Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Religión

La interinidad que sufre Toledo con la marcha de Cañizares obliga a adelantar el nombramiento del nuevo arzobispo, con Blázquez en primera posición

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La situación de la diócesis de Toledo, que tiene nada menos que a un cardenal de la Santa Sede como administrador apostólico, aconseja proceder cuanto antes a cubrir la vacante, y por tanto a adelantar la decisión sobre quién ocupará ese arzobispado.

Fuentes eclesiásticas a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital confirman que, aunque la decisión sobre Toledo no acaba de estar clara del todo, sin embargo esa interinidad obliga a zanjar cuanto antes el asunto y proceder a designar ya el nuevo arzobispo. Por eso, el nombramiento se producirá, en principio, en torno a la Pascua de Resurrección.

La candidatura de Ricardo Blázquez para Toledo estaba a la espera de que finalmente se pusieran de acuerdo dos cardenales implicados, es decir, el de Madrid, Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal, y el ahora titular de la Sagrada Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Una de las dificultades para ese traslado era precisamente cómo resolver, a continuación, la vacante de Bilbao, donde el candidato idóneo es Mario Iceta, actual obispo auxiliar pero que no lleva demasiado tiempo como obispo. 

Sin embargo, las prisas ya citadas van a conducir, con toda probabilidad, a que Iceta pueda ser confirmado en la diócesis bilbaína, permitiendo así la salida de Blázquez hacia Toledo, ahora ya como arzobispo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·