Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

A dos meses de la Asamblea Ciudadana

Los errejonistas piden a su líder un paso atrás para no ser laminados en Vistalegre II

Reclaman al número dos de Podemos que no vaya a la guerra contra Pablo Iglesias y que cierre un acuerdo previo sobre el proyecto político para el partido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Íñigo Errejón empieza a encontrar resistencias entre sus propios afines. El número dos de Podemos está dispuesto a presentar un proyecto político alternativo para el partido en la Asamblea Ciudadana, que se celebrará en el primer trimestre de 2017, pero los suyos le están reclamando que dé un paso atrás, con el fin de evitar ser laminados en Vistalegre II.


Iñigo Errejón. Iñigo Errejón.

Tal y como se informó en estas páginas, el plan de Íñigo Errejón de cara al cónclave, en el que se elegirá la nueva ejecutiva del partido, es sencillo: no presentarse como candidato a la secretaría general, enfrentado a Pablo Iglesias, pero sí disputarle la aprobación del llamado “documento político”, el texto en el que se fijará la postura y la estrategia de Podemos partido para los próximos cuatro años.

El objetivo del número dos es repetir la jugada de Rita Maestre en Madrid. Es decir, influir en las decisiones de futuro que se tomen en el partido sobre pactos y propuestas políticas, mediante la aprobación de documentos y ponencias, pero sin ser él la cabeza visible de la formación. Sacando adelante esas propuestas, pretende confirmarse como alternativa a Iglesias, pero sin disputarle frontalmente el liderazgo de Podemos.

Los errejonistas tienen miedo

Estos planes, sin embargo, no convencen del todo a una buena parte de los afines con los que cuenta Íñigo Errejón, en federaciones como Madrid, Comunidad Valencia, Andalucía, Galicia y País Vasco.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes del entorno del secretario de Política de Podemos, cargos errejonistas con interlocución directa con el portavoz parlamentario, le han pedido que dé un paso atrás en sus aspiraciones para evitar “males mayores” en Vistalegre II.

En concreto, estos afines a Errejón le han transmitido que, gane quien gane la votación del “documento político”, Iglesias continuará como secretario general, podrá “hacer y deshacer” en la composición de la nueva ejecutiva, y, por tanto, castigar al número dos y a todos los que le han apoyado.

En ese sentido, recuerdan que “la afiliación a Errejón” ya ha provocado a varios compañeros perder cargos de importancia: “El ejemplo más claro es el de Sergio Pascual, pero ha pasado lo mismo en Madrid y Andalucía después del triunfo de Ramón Espinar y Teresa Rodríguez frente a los errejonistas”, dicen personas de ese sector.

Apuestan por un pacto previo

Así las cosas, y ante el peligro de acabar laminados en Vistalegre II, cargos de la máxima confianza de Errejón le están pidiendo que, antes de que se celebre la Asamblea Ciudadana, llegue a un acuerdo con Pablo Iglesias para así evitar la confrontación y las posibles represalias posteriores.

El planteamiento, añaden, es lograr un entendimiento para, a raíz de los dos “documentos políticos” en liza -el de Iglesias y el de Errejón-, consensuar un proyecto único que sea presentado y apoyado por proclamación en la cita de Vistalegre.

Ese acuerdo, además, “sería positivo para las dos partes”, ya que, por un lado, Errejón se asegura que ni él ni los suyos sean laminados; y, por el otro, Pablo Iglesias no vería cuestionado su proyecto político, al no presentarse una alternativa por parte del número dos de Podemos.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·