Lunes 11/12/2017. Actualizado 18:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

De ahí su insistencia en reclamar una fecha

Pedro Sánchez reconsidera su “no” a Rajoy pero busca que fracase en una sesión de investidura

Ha trasladado a la ejecutiva que le parece de “justicia” obligar al candidato del PP a sufrir una derrota en el Congreso como la suya. Después, abriría la puerta a una abstención

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras dos semanas de silencio, concretamente desde que el 2 de agosto se reuniera con Rajoy para transmitirle el ‘no’ del PSOE a su investidura, Pedro Sánchez reapareció este miércoles. Reiteró su “no” al candidato del PP. Pero en privado ha reconocido a su equipo que está reconsiderando su posición, aunque esconde una contrapartida.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Mariano Rajoy y Pedro Sánchez.

El líder socialista abandonó su retiro el mismo día que el Comité Ejecutivo del PP debatía, aunque Rajoy no acabó de aclarar si aceptaba, las exigencias planteadas por Albert Rivera para comenzar a negociar y abrir la puerta a que Ciudadanos transforme su abstención en un ‘sí’.

Públicamente, Sánchez reiteró su “no” a Rajoy. Minutos después de que terminara la comparecencia del presidente en funciones en Génova, ratificó su negativa a facilitar un Gobierno de Rajoy por una cuestión “ética y de convicción ideológica”, dijo. Una decisión para la que pidió “respeto” al resto de formaciones.

“Que pase primero por una investidura fallida”

Sin embargo, según fuentes de la ejecutiva socialista, consultadas por El Confidencial Digital, el objetivo del líder del PSOE es que Rajoy se someta primero a una investidura fallida (garantizada con los 85 “no” del PSOE) y que luego, a partir de septiembre, la dirección de Ferraz abra la puerta a una abstención.

Rajoy mantiene en el aire la fecha de la investidura y la condiciona a que Sánchez cambie de posición: “Lo importante no es la fecha del debate sino la fecha del Gobierno. Ciudadanos se ha movido, pero el PSOE parece preferir que se repitan las elecciones. Lo que procede ahora es que yo hable con Sánchez para ver si él prefiere unas terceras elecciones y, de lo contrario, para ver cuándo cree él que debe ser el debate de investidura, ha explicado.

Empatar en el número de intentos fracasados

Pero la posición de Pedro Sánchez seguirá enrocada en el “no”. Esconde esa contrapartida para que el candidato del PP le empate en el número de intentos fallidos de ser investido en el Congreso.

Sánchez considera que “es de justicia” obligar a Rajoy a sufrir una derrota en las dos primeras votaciones como las que afrontó él. Recuerda que él se presentó a la investidura en marzo solo con los votos de Ciudadanos, sabiendo que no contaba con los apoyos suficientes al igual que ahora Rajoy, pero con la responsabilidad de poner en marcha los plazos constituciones en caso de fracaso y evitar que el bloqueo se eternizase.

Después, ha anticipado a los suyos, podría ser ya el momento de abrir ese debate interno, que han pedido entre otros Zapatero y Felipe González, que conduzca a una abstención en un segundo debate de investidura convocado semanas más tarde.

Insistencia en reclamar una fecha para el debate

Por eso, el líder socialista instó este miércoles al candidato del PP a “fijar fecha y hora” para la investidura. De no hacerlo antes del viernes, anunció, el PSOE presentará a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, una moción para que apremie a Mariano Rajoy a que lo haga.

“No sabemos la fecha de la investidura, ni si se va a presentar”, criticó. Fuentes de la cúpula socialista reconocen a ECD que esta insistencia en reclamar una fecha responde también al deseo de Sánchez de que “Rajoy pase al menos por una investidura fallida como él”.

Ferraz reconoce ya el desgaste de Pedro Sánchez

Las voces críticas con el empeño obsesivo de Sánchez en el “no”, incluso el recurso a las viejas glorias del partido y sus apelaciones a consentir de modo urgente una investidura del PP, no han conseguido, por el momento, erosionar el ánimo del secretario general.

Hace unos días, el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, sostuvo que nadie iba a “quebrar” al PSOE. Días después, Oscar López añadió que la unidad del partido en el “no” a Rajoy es inalterable.

Pero en la ejecutiva socialista son conscientes de que el debate interno existe y que, además, “se está reproduciendo de modo muy conflictivo, con un severo desgaste para el liderazgo de Sánchez”, admite un miembro del órgano de dirección.

De momento, explican fuentes internas del PSOE, los barones están dando libertad de maniobra al líder para que busque una salida al embrollo antes de la convocatoria de un congreso federal.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··