Viernes 25/05/2018. Actualizado 14:56h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

‘Depresión post-Erasmus’: Los psicólogos detectan un nuevo síndrome entre los universitarios que regresan tras una estancia en el extranjero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los psicólogos españoles están planteándose incluir la depresión post-Erasmus entre los llamados síndromes de repatriación, aquellos que afectan a quien vuelven a su país o región tras permanecer un tiempo fuera. En Francia ya es un desajuste psicológico reconocido.

Volver a casa y reencontrarse con familiares y amigos después de un año en el extranjero debería suponer un motivo de felicidad para muchos de los españoles que van a cursar un año de su carrera en una universidad europea gracias a la beca Erasmus.

Sin embargo, en un porcentaje importante de casos la adaptación es “larga y dolorosa”, según confirma a El Confidencial Digital un psicólogo especializado en repatriaciones. En algunos casos puede llegar a convertirse en una depresión. Este es el cuadro de síntomas:

-- Desajustes y poca identificación con el entorno.

-- Dificultad para comunicarse con familiares y amigos.

-- Pérdida del interés por los estudios.

-- Idealización del extranjero

-- Conductas asóciales. “No quieren retomar sus antiguas amistades, les parece que han perdido a sus amigos extranjeros”.

Según los expertos consultados por ECD, este síndrome suele darse más entre hijos únicos que en familias nutridas. Además, uno de los agravantes de mayor incidencia es la ruptura con la pareja sentimental, que normalmente se produce durante la estancia en el extranjero. “Cuando el chaval vuelve a casa, es frecuente que su ex pareja haya rehecho su vida sentimental con otra persona y la nostalgia es muy frecuente. Es el agravante más común de este síndrome”.

La mayoría de casos se soluciona entre cuatro y ocho semanas, pero si persiste “sería necesario tratamiento psicológico”, indican las fuentes consultadas por este confidencial.

En países como Francia, Alemania o Italia, este síndrome está catalogado oficialmente por los psicólogos. “Seguro que dentro de poco se contempla como una enfermedad psicológica más, ya que España es uno de los países que más erasmus exporta a Europa”, indican.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··