Viernes 15/12/2017. Actualizado 11:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El ex lehendakari ha dado el paso para liderar el PSOE

La candidatura de Patxi López confirma los temores de Susana Díaz: tendrá que volver a pelear contra Rubalcaba

La andaluza ya perdió contra el ex secretario general en el congreso de 2012. Desde hace meses, sospechaba de él como el impulsor de la corriente “Ni Sú ni Sá” que ha servido de plataforma para el vasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Patxi López dio este domingo el paso que muchos, en el PSOE, esperaban desde hace varias semanas. El ex lehendakari ha anunciado que se presenta a las primarias para ser secretario general del partido y, aunque ha asegurado que no irá “contra nadie”, Susana Díaz ha asumido que será un duro rival para llegar a Ferraz porque detrás de él está Alfredo Pérez Rubalcaba.

Patxi López, en el anuncio de su candidatura. Patxi López, en el anuncio de su candidatura.

El pasado mes de noviembre, El Confidencial Digital adelantó la creación de una corriente interna en el PSOE que empezaba a inquietar a Susana Díaz. Se trataba de los defensores del “´Ni Sú ni Sá” o, lo que es lo mismo, de una candidatura diferente a la de la presidenta de la Junta y la de Pedro Sánchez a la secretaría general. Un movimiento surgido de dos importantes federaciones, la de Madrid y la de País Vasco, que desde el principio levantó las sospechas de la sevillana.

Tal y como se relató días después en estas páginas, Díaz había reconocido a su entorno más próximo que estaba segura que detrás de esa maniobra estaba Alfredo Pérez Rubalcaba. El ex vicepresidente del Gobierno, rival de la lideresa en su etapa de secretario general, había aunado fuerzas con ella para forzar el cese de Sánchez pero, una vez logrado ese objetivo, empezaba a actuar por libre.

El objetivo de Rubalcaba, entendía la dirigente andaluza, era promocionar un candidato alternativo a ella, y ese no era otro que Patxi López. El ex lehendakari, de hecho, confirmó este domingo las sospechas de Díaz, al asegurar que había recibido, en las últimas semanas, el respaldo de muchas personas. Y, entre ellas, la presidenta de la Junta está convencida de que está el propio Rubalcaba.

Nuevo duelo contra su más duro adversario

El anuncio de la candidatura de López y el aviso de que tiene el apoyo de relevantes ex dirigentes del partido avoca a Díaz a volver a enfrentarse, de nuevo, con uno de sus más duros adversarios, y de los pocos -si no el único- que han conseguido derrotarla en el último lusto.

Ya en 2012, Alfredo Pérez Rubalcaba venció a Susana Díaz, y encima en Andalucía, en el congreso del PSOE tras la debacle electoral de las elecciones de noviembre de 2011. Entonces, la sevillana era la número dos de la candidatura de Carme Chacón a la secretaría general y, pese al respaldo de José Antonio Griñán, el cántabro se impuso en ese proceso al lograr votos de delegados andaluces que tanto Chacón como Díaz daban por seguros para ellas.

Desde el equipo de la presidenta de la Junta, no obstante, recuerdan que dos años después, en el congreso extraordinario de 2014, fue Díaz la que se impuso a Rubalcaba, ya que la primera apoyaba a Sánchez y el segundo a Madina. Pese a ello, en el PSOE andaluz admiten estar nerviosos porque, ahora, Díaz tendrá el desgaste de ser la candidata mientras que Rubalcaba podrá “moverse en la sombra” en beneficio de Patxi López.

El factor Pedro Sánchez

Por otra parte, explican a ECD desde el entorno de Díaz, la andaluza da por hecho que, además de contra Rubalcaba, tendrá que pelear contra un Pedro Sánchez que, tras el anuncio de Patxi López, “probablemente decida dar un paso atrás”. Una tesis que parece respaldada por las palabras del propio ex lehendakari, que ha asegurando que cuenta con el madrileño si gana el congreso.

Si se cumple esa previsión, el ex secretario general y todos sus apoyos se movilizarán a favor del vasco, que se mantuvo fiel a él hasta el final, y pese a la dimisión en bloque de la mitad de su ejecutiva. Un gesto que le granjeó entonces el respaldo de los sanchistas y que puede ser clave en un congreso donde se medirá a la que impulsó esas salidas en masa de Ferraz días antes del Comité Federal que provocó la caída de Sánchez.

Así las cosas, Díaz ha asumido que, de confirmarse que “Pedro ya no se presenta”, deberá pelear, nada menos, que con alguien apoyado, cada uno en su espacio, por los dos últimos secretarios generales del PSOE: el propio Sánchez y Rubalcaba. Su consuelo, no obstante, es que a ella, según aseguran en su entorno, la apoyan los dos anteriores que, además, ganaron elecciones: José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··