Lunes 16/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Piensa que C’s será castigado si entrega Madrid al PSOE

Rajoy dará la cara por Cifuentes ante Rivera, pero si no le convence la dejará caer

A la vuelta de Argentina hablará con el líder de Ciudadanos. Considera que puede persuadirle de que “esto no es Murcia”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rajoy tiene la “última palabra” sobre el futuro de Cristina Cifuentes por la polémica de su máster. En el Gobierno y el PP han llegado a la conclusión de que, a estas alturas, es el único que podría hacerle caer. Pero el presidente está dispuesto a dar la cara por ella ante Albert Rivera y a implicarse en esta grave crisis en Madrid.


Albert Rivera y Mariano Rajoy en el Congreso. Albert Rivera y Mariano Rajoy en el Congreso.

Las relaciones entre PP y Ciudadanos a nivel autonómico están “prácticamente rotas”. Los equipos de Cifuentes e Ignacio Aguado no han logrado ponerse de acuerdo para la creación de una comisión de investigación y los reproches no dejan de subir de tono.

En la dirección del PP admiten que “cunde el desánimo”. Reconocen que es muy difícil reconducir la situación y que la crisis irá a peor con el paso de los días.

En un movimiento a la desesperada, Génova ha tomado el control de la negociación y, en un primer contacto, Fernando Martínez Maíllo, ha intentado convencer a José Manuel Villegas de que existe margen de maniobra. La respuesta ha recibido es que la posición de C’s es inamovible.

Defenderá a Cifuentes a la vuelta de Argentina

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los planes de Rajoy, el presidente ha dado orden a la dirección del PP de “intentar ganar tiempo y forzar a que Ciudadanos se replantee su ultimátum”.

Rajoy ha transmitido a varios miembros del Gobierno de la Comunidad de Madrid que se implicará personalmente en la resolución de esta crisis a la vuelta de su viaje oficial a Argentina. Tiene previsto regresar a España este jueves.

La estrategia de Ciudadanos es prácticamente la misma que desplegó hace un año en Murcia, haciendo gala de su bandera por la regeneración democrática, hasta conseguir tumbar a Pedro Antonio Sánchez. Rajoy recuerda todos los detalles de esa batalla. Los contendientes plantearon estrategias muy similares.

Pero considera que, en este caso, debe “echar un pulso a Ciudadanos”. No hay paralelismos. Se trata de escenarios diferentes, con circunstancias no equiparables. Su primer movimiento en firme, según ha comentado a los suyos, será hablar con Albert Rivera antes de que acabe la semana. El presidente cree que “puede convencerle” para desbloquear la situación.

“Esto no es Murcia. Cristina no está imputada”

El mensaje principal que Rajoy va a trasladar personalmente a Rivera es claro: “Albert, esto no es como lo de Murcia. Cristina no está imputada”.

Pedro Antonio Sánchez llevaba meses acosado por los problemas judiciales y salpicado por los casos ‘Auditorio’ y ‘Púnica’. Rajoy insistirá al líder de C's que su condición de investigado fue precisamente la clave que precipitó su caída.

En Madrid, Cifuentes no está en esa situación. Ni mucho menos. Desde su entorno se trabaja para presentarla como víctima de un presunto caos administrativo de la Universidad Rey Juan Carlos o de una trama de oscuros intereses para defenestrarla.

Unas explicaciones que, aunque algunos vicesecretarios del PP en Génova comienzan a ver con recelo, Mariano Rajoy sigue “dando por buenas”.

A C’s le perjudica entregar Madrid al PSOE

Según las fuentes consultadas por ECD, Rajoy manejará un segundo argumento ante Rivera. Le recordará que tanto a PP como a C’s les conviene una alternativa a la moción de censura. Llegar a una “salida pacífica, sin sobresaltos y nada traumática”.

Ciudadanos ha dado un plazo de 20 días, hasta el 30 de abril, para que Cristina Cifuentes se marche. Si no lo hace, apoyarán la moción de censura que el PSOE -replicando también la estrategia que siguió en Murcia- ha registrado contra la presidenta madrileña.

El debate de la moción, con el socialista Ángel Gabilondo como candidato alternativo, debe celebrarse, de acuerdo con el Reglamento de la Cámara, antes del 7 de mayo.

De prosperar, situaría en la Comunidad de Madrid a un presidente socialista, brindándole una pista de despegue para las elecciones de 2019. Rajoy advertirá también a Rivera de que Ciudadanos quedará entonces retratado, por la entrega directa del Gobierno autonómico al PSOE. Un gesto que le perjudicaría electoralmente. Sobre todo ante esos simpatizantes del PP que han empezado a alinearse con la formación naranja.

Sólo si Rivera se enroca, le pedirá que abandone

Sin embargo, Rajoy también ha marcado una línea roja en esta grave crisis: “Vale todo, menos perder Madrid”, ha transmitido estos días a consejeros del Gobierno regional. Está convencido de que ese escenario supondría el “hundimiento” de las expectativas del partido a un año de las elecciones.

Por tanto, sólo si Rivera no atiende a razones y le confirma que Ciudadanos va a apoyar la moción de censura, Rajoy se pondrá en marcha para convencer a Cristina Cifuentes de la necesidad de dar un paso al lado y ceder el mando a un candidato alternativo del PP.

“Entonces, habrá que anteponer salvar Madrid a cualquier nombre”, han anticipado altos cargos de Moncloa al equipo de Cifuentes. “Pero no antes. El presidente cree que primero hay que escuchar a la Universidad y a la Fiscalía para no cometer injusticias”,  les ha trasladado también.

Cifuentes ha prometido que no se aferrará al sillón

En el entorno de la presidenta madrileña aseguran que, apurados todos los plazos, “ella tampoco se aferrará al sillón por el bien del partido”.

ECD ha podido confirmar además que este calendario fue trazado conjuntamente por Rajoy y Cifuentes el pasado fin de semana en la Convención Nacional de Sevilla.

“Siempre le quedará la presidencia del PP de Madrid. De ahí, ni el presidente le va a echar, ni la oposición tiene nada que decir. Ha trabajado para poner el partido en orden tras la marcha de Esperanza Aguirre, ha sido ratificada ampliamente por la militancia y eso Rajoy le ha dicho que lo sabe y valora”, afirma un consejero del Gobierno regional.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··