Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

Lo que se esconde detrás de la ‘guerra de los cajeros’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se ha bautizado como la ‘guerra de los cajeros’ y la protagonizan las comisiones bancarias. El cobro de dos euros de algunas entidades en sus cajeros va camino de convertirse en el nuevo campo de batalla para recuperar clientes y prevalecer en el mercado. ¿Pero qué se esconde detrás de estos movimientos de los grandes bancos en España?

Cajero automático. Cajero automático.

CaixaBank lleva cobrando esta comisión de dos euros desde marzo. El Banco Santander ha anunciado que comenzará a aplicarla a partir de octubre. Mientras, BBVA ha decidido aplazar la medida.

Los grandes bancos argumentan que tienen que rentabilizar las fuertes inversiones en cajeros, cercanas a los 900 millones al año. Defienden que la comisión actual, de alrededor de 0,65 euros, no cubre los costes de mantenimiento.

Los españoles usaron los cajeros 905 millones de veces en 2014. Por eso, cada uno de los cambios que se producen en sus tarifas tienen gran repercusión en los clientes. ¿Pero que se esconde detrás de esta ‘guerra de los cajeros’?

Duro movimiento contra ING Direct y Google

La estrategia de ING Direct siempre ha traído de cabeza a las entidades españolas. Al carecer de costes de estructura, el banco holandés venía ofreciendo una mejor remuneración del pasivo, menores comisiones, etc. Pero el tema de la gratuidad de los cajeros depende de la gran banca nacional. Han visto ahora, por tanto, una oportunidad clara de robarle clientes. Un nuevo escenario que obligará a ING a reinventarse si quiere sobrevivir en España.

Pero hay otros intereses ocultos detrás de esta guerra. Una tarjeta de crédito emitida por Google y que estará operativa en menos de dos años es otra de las claves que se esconden tras el anuncio de los grandes bancos de empezar a cobrar por el uso de sus cajeros a los no clientes. Santander, BBVA y CaixaBank no están dispuestos a que el nuevo ‘banquero’ utilice la red de las entidades tradicionales para su producto. De esta manera, los bancos han decidido movilizarse por anticipado a la ofensiva de Google, Apple o PayPal

Admiten que esta estrategia supone una importante amenaza para la banca tradicional debido a que los grandes de Internet cuentan con una base de clientes superior a la de muchas entidades en España. Además, disponen de enormes cantidades de efectivo en balance, lo que les permite asumir riesgos sin dañar sus resultados.

Está en juego la posición de dominio en el mercado

También está en juego la posición de dominio en el mercado. La estrategia de los tres grandes bancos (CaixaBank, Santander y BBVA) es rentabilizar y defender su red de terminales, que en conjunto supone más del 40% de los 50.000 cajeros existentes de España.

Por lo tanto, como decíamos, es un movimiento para recuperar clientes. Los usuarios de entidades con una red de cajeros limitada -como ING, Bankinter o Evo- tendrían que pagar en muchas ocasiones por extraer dinero, mientras que los clientes de las tres grandes, que disponen de más terminales a pie de calle, podrían realizar muchos más reintegros sin pagar sobreprecios.

Esa lucha encarnizada por los clientes se está traduciendo ya en una guerra de crédito (sobre todo en hipotecas y pymes) e incluso de pasivo con la Cuenta 1, 2, 3 del Santander. Y ésta es una vía muy jugosa para quitarle también a ING Direct parte de sus 3 millones de clientes en España: si no van a poder sacar dinero gratis de ningún cajero, se acabarán cambiando a otra entidad.

Polarización del sistema financiero: dos bandos

Pero la ‘guerra de los cajeros’ está generando también un fuerte movimiento entre los propios bancos, polarizando el sistema financiero entre las entidades que van a cobrar por este servicio y aquellas que seguirán ofreciéndolo de manera gratuita, siempre y cuando el cliente sea de la misma red, aunque no del mismo banco.

Bankia, Banco Sabadell y Euro 6000 han llegado a un acuerdo por el que sus respectivos clientes podrán retirar dinero en los 17.730 cajeros que los tres suman sin que tengan que pagar por ello ningún tipo de recargo. Esto supone casi un 40% de los cajeros existentes en España y de ellos, Euro 6000 aporta 8.925, Bankia, 5.559 y Banco Sabadell, 3.246.

A este pacto anticomisiones también se podrían unir Bankinter y Banco Popular. De momento, la entidad presidida por Ángel Ron ha llegado a un acuerdo para alquilar sus 2.672 cajeros a ING, lo que permitirá a los clientes de la entidad holandesa retirar efectivo sin ningún recargo en los terminales del Popular.

Economía y el Banco de España mediarán

El Ministerio de Economía y el Banco de España se han mostrado ya dispuestos a intervenir para acabar con la doble comisión. La retirada de efectivo en un cajero automático constituye un único servicio de pago, con independencia de que se realice en un cajero propiedad de la entidad emisora de la tarjeta bancaria o de otra entidad. Por tanto, consideran que no es posible cobrar dos veces por este servicio. Solo puede originar el pago de una comisión, ya sea por la entidad emisora de la tarjeta o por la propietaria del cajero.

¿Cuáles son esas comisiones? Hasta ahora, cuando un usuario sacaba dinero de un cajero de una entidad distinta a la suya, le cobraba una tasa de intercambio al banco emisor de la tarjeta. A su vez, este banco, por lo general, trasladaba al cliente el coste o una parte del mismo. Ahora, CaixaBank y Santander cobrarán directamente dos euros a los no clientes por sacar dinero de sus cajeros, en lugar de aplicar aquella tasa a los bancos de los que proceden. Lo que el supervisor y el departamento de Luis de Guindos advierten es que, una vez que el cliente ya paga esta nueva cuota, su banco de referencia no podrá aplicarles una adicional.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·