Jueves 19/10/2017. Actualizado 14:09h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Alarma en los servicios de seguridad: un kilo de TAP cuesta 36 euros

Agentes antiterroristas han comprobado lo fácil que es comprar el explosivo “la madre de Satán”

Han recorrido España y descubierto que los componentes de las bombas de Alcanar son accesibles, baratos y no levantan sospechas. Se pueden adquirir hasta en Amazon

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los terroristas de Alcanar tenían listas 15 bombas de triperóxido de triacetona (TATP), para utilizarlas en un atentado mayor que los de Las Ramblas y Cambrils. La fabricación de este explosivo es compleja y muy peligrosa. De ahí su nombre, ‘la madre de Satán’. Sin embargo, conseguir los ingredientes para fabricarla resulta sumamente fácil. Así lo han atestiguado agentes de la lucha antiterrorista tras realizar simulacros de compra en diversos puntos de España.

Muestra de TATP o 'la madre de Satán'. Muestra de TATP o 'la madre de Satán'.

Los ataques yihadistas del pasado agosto en Cataluña dejaron 16 muertos. Pero la tragedia pudo ser mucho mayor, según los servicios de información antiterrorista, si los miembros de la célula hubiesen conseguido llevar a cabo su plan original: detonar tres furgonetas cargadas de explosivos en zonas con gran afluencia de personas.

Sin embargo, la explosión accidental de Alcanar, la casa franca de los terroristas, dio al traste con los planes iniciales y precipitó el ataque improvisado con atropellos en Las Ramblas y en el paseo marítimo de Cambrils.

Pocas horas después de la explosión de Alcanar, los agentes de los Mossos encontraron cien bombonas de gas y restos de un explosivo que no es desconocido para los artificieros: triperóxido de triacetona. TATP. El explosivo favorito de los suicidas del Estado Islámico, al que llaman ‘la madre de Satán’ por lo peligroso de su manejo.

De hecho, tal y como figura en la investigación policial posterior a la explosión, los terroristas de Alcanar habrían cometido graves errores a la hora de manipular las bañeras en las que fabricaron el TATP y por eso estalló.

El proceso requiere de una temperatura inferior a los 10 grados centígrados. A partir de esa temperatura, el material puede sufrir explosiones espontáneas.

‘La madre de Satán’, al alcance de cualquiera

Sin embargo, lo realmente preocupante para los servicios de información antiterrorista es la facilidad con que pueden conseguirse grandes cantidades de las materias necesarias para fabricar el TATP.

Su composición se basa en la mezcla, mediante procedimientos químicos no muy complejos, de agua oxigenada, acetona, acido sulfúrico y bicarbonato sódico. Todos ellos son productos destinados a uso industrial que pueden encontrarse y comprarse con facilidad. Y lo más importante: sin levantar sospechas (al menos hasta ahora).

Así lo han atestiguado miembros de la lucha antiterrorista que han realizado diversas pruebas por todo el territorio español.

Según ha sabido El Confidencial Digital agentes  vestidos de paisano han acudido a tiendas especializadas en estos productos para comprobar cuánta cantidad pueden pedir sin que el vendedor sospeche o se niegue a la venta. La conclusión es ciertamente preocupante: resulta muy fácil adquirir esos productos sin dar explicaciones.

Limpiador de piscinas, quitaesmaltes, complemento para repostería…

El problema, según las fuentes consultadas por ECD, reside en la simplicidad de los componentes que forman ‘la madre de Satán’. Además, el Estado Islámico difunde estas ‘recetas’ por Internet argumentando la gran disponibilidad de estos productos en el mercado convencional.

Por ejemplo, el peróxido de hidrógeno –agua oxigenada con una concentración precisa- se utiliza para la limpieza del agua de piscinas. Se vende en grandes garrafas de 25 litros a un precio de alrededor de 1 euro por litro.

Los terroristas de Alcanar habían ido adquiriendo poco a poco bidones de acetona hasta acumular 500 litros. Es el producto del que se necesita mayor cantidad para fabricar TATP. La acetona se utiliza para limpiar pintura sobre el metal, o como base de quitaesmaltes. Su precio por internet es de unos 60 euros la garrafa de 25 litros.

El resto de la ‘lista de la compra’ de los terroristas de Barcelona se compone de acido sulfúrico y bicarbonato sódico. El primero se utiliza como desatascante industrial, base para fertilizantes, y líquido para mantenimiento de baterías de coches –muy usado en talleres-. La garrafa de 25 litros ronda los 35 euros. En cuanto al bicarbonato es un condimento alimentario muy utilizado en repostería y panadería. 25 kilogramos se pueden adquirir por poco más de 20 euros.

Se venden hasta en Amazon

El Confidencial Digital ha comprobado la facilidad con que puede adquirirse este tipo de componentes directamente a través de internet. Es posible comprarlos incluso en grandes portales como Amazon.

Además, tal y como conocen en la lucha antiterrorista, fabricar 15 bombas como las de Alcanar es “relativamente barato. Según las proporciones utilizadas para elaborar ‘la madre de Satán’ (ECD las omite por motivo obvios), los terroristas podrían haber invertido entre 3.500 y 4.000 euros en los ingredientes necesarios para fabricar 100 kilogramos de este explosivo. Apenas 250 euros por artefacto.

Por suerte, resaltan a ECD las fuentes policiales, el proceso de fabricación es complejo y sumamente peligroso, de modo que las posibilidades de éxito de los terroristas se reducen drásticamente. Cuanta mayor sea la cantidad fabricada, mayor es la posibilidad de una explosión imprevista.

La volatilidad de la sustancia, su rápida caducidad –tres semanas- y  su engorroso proceso de secado hacen que ‘la madre de Satán’ suponga un riesgo muy importante para los terroristas, a pesar de los cientos de manuales y video tutoriales que se pueden encontrar en internet explicando cómo elaborarlo.




·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·