta su marcha

Al secretario general no se le escapan los acercamientos que ha realizado a Ada Colau, Mónica Oltra, varios dirigentes de Compromís y líderes de Mareas.

Errejón contaría con el apoyo de la vicepresidenta valenciana y de la alcaldesa de Barcelona para iniciar un nuevo proyecto político, así como de plataformas ciudadanas que pedían hace meses una alianza de izquierdas para derrocar al PP. Con todos ellos “ha mantenido contactos”, dejando abierta la posibilidad de cambiar de aires.

Su idea, explican cargos afines a Errejón, sería la de “un partido más transversal frente al giro hacia la izquierda tradicional de Iglesias, con su apuesta por IU e Izquierda Anticapitalista”.

Consciente de las dudas que suscita su futuro a corto plazo, el actual portavoz de Podemos en el Congreso ha querido ser tajante con su equipo, afirmando que no se irá del partido “hasta que me echen”. No obstante, en foros más privados, ha dejado otra reflexión que abre la puerta a su salida:

-- “Podemos es un instrumento, un medio para lograr el cambio. Y si ese instrumento no vale, habrá que buscar otro”.

Los anticapitalistas, contra el actual número dos

La continuidad de Errejón en Podemos, por tanto, depende de la oferta que le haga Iglesias el sábado en la Asamblea Ciudadana. El secretario general deberá tener cintura para convencer a su actual número dos y, a la vez, no enfadar a una Izquierda Anticapitalista con la que forzosamente tendrá que llegar a un acuerdo para configurar su nueva ejecutiva.

Y es precisamente en las exigencias de los anticapitalistas donde Iglesias puede encontrar problemas. Desde finales del año pasado, Pablo Echenique ha reclamado al secretario general la cabeza de Errejón para convertirse él en el nuevo número dos. Tras confirmarse que ambos llevarán proyectos distintos a Vistalegre II, esas reivindicaciones se han hecho más fuertes.

Pese a ello, las fuentes consultadas por ECD no descartan, incluso, que Errejón se mantenga como secretario de Política si sus resultados se aproximan mucho a los de Iglesias. Si no fuera así, el secretario general tendrá más argumentos para situar un nuevo número dos aunque conservando a Errejón en la Ejecutiva.

Todo un encaje de bolillos con un doble objetivo: retener al actual portavoz en el Congreso y, además, asegurarse el control del nuevo Podemos a través de la alianza con Izquierda Anticapitalista.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·