Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Hace un año aprobó un refuerzo

Interior renuncia a contratar traductores de árabe para las cárceles

Las conversaciones intervenidas de presos yihadistas son remitidas ahora a Policía Nacional y Guardia Civil, que ya disponen de intérpretes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cambio de estrategia en el ministerio del Interior. Hace un año, el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz estudiaba la incorporación de traductores de árabe en las cárceles españolas para controlar a los presos yihadistas. Ahora, las conversaciones intervenidas son remitidas directamente a Policía Nacional y Guardia Civil.

Uno de los yihadistas detenidos por la unidad de operaciones especiales de los Mossos. Yihadista detenido en Cataluña.

Según ha sabido El Confidencial Digital, Interior ha descartado la contratación de nuevos traductores de árabe en las cárceles españolas. Esta iniciativa, que empezó a fraguarse en septiembre de 2014 a través de un concurso público, y que fue confirmada por el propio ministerio la pasada primavera, ha quedado ahora paralizada.

La causa de este cambio de estrategia tiene que ver, según técnicos de Instituciones Penitenciarias consultados, con la falta de medios y la celeridad de los procesos judiciales abiertos contra los presos yihadistas encarcelados.

A dónde van las conversaciones intervenidas

A principios de 2015, Interior dio orden a Prisiones de grabar todos los actos de culto que se realizaran en las cárceles, ya que en esos cónclaves los terroristas intentaban captar a más activos para la Yihad. Además, los islamistas encarcelados tienen, por orden de los jueces que instruyen sus casos, las conversaciones telefónicas intervenidas.

Todo ese material, al menos sobre el papel, debía ser revisado por los intérpretes de árabe contratados por Instituciones Penitenciarias. Sin embargo, en la práctica, ese trámite no existe.

El procedimiento que se está realizando ya es enviar esas grabaciones directamente a las unidades de la Policía Nacional o Guardia Civil que investigaron y detuvieron a un preso en concreto: “Ellos tienen permiso judicial para tener esas conversaciones intervenidas, y son ellos los que están ahora traduciéndolas y transmitiendo a los jueces y a las fiscalías su contenido”.

Los mismos intérpretes que en 2005

Las fuentes consultadas por ECD explican que, a día de hoy, Instituciones Penitenciarias cuenta con los mismos intérpretes de árabe que en 2005, cuando Interior llevó a las cárceles a estos traductores para tener controlados a los presos vinculados al 11-M y al terrorismo yihadista en España.

Sin embargo, la labor de estos profesionales se ha dificultado en los últimos años, debido al crecimiento de este tipo de internos y a la utilización, por parte de los internos, de una serie de dialectos no descifrables.

Un problema que se quiso paliar con la contratación de nuevos traductores y que ahora pasa a Policía y Guardia Civil. Ambos cuerpos, sin embargo, “tienen más medios, y también confidentes, capaces de traducir esas conversaciones”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·