Judicial

España tendrá jueces especializados en violencia de género antes de final de año

Los magistrados pasarán una “mini oposición” y habrá en cada provincia al menos un juzgado de lo Penal dedicado específicamente a estos delitos

La violencia de género será una especialidad para los jueces y juezas en España. Se implantará a través de una “mini oposición” dentro de la carrera judicial y el examen consistirá en una prueba teórica con un temario específico sobre violencia de género y un curso práctico en la Escuela Judicial. El Consejo General del Poder Judicial espera sacar las primeras plazas antes de que termine 2020.

La especialidad hará que sean solo estos jueces los que dicten sentencias de este tipo de delitos y se encarguen de la jurisdicción. El objetivo es que a medida que pase el tiempo sean expertos en esta materia y sepan identificar mejor casos de maltrato, proteger mejor a la víctima o valorar su credibilidad. 

En qué consiste la especialización

El examen teórico tendrá temario específico de violencia de género tanto sobre la legislación vigente como sobre la jurisprudencia que en el último tiempo a cambiado mucho, en parte a raíz de la sentencia de "la manada". 

Por otro lado, existirá un curso práctico en la Escuela Judicial donde se pretende inculcar no solo la formación jurídica sino también formación más transversal. Para ello, impartirán clase psicólogos e incluso se pretende que las propias víctimas acudan a dar charlas. Una de las claves de estas prácticas es la sensibilización, algo que no se imparte en los Códigos Penales.  

“Para nosotros es un paso importantísimo” explica Mª Ángeles Carmona, directora del Observatorio contra la violencia doméstica y de género. El temario, además, se completará con guías y protocolos sobre cómo tomar declaración a la víctima o cómo hacer un balance de credibilidad de la misma. “Lo que queremos es inculcar a los jueces es de qué manera valorar la declaración de la víctima, teniendo en cuenta que muchas veces es la única prueba de cargo que hay contra el agresor”, dice Carmona.

La Comisión Permanente del CGPJ ha aprobado ya el temario que se va a impartir y en los próximas semanas tratará de informar a las asociaciones de todos los detalles. Las primeras plazas para la especialización se sacarán antes de terminar 2020, aseguran fuentes del CGPJ a Confidencial Digital.

Gran interés 

La especialización se dará solo a los jueces que van a ir a uno de estos Juzgados especializados. Pero, no es la primera actividad que implanta el Poder Judicial en esta materia.

Ya existe un pequeño curso en perspectiva de género para aquellos jueces que quieran especializarse en cualquier otra disciplina. “Lo que queríamos era que toda la carrera judicial estuviera formada en perspectiva de género”, explica Carmona. 

A la primera convocatoria se presentaron 1.600 jueces y magistrados. Teniendo en cuenta que toda la carrera judicial son en total 5.200, los miembros del CGPJ consideran este dato indicativo del “gran interés” que existe entre los profesionales. 

Juzgados de lo Penal especializados 

Además, el CGPJ ha aprobado la especialización de 33 juzgados de lo penal. Todas las provincias deben contar con uno, una medida que está contenida en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género aprobado en 2017.

Estos se van a dedicar exclusivamente a temas de violencia de género, es decir, los casos que se instruyan tanto por violencia de género como por juzgados de instrucción mixtos acabarán enjuiciados en juzgados especializados de lo Penal.

El órgano del Poder Judicial ya ha remitido a todos los Tribunales Superiores de Justicia de cada Comunidad Autónoma para que decidan qué juzgados van a especializarse

En estos juzgados también se impartirá un curso de especialización a todo el personal para que la coordinación entre ellos sea máxima: desde los cuerpos y seguridad del Estado, hasta el instituto de medicina legal, pasando por psicólogos, etc.

“Esto es muy importante porque la inmensa mayoría de sentencias que se dictan en esta materia, la dictan en los Juzgados de lo Penal”, cuenta Carmona. Durante 2019, los juzgados de lo penal de todo el territorio español enjuiciaron por delitos de violencia de género a más de 30.000 personas y dictaron más de 29.000 sentencias.

Salas especiales para las víctimas y menores 

La idea es que estos juzgados especializados realicen reformas para que las instalaciones se adecúen a las víctimas y estén más protegidas. Se pretende evitar la confrontación de cualquier tipo entre la persona y el agresor, como evitar que se crucen por los pasillos, por ejemplo.

Además, la prioridad está también en la protección de los menores. En estas dependencias judiciales debería haber siempre una sala gesell. Se trata de salas especializadas para la declaración de los menores, en las que no se vea ni al juez ni al fiscal ni a los abogados, que están detrás de un cristal espejo, y el pequeño esté únicamente con el psicólogo. Necesitan cámaras que graben la declaración y esto sea lo que se reproduzca el día del juicio para que el menor no tenga que pasar por una segunda declaración.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?