Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ante la resistencia del PSOE a votarlos

Rajoy ofrecerá contrapartidas a los presidentes autonómicos socialistas para forzar el apoyo a los Presupuestos

Contactará directamente con Susana Díaz, Fernández Vara, Ximo Puig, García-Page... para pactar con ellos inversiones e infraestructuras en sus territorios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy ya es presidente, pero sabe que va a tener muy difícil sacar adelante las principales leyes y reformas a las que tiene que hacer frente su Gobierno. Uno de los retos son los Presupuestos Generales del Estado para 2017. Y, para hacer frente al veto del Grupo Socialista, anunciado por Antonio Hernando en la investidura, tiene ya diseñada una estrategia.

Mariano Rajoy y Susana Díaz. Mariano Rajoy y Susana Díaz.

Según explican a El Confidencial Digital altos cargos de Moncloa, el anuncio de Mariano Rajoy durante el debate de investidura, asegurando que va a convocar una cumbre de presidentes autonómicos, esconde un plan para presionar a la gestora del PSOE y al grupo parlamentario de cara a los Presupuestos.

El presidente aseguró que, en ese cónclave, se hablaría de los objetivos de estabilidad presupuestaria y del techo de gasto. Sin embargo, la idea de Rajoy es abrir la puerta, en la cumbre, a la oferta de una serie de contrapartidas a los presidentes autonómicos del PSOE con el objetivo de que, así, apoyen las cuentas para 2017.

Más inversión e infraestructuras

En concreto, su idea es contactar directamente con Susana Díaz (Andalucía), Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Ximo Puig (Comunidad Valenciana), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Javier Fernández (Asturias), Javier Lambán (Aragón) y Francina Armengol (Baleares) para formularles propuestas concretas que afecten a esas autonomías.

Las ofertas se centrarían, sobre todo, en aumentar las inversiones del Estado en dichas regiones, a través de nuevos programas de empleo conjuntos e iniciativas similares, y también pactar el impulso de nuevas infraestructuras, o relanzar algunas ya aprobadas para llevarlas a cabo a lo largo de esta legislatura.

Los presidentes socialistas, por tanto, encontrarían, por un lado, argumentos de sobra para justificar el apoyo a los Presupuestos en sus respectivas regiones; y, por el otro, “excusas” para llevar a cabo planes de ajuste, que se aprobarán en la cumbre de presidentes autonómicos y de los que pueden “culpar” al Gobierno central.

Presión para el Grupo Socialista

La ofensiva de Mariano Rajoy para convencer a los presidentes autonómicos del PSOE responde a las dudas que existen dentro del Gobierno sobre cuál va a ser la postura de la gestora y del Grupo Socialista de cara a los Presupuestos de 2017.

En Moncloa no olvidan que el jueves, en el Pleno de investidura, Antonio Hernando aseguró que el PSOE “no pensaba aprobar estos Presupuestos”, en referencia al proyecto de ley que ya prepara el PP con las cuentas del año próximo. Una postura que el Gobierno quiere cambiar... pero desde fuera del Congreso.

En ese sentido, las fuentes consultadas por ECD aseguran que, si Rajoy llega a un acuerdo con los Díaz, Vara y Page, entre otros, “nadie en Ferraz ni en el grupo parlamentario socialista se atreverá a no votar los Presupuestos”.

El apoyo o la abstención del PSOE constituyen requisito imprescindible para que la ley presupuestaria salga adelante y no haya que prorrogar las cuentas de 2016.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··