Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Se pretende evitar bloqueos como el ocurrido ante la sede de Economía

La Guardia Civil tiene los planos para entrar en las consejerías de la Generalitat

El objetivo es realizar desalojos rápidos y limpios en aplicación del 155. El operativo identifica todos los despachos y las vías de entrada y salida a los edificios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con la aprobación del artículo 155 para intervenir en Cataluña, el Gobierno ha cesado a Carles Puigdemont y a todos los consejeros, y con ello asume sus competencias. Un cese al que se oponen altos cargos y de funcionarios de las diferentes instituciones de la Generalitat, que amenazan con amotinarse. Ese escenario provocaría la intervención de la Guardia Civil.


Guardias civiles en la consejería de Economía de Cataluña. Guardias civiles en la consejería de Economía de Cataluña.

En la semana previa al Consejo de Ministros que aprobó la puesta en marcha del 155, y visto bueno del Senado para aplicarlo, Moncloa realizó un análisis de riesgos de la aplicación de dicho artículo.

Entre esos peligros, tal como informó El Confidencial Digital, el peor escenario que contempló el Gobierno entonces fue la posibilidad de motines las consejerías.

Intentos de bloquear al Estado

Los confidentes con que cuenta el Ejecutivo en el seno de la Generalitat advirtieron de la existencia, en varias consejerías, de una serie de movimientos para impedir que el Estado tome el control de los departamentos del Govern una vez se aplique el 155 y sean cesados Puigdemont y los consellers.

Según la información que maneja Moncloa, cargos y funcionarios de varias consejerías catalanas han manifestado, en los últimos días, su intención de amotinarse y de encerrarse en las diferentes sedes institucionales. El plan, señalan, tiene como finalidad evitar la intervención estatal en sus centros de trabajo.

Según confirman a ECD fuentes gubernamentales, esa previsión de motines se mantiene, más aún después de las llamadas a la rebelión lanzadas por representantes de ERC, como Joan Tardá, y de la CUP.

Por ese motivo, “la Guardia Civil está preparada” por si tiene que entrar en las consejerías para desalojar a cargos intermedios del Govern y a funcionarios que opten por la desobediencia, dicen fuentes oficiales.

Planos de accesos, despachos...

Los mandos del Instituto Armado que trabajan sobre el terreno tienen ya en su poder los planos de todas las consejerías, lo que permitiría llevar a cabo una “intervención rápida y limpia” en el caso de tener que entrar finalmente a desalojarlas.

Fuentes de la Guardia Civil, próximas a la Dirección General, explican a ECD que en dichos planos está toda la información necesaria, “con todo tipo de indicaciones”, para que los agentes puedan llevar a cabo su trabajo de la forma más eficaz.

En los documentos se especifican todos los puntos de acceso y de salida posibles en los distintos edificios, además de dónde se encuentra los diferentes despachos de las consejerías, planta por planta, y qué cargos los ocupan, especialmente en los casos de quienes se han mostrado dispuestos a amotinarse y boicotear el desalojo.

Objetivo: evitar la emboscada de Economía

Desde Moncloa y desde la Guardia Civil explican que se están tomando estas precauciones para evitar los sucesos ocurridos durante la operación en la consejería de Economía el pasado mes de septiembre.

Entonces, ya hubo “poca colaboración” de los funcionarios, lo que provocó que los agentes tardaran más de lo previsto y que en ese tiempo se montara una gran concentración en la calle.

Las fuentes consultadas insisten en que la prioridad es que no vuelva a repetirse una “emboscada similar”, teniendo claro desde el primer momento “a qué despacho hay que ir”.

De esta forma, “se evitarán males mayores” y escenas como las vividas el 21 de septiembre en la consejería de Economía, y el 1-O en los colegios electorales.

Las mismas fuentes recuerdan, no obstante, que “en Economía hubo que hacer registros, y el trabajo de los guardias civiles era más laborioso”. Una circunstancia que no se va a dar ahora en el resto de consejerías y que, por tanto, facilitará la labor de los agentes.

No se descarta ayuda de la Policía

La Guardia Civil será la encargada de entrar, si fuera necesario, en las diferentes sedes institucionales de la Generalitat, pero eso no quiere decir que la Policía Nacional quede al margen del operativo.

Desde el Gobierno no descartan que la Policía Nacional tenga que intervenir, sobre todo, para el montaje del cordón policial en los aledaños de las consejerías. Esa función, en principio, correspondería a los Mossos, pero lo ocurrido en Economía hace un mes, cuando los agentes autonómicos no impidieron la concentración, “está aún muy reciente”.

Así, y a pesar de que la policía regional ya puede tener para entonces un nuevo jefe, después del cese de Trapero, y nuevos mandos “se necesitará tiempo para evitar rebeliones internas”.

Por tanto, si existe cualquier riesgo de que los Mosssos no cumplan con su misión, será la Policía Nacional la que colabore con la Guardia Civil en la operación de entrada en las consejerías.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·