Sábado 24/02/2018. Actualizado 01:17h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Un alto cargo: “El 20-D nos jugamos la supervivencia”

Los bancos ya no aceptan las sedes de IU como aval para conceder nuevos créditos

Han transmitido a la dirección de Izquierda Unida que solo obtendrán préstamos si consiguen representación parlamentaria en las próximas elecciones generales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las elecciones generales del próximo 20 de diciembre serán las más decisivas de la historia de Izquierda Unida. La formación, cuyos representantes irán en las listas de Ahora en Común, necesita obtener representación parlamentaria para que los bancos le vuelvan a conceder nuevos créditos y poder hacer frente así a una deuda de 11 millones de euros.

Cayo Lara, José Luis Centella y Alberto Garzón. Cayo Lara, José Luis Centella y Alberto Garzón.

Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes muy próximas a la actual ejecutiva de IU, el partido ha recibido, por parte de las entidades financieras con las que tienen cuentas abiertas y préstamos pendientes, la advertencia de que no se les concederá nuevos créditos si se quedan fuera del Congreso o del Senado en las próximas elecciones.

Este ultimátum se produce después de unos meses convulsos para Izquierda Unida, en los que la formación ha tenido que negociar intensamente con los bancos para lograr nuevos acuerdos. La debacle electoral de las municipales y autonómicas comprometió esos pactos con las entidades, pero desde el partido encontraron una solución provisional: ofrecer como aval sus propias sedes.

Las entidades financieras han aceptado durante este tiempo dicha fórmula, que sobre todo se ha aplicado en Andalucía. Sin embargo, ya han avisado a IU que tiene fecha de caducidad: a partir del 20 de diciembre, cualquier acuerdo con la formación dependerá de los resultados cosechados en los próximos comicios.

Nos jugamos nuestra supervivencia”

El mensaje de los bancos a la dirección de Izquierda Unida tiene a importantes cargos del partido en máxima alerta: “El 20-D nos jugamos la supervivencia. O conseguimos representación parlamentaria o acabamos en quiebra”, reconoce en privado uno de los rostros más reconocidos de la formación.

La misma fuente asegura que, desde que las entidades lanzaron ese aviso, en la ejecutiva se sigue con lupa todas las encuestas que se publican, y ninguna es muy halagüeña: “Madrid y Andalucía siempre han sido nuestros feudos y, a día de hoy, no conseguimos escaño en ninguna de las dos comunidades”.

Alberto Garzón, no obstante, ha querido lanzar un menaje de tranquilidad a los suyos, asegurándoles que la candidatura de unidad popular a través de Ahora en Común garantizará a IU representantes en el Congreso. Algo que, no obstante, puede no ser suficiente: “El no ir con nuestras siglas también nos puede traer problemas con los bancos”, apuntan desde el partido.

Situación de bancarrota

La única certeza que tiene actualmente la dirección de IU es que el partido, según el último informe del Tribunal de Cuentas es que la formación se encuentra en “bancarrota”, con una deuda de 11 millones de euros.

Un agujero al que Izquierda Unida solo podrá hacer frente con las subvenciones estatales por tener representación en Las Cortes y con nuevos créditos de los bancos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·