Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Once de ellos se encargaron de ingresar el dinero en el juzgado

Treinta y tres personas pagaron la fianza de Ignacio González, a 12.000 euros cada uno

Su mujer, Lourdes Cavero, consiguió en menos de 24 horas que cuñados, familiares y amigos aportaran los 400.000 fijados por el juez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se ha contado que fueron once las personas que ingresaron los 400.000 euros de la fianza de Ignacio González. Pero no ha trascendido que hasta 33 particulares aportaron más de 12.000 euros cada uno para lograr la suma con la que el ex presidente de la Comunidad de Madrid abandonó Soto del Real el miércoles pasado.


Ignacio González abandona la prisión de Soto del Real. Ignacio González abandona la prisión de Soto del Real.

El magistrado Manuel García-Castellón decidió modificar las medidas cautelares de Ignacio González nada más descubrirse cinco millones de euros de la trama Lezo en Colombia. Hasta entonces, el instructor percibía riesgo de fuga y de destrucción de pruebas por parte del presunto cabecilla de la red. Tras localizar y consignar dicha cantidad, que debía formar parte de las cuentas del Canal de Isabel II, accedió a la salida de la cárcel de González.

La decisión del juez se conoció el martes de la semana pasada. La Fiscalía anticorrupción había solicitado la retirada de prisión incondicional para González al valorar que su capacidad para dificultar el proceso había disminuido. Fuentes jurídicas afirman que, una vez que el Ministerio Público pide el cambio de criterio, el instructor suele atender esta petición de forma favorable.

Así fue en el caso de González: a las pocas horas, García-Castellón dictó prisión provisional bajo fianza de 400.000 euros para el presunto líder de la trama. Al día siguiente, el ex líder del PP en Madrid abandonaba Soto del Real acompañado de su mujer, Lourdes Cavero, y sus abogados. Había pasado casi siete meses encarcelado.

Llamadas a familiares y amigos

Entre el anuncio de la fianza y el abono de la misma transcurrieron menos de 24 horas.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes cercanas a la causa, nada más conocerse la medida del juez y la cifra a pagar, Cavero comenzó a realizar llamadas a su entorno más cercano para informarles de la novedad: a sus hijas, Rocío, Patricia y Lourdes; a su suegro, Pablo González Liberal, también imputado en la causa; a sus cuñados Pablo e Isabel y a sus hermanos Pilar, Carlos y Belén (la quinta hermana, Carmen, falleció en 2013).

Asimismo, Cavero avisó a los amigos más próximos a la familia y les dio la noticia de que su marido podría abandonar la prisión en cuestión de horas. Sólo era necesario reunir los 400.000 euros de la fianza y entregarlos en la sucursal bancaria del juzgado.

Cavero comenzó a conseguir posibles fiadores de su marido: su objetivo era reunir cuanto antes el dinero para que González no pasara más tiempo en Soto del Real, ahora que tenía opción de abandonar el centro penitenciario.

El ex presidente de la Comunidad de Madrid ha perdido cerca de 20 kilos de peso desde que ingresó en prisión en abril. Según su entorno, ha pasado por fases de fuerte decaimiento físico y psicológico. Por eso, Cavero urgió a familiares y amigos a depositar alguna cantidad de dinero con el fin de que su marido saliera lo antes posible de esa situación.

12.121 euros por cabeza

Al cabo de unas horas, Cavero había conseguido una lista de hasta 33 personas dispuestas a realizar una aportación para reunir la cantidad final. Según las fuentes consultadas por ECD, todas eran parientes de González o de Cavero o amigos muy próximos a la familia. Cada uno aportó 12.121 euros y se logró reunir la cantidad requerida.

Como algunos de ellos se habían mostrado dispuestos desde el principio a pagar parte de la fianza, se prestaron también a acudir al banco correspondiente a entregar la suma. Se trató de once particulares que recibieron transferencias de los otros 22 fiadores. Se personaron en el juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, solicitaron los impresos para hacer el pago y se dirigieron a la sucursal bancaria que se les indicó.

Una vez allí, depositaron el dinero en la cuenta del juzgado y se les entregó un recibo con los detalles de la operación. Realizada la misma, confirmaron a Cavero el pago de la fianza. Entonces, Isabel González, hermana del imputado, se personó en la Audiencia Nacional junto a dos de sus hijas para consignar el abono de los 400.00 euros.

Era la una de la tarde del miércoles. Habían pasado sólo medio día desde el auto del juez. A las ocho de la tarde, Ignacio González abandonaba Soto del Real.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·