Lunes 20/11/2017. Actualizado 08:58h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Condenados a 20 años de cárcel en 2010

España no pedirá la extradición de Mikel Antza y Soledad Iparraguirre: “Resucitarían a ETA”

Los servicios de información alertan que ambos dirigentes, encarcelados en Francia, serían capaces de movilizar al colectivo de presos y a los liberados de la banda si vuelven a España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La extradición de Mikel Antza y Soledad Iparraguirre, ex dirigentes de ETA, ha sido una vieja reivindicación del colectivo de presos desde que ambos fuesen encarcelados en Francia en 2010. Sin embargo, el Gobierno no tiene ninguna intención de traerlos a España, ya que supondría un golpe de efecto para la banda.

Mikel Antza y Soledad Iparraguirre. Mikel Antza y Soledad Iparraguirre.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes de la lucha anti-terrorista, los servicios de información han alertado a Interior de los riesgos que supondría extraditar a España a Antza e Iparraguirre, ingresados en la cárcel francesa de Reau Sud Francilien y, pese a la lejanía, con mucha influencia dentro del colectivo de los presos.

Si ingreso en una cárcel española, aunque fuera en una alejada del País Vasco, supondría una “resurrección” para ETA, ya que movilizarían tanto para todos sus miembros encarcelados como para los llamados “liberados” y “legales” que siguen moviéndose en el entorno abertzale, pero estarían dispuestos a volver a las armas.

Iparraguirre lidera el EPPK

Las fuentes consultadas por ECD recuerdan que en 2014, EPPK difundió un vídeo, de 11 minutos, en el que Soledad Iparraguirre reclamaba la liberación de 150 presos de ETA en dos años si la banda realizaba una entrega de armas. La reivindicación fue entonces muy aplaudida por todo el colectivo, incluidos los terroristas más radicales.

Ahora, tal y como se ha explicado en estas páginas, la situación es diferente: los etarras encarcelados están muy divididos y cada uno apuesta por llevar su propia estrategia. Sin embargo, apuntan desde Interior, “todo daría un giro de 180 grados si Iparraguirre y y Antza volvieran a España a cumplir sus penas”.

Por ese motivo, el Gobierno de España no solo no se plantea la extradición, sino que ha pedido a Francia más medidas de vigilancia para estos dos etarras: “Se transmitió en su día que les cortaran acceso a Internet para que dejaran de comunicarse con otros presos y el entorno abertzale”, explican técnicos de Instituciones Penitenciarias.

25 “liberados” entre Francia y España

Los agentes de la lucha anti-terrorista de la Policía Nacional tienen identificados a unos 25 liberados de ETA entre Francia y España: 15 en territorio galo y 10 en el norte peninsular, a los que habría que añadir media decena más de “legales”.

Todos ellos, explican las fuentes consultadas, serían los “objetivos potenciales” de Antza e Iparraguirre, ya que “forman parte de una banda armada sin dirección que solo espera instrucciones para actuar”.

En ese sentido, concluyen los servicios de información, ETA está experimentando, en estos momentos, un proceso de “grapización”, ya que “los dirigentes de la banda están en la cárcel y sus únicos activos se encuentran huérfanos de referentes”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·