Miércoles 18/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Busca repetir la mayoría que echó a Rajoy de La Moncloa

Sánchez pide a los ministros que reserven partidas presupuestarias para amarrar a sus socios

Negociará personalmente inversiones en País Vasco y Cataluña con el fin de garantizar su apoyo al Gobierno y a las cuentas de 2019

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez echará el resto para aprobar los Presupuestos de 2019. Sabe que, de sacar adelante las cuentas para el año próximo, blindará su Gobierno hasta las próximas generales. Por ese motivo, ha movilizado a todos sus ministros para presentar en septiembre un proyecto irrechazable para todos los partidos que le llevaron a La Moncloa.

Consejo de Ministros de Pedro Sánchez. Consejo de Ministros de Pedro Sánchez.

El pasado mes de junio, pocos días después de que Pedro Sánchez llegara a la presidencia del Gobierno, Confidencial Digital informó que la aprobación de los Presupuestos de 2019 era la prioridad número uno del nuevo jefe del Ejecutivo. Un mensaje que transmitió desde el minuto uno a su ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La sucesora de Cristóbal Montoro recibió el encargo de trabajar durante los meses de julio y agosto en la confección del proyecto de ley, que debe estar listo para septiembre. Un mes considerado clave por Sánchez, que quiere iniciar el nuevo curso político con las cuentas de 2018 y el techo de gasto del año próximo ya aprobados y con su gran apuesta presentada en el Congreso.

Bruselas, primer reto

El límite de gasto es el primer escollo que debe superar el Gobierno para sacar adelante, después, los Presupuestos de 2019. Según fuentes gubernamentales consultadas por ECD confidencial, el Ejecutivo ha intentado, con la Comisión Europea flexibilizar el objetivo de déficit, pero las negociaciones no han llegado a buen puerto.

Así las cosas, tanto Montero como Nadia Calviño, ministra de Economía, están trabajando, codo con codo, para poner sobre la mesa partidas concretas para reducir el gasto público 15.000 millones, tal como exige Bruselas.

El segundo paso será lograr el apoyo del Congreso. Y, para el techo de gasto, desde el Gobierno no se descarta ningún escenario: pueden aprobarlo con PP y Ciudadanos, por la postura defendida estos últimos meses al respecto; o con Podemos y los partidos nacionalistas. Estos últimos ya se preparan para la “gran negociación”: la de los Presupuestos.

Partidas reservadas para los socios

Las fuentes consultadas reconocen al Confidencial Digital que “el problema no es solo hacer los Presupuestos ahora, sino convencer a los que nos llevaron a La Moncloa de que nos los tienen que aprobar”.

Pedro Sánchez y su gabinete son conscientes de que ahora “ponerse de acuerdo es mucho más difícil que haberlo hecho para echar a Rajoy”.

Por ese motivo, el presidente del Gobierno ha decidido diseñar unas cuentas que sean totalmente “irrechazables” para los que votaron a favor de la moción de censura.

El presidente del Gobierno ha trasladado a todos sus ministros que, en la preparación de documentos de sus respectivas carteras para su envío a Hacienda, "reserven" partidas presupuestarias especialmente pensadas para los socios.

Inversiones concretas

El objetivo, explican desde Moncloa, “es plantear inversiones concretas”, tanto con PNV como con PdeCAT y ERC, con el fin de “cerrar cuanto antes los apoyos”.

Un plan que, a buen seguro, provocará un desgaste con el que ya cuentan en el PSOE: “PP y Ciudadanos van a darnos siempre. Van a decir que es el pago de los servicios prestados, aunque Rajoy haya hecho lo mismo”.

En el Gobierno recuerdan que también el PP realizó inversiones de más de 70 millones en el País Vasco a cambio del apoyo del PNV a los Presupuestos. Ahora, “se tiene que llegar a acuerdos similares y vamos a tener partidas destinadas para ello”.

Más dinero para Andalucía

Que habrá oposición del PP y de Ciudadanos a estos acuerdos es algo asumido por el Gobierno y el PSOE. Pero, tanto en Moncloa como en Ferraz están más preocupados por la reacción que puedan tener otras comunidades autónomas. Especialmente, aquellas donde los presidentes son socialistas.

Las fuentes consultadas reconocen que unos Presupuestos que únicamente premien a País Vasco y Cataluña “no son asumibles”, porque provocarían críticas “incluso en los nuestros”. Por ese motivo, habrá también dinero para otras regiones. Y citan, de forma explícita, a Andalucía:

“La propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ex consejera de la Junta, ya ha trasladado a sus antiguos compañeros que habrá partidas importantes para la comunidad”.

Impuesto de Sociedades

En el Ministerio de Hacienda y en Moncloa saben que, para llevar a cabo todas esas inversiones, será necesario incrementar la recaudación, porque, de otra manera, se podría disparar el déficit. Consciente de ese escenario, y también de la necesidad de tener también un gesto con Podemos, el Gobierno maneja un incremento de diferentes impuestos.

Las fuentes consultadas apuntan a una subida general del Impuesto de Sociedades en los Presupuestos Generales de 2019: “Existe cierto consenso en que las grandes empresas, no así las pymes, tienen que pagar más. Por tanto, es uno de los impuestos que vamos a subir”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··