Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Lleva dos semanas tendiendo puentes con el líder socialista

Rajoy impulsa a Pedro Sánchez como jefe de la oposición para frenar a Ciudadanos

Ha vuelto a darle protagonismo en asuntos de Estado con el objetivo de evitar un desplome del PSOE en las generales que otorgue un mayor poder de negociación a Albert Rivera

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez, y el PSOE, han vuelto a tener protagonismo en los grandes temas de Estado gracias a la mano tendida de Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno, que en su día decidió romper con el líder de los socialistas por un comportamiento que él consideraba “desleal” ha decidido ahora “rescatarlo” para evitar un desplome que beneficie a Ciudadanos.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez conversan en los jardines de La Moncloa. Mariano Rajoy y Pedro Sánchez conversan en los jardines de La Moncloa.

Hace justo un año, Mariano Rajoy decidió no volver a contar con Pedro Sánchez para llegar a pactos de Estado. El comportamiento del líder de la oposición, que por esas fechas había propuesto eliminar el ministerio de Defensa y la derogación de la reforma del artículo 135 de la Constitución, había hartado al presidente.

Además, la negativa del dirigente socialista a apoyar las medidas anti-corrupción del Gobierno, y el voto siempre en contra del PSOE en el Congreso hartó al jefe del Ejecutivo, que transmitió a los suyos que jamás volvería a contar con Sánchez.

Sin embargo, casi doce meses después de ese anuncio a su equipo, Rajoy ha protagonizado un nuevo acercamiento al secretario general del PSOE, al que ha invitado, en los últimos 15 días, dos veces a Moncloa, y al que telefonea ahora de forma habitual para informarle sobre cuestiones de seguridad tras los atentados de París el pasado sábado.

Lo hace para frenar a Ciudadanos

Pues bien. Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PP muy próximos al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy ha vuelto a tender la mano a Sánchez por dos motivos. El primero, por la actual situación en España -“el desafío catalán y la amenaza yihadista obligan a que estemos unidos”. Y, el segundo, por una cuestión de cálculo político: “No nos conviene que el PSOE se hunda”.

Sobre esta última razón, desde Moncloa y Génova explican que, dentro del partido y del Gobierno, existe preocupación por el desplome del PSOE que vaticinan algunas encuestas. Unos estudios demoscópicos que apuntan, incluso, a la posibilidad de que Ciudadanos -ahora a un punto de los socialistas- se convierta en la segunda fuerza política en España a partir del 20-D.

Ese escenario no gusta ni a Rajoy ni a su equipo, que dan por hecho que tendrán que negociar con Albert Rivera para lograr un apoyo parlamentario que les permita formar gobierno y sacar adelante importantes medidas durante la próxima legislatura.

En ese sentido, las fuentes consultadas explican que, si el PSOE se hunde y esos votos pasan a Ciudadanos, “Rivera tendría mucho más poder y, por tanto, planteará más exigencias para contar con su apoyo en la Cámara”.

Por todo ello, Rajoy prefiere a Sánchez como líder de la oposición: “Si el PSOE se mantiene como segunda fuerza, Ciudadanos querrá tener más protagonismo y estará más abierto a llegar a acuerdos que si Rivera se convirtiera en alternativa al Gobierno”.

Así las cosas, concluyen las fuentes consultadas, “el presidente ha iniciado la Operación Salvar al Soldado Sánchez”, que se prolongará hasta las elecciones generales del próximo 20 de diciembre.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·