Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

En su visita a Rajoy solo trataron este asunto

Quién filtró a Urkullu el desarme de ETA: los “holandeses”

La Comisión Internacional de Verificación informó a la Secretaría General para la Paz y la Convivencia del Gobierno Vasco y el lehendakari llamó a La Moncloa. Enfado en Ajuria Enea con Alfonso Alonso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nadie supo, hasta el pasado fin de semana, de la reunión secreta entre Mariano Rajoy e Íñigo Urkullu celebrada el martes para abordar el anuncio del desarme de ETA. La anunció el propio lehendakari a El Correo y El Diario Vasco después del comunicado de la banda anunciando sus planes. No obstante, el presidente vasco no ha aclarado, aún, quién le facilitó a él la información.


Íñigo Urkullu. Íñigo Urkullu.

Lo único que ha trascendido desde el sábado es que en Francia se manejaba esa noticia desde hacía ya varios días, y que, de hecho, Le Monde había especulado con un anuncio de ETA en ese sentido.

Urkullu recordó en La Moncloa a Rajoy esos rumores procedentes del país galo para ofrecerse de mediador entre España y Francia, aunque después no ha especificado si su fuente de información estaba, o no, al otro lado de la frontera.

El aviso de “los holandeses”

Según confirman a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en Ajuria Enea y muy próximas al lehendakari, a Urkullu le llegó la información desde la llamada Comisión Internacional de Verificación (CIV), el organismo impulsado por varios observadores extranjeros en 2011 para confirmar que el cese de la violencia anunciado por ETA era real.

Este grupo, añaden altos cargos del Gobierno Vasco, se puso en contacto con la Secretaría General para la Paz y la Convivencia, un organismo dependiente de la lehendakaritza. Se les informó de que ETA iba a difundir, el pasado viernes, un comunicado para anunciar su desarme definitivo.

La filtración la realizaron, según las fuentes consultadas,  los componentes “holandeses” de la comisión. Una afirmación que hace referencia a dos personas en concreto que, según la propia CIV, son fundadores e integrantes del citado organismo:

-- Ram Manikkalingam. Director del “Dialogue Advisory Group” y profesor visitante en la Universidad de Ámsterdam. Fue el encargado del programa de seguridad internacional en la Rockefeller Foundation. Además fue asesor para el proceso de la paz de la ex presidenta de Sri Lanka. También ha trabajado en una serie de proyectos de resolución de conflictos incluidos Irak e Irlanda del Norte.

-- Fleur Ravensbergen. Mano derecha de Manikkalingam en el Dialogue Advisory Group, donde dirige las operaciones de mediación. Previamente trabajó en el Ministerio de Cooperación al Desarrollo de Holanda, en el Partido Laborista holandés y en una agencia de investigación donde dirigía proyectos de investigación en las áreas de gobierno y política.

Rajoy y Urkullu solo hablaron del desarme

Desde el entorno más próximo a Urkullu confirman a ECD que el presidente vasco, en su encuentro con Rajoy, mencionó a la  Comisión Internacional de Verificación, calificándola ante su homólogo como el instrumento necesario para “vigilar” a la banda terrorista hasta que se produzca el anunciado desarme el próximo día 8 de abril.

Los planes de ETA, de hecho, coparon todo el contenido de la discreta reunión celebrada en Moncloa el martes de la semana pasada porque, entre otras cosas, el encuentro se llevó a cabo después de que el propio Urkullu, una vez recibida la información por parte de la comisión, telefoneara al propio Rajoy para ponerle al día.

Por tanto, concluyen las citadas fuentes, “no se habló de Presupuestos ni de contrapartidas para que el PNV los apoye”. Un asunto que los nacionalistas no descartan abordar en futuras reuniones, pero que “no se tocó” en esta última.

Enfado con Alfonso Alonso

El secretismo que ha acompañado a este encuentro, y las reticencias de Urkullu a hacer públicas sus fuentes de información, han provocado cierta controversia en el País Vasco. Hasta tal punto, que Alfonso Alonso, aprovechando también las palabras del lehendakari en el que se ofrecía como “mediador” entre España y Francia, ha calificado al presidente vasco como “portavoz de ETA”.

Las declaraciones del presidente del PP en Euskadi han provocado una gran indignación en Ajuria Enea y el PNV. Desde el equipo de Urkullu afirman que esas palabras son “inadmisibles” y que, además, no reflejan, ni mucho menos, la opinión que tienen Mariano Rajoy y el Gobierno central del lehendakari.

Esta tesis, la diferencia de criterios entre Rajoy y Alonso, podría explicar el hecho de que el ex ministro de Sanidad se haya quedado fuera de las negociaciones entre el Ejecutivo y el PNV para la aprobación de los Presupuestos.

Su ausencia, tal y como se informó en estas páginas, ha sorprendido a los equipos negociadores. Además, desde el PP vasco destacan que el pasado fin de semana, y pese a las noticias sobre el desarme de ETA y la reunión con Urkullu, Rajoy apenas tuvo un aparte de 10 minutos con Alonso, en el congreso regional. Ni siquiera para ponerle al día.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··