Casas reales

La foto de Juan Carlos I en Abu Dabi fue filtrada por sus amigos como ‘venganza’ por el mal trato de Zarzuela al emérito

Enfado en la Casa del Rey por hacerla coincidir con la visita de Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía a un centro de refugiados

Los Reyes, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía en su visita al centro de acogida a refugiados ucranianos en Pozuelo de Alarcón (Madrid).
photo_camera Los Reyes, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía en su visita al centro de acogida a refugiados ucranianos en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

El entorno de amigos de don Juan Carlos está preparando el ambiente para su regreso a España, después de que hace unas semanas la Casa del Rey hiciera pública la carta que el ex jefe del Estado envió a Felipe VI, anunciando que está considerando el retorno. La foto familiar en Abu Dabi con sus hijas y nietos publicada el sábado es una ‘venganza’ de los amigos del emérito por el mal trato que le viene dando La Zarzuela.

Juan Carlos I notificó a su hijo en aquella carta que seguirá residiendo “de forma permanente y estable en Abu Dabi”, pero que buscará viajar “con frecuencia a España”, con el objetivo de “visitar a la familia y amigos”.

Confidencial Digital publicó días después que amigos de don Juan Carlos le han llamado por teléfono para ofrecerle su casa, y que la primera visita del rey emérito se producirá en las próximas semanas, después de las vacaciones de Semana Santa.

Tal y cómo se contó también en ECD, se encuentran en marcha acciones para preparar un ambiente de opinión favorable de cara a la presencia de don Juan Carlos, tras más de año y medio de auto exilio en Abu Dabi.

Uno de los promotores principales de la campaña es el ex director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, íntimo amigo de Juan Carlos I.

La foto familiar en Abu Dabi

En medio de esta operación, las infantas Elena y Cristina y sus hijos, salvo Felipe Juan Froilán, posaron la semana pasada en una foto para la historia. Viajaron en Semana Santa a Abu Dabi para visitar a su padre y abuelo, y allí se tomaron una fotografía que difundió Europa Press el viernes y se publicó el sábado, que ha ocupado buen número de portadas.

En la imagen se ve a don Juan Carlos, a sus hijas, a los cuatro hijos de Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin, Juan, Pablo, Miguel e Irene, y a la hija de la infanta Elena, Victoria Federica, todos sonrientes y con gestos cariñosos hacia el rey emérito.

La última vez que se vio a don Juan Carlos con casi todos sus nietos fue en el ochenta cumpleaños de la reina Sofía, en 2018, en una imagen en la que aparecían los reyes Felipe y Letizia con sus hijas, en el Palacio de la Zarzuela.

Imagen filtrada por sus amigos

Fuentes de Europa Press confirman a Confidencial Digital que la fotografía difundida se recibió en la dirección de la agencia el Viernes Santo por la tarde. Aseguran que se les hizo llegar desde el entorno del rey emérito, con el objetivo de que la difundieran.

 

Desde Europa Press desconocen si la instantánea se tomó ese mismo día, y cuál es el motivo de la ausencia de Froilán.

Tras la polémica con las piernas de Pablo Urdangarin, que no se veían en la instantánea, por lo que en algunos ámbitos se habló de montaje de Photoshop, la dirección de Europa Press contactó con los remitentes, del entorno de Juan Carlos I, para que facilitasen otra fotografía que demostrase que la imagen difundida era auténtica.

Admiten que habían recibido llamadas desde el diario El País, el portal ‘Newtral’ y el programa de televisión ‘Cuatro al Día’, entre otros medios, para confirmar que la instantánea era real y no un montaje.

Una “venganza” por el mal trato

Fuentes del entorno de Juan Carlos I reconocen a ECD que la foto familiar en Abu Dabi fue filtrada por sus amigos como ‘venganza’ por el mal trato que se está dando al emérito, en La Zarzuela y en otros ambientes. Y como una forma de reivindicar su figura, “hartos de que se le esté permanente ninguneando y escondiendo”.

Destacan, por ejemplo, que Felipe VI ha roto este año la tradición de que la Familia Real acuda a la misa de Pascua en Palma de Mallorca. Interpretan esa decisión de Zarzuela como un paso más para diferenciarse del reinado anterior.

Siendo ya rey, don Felipe sí acudió con su familia a su cita con la Catedral de Palma en los primeros años de reinado.

Una ‘pelea de reinas’

En 2018, la misa dio lugar a una crisis de imagen, con motivo del rifirrafe protagonizado por doña Sofía y doña Letizia, cuando esta última obstaculizó visiblemente que la primera se tomara una fotografía con Leonor. En algunos medios se habló entonces de ‘pelea de reinas’

Una vez repuestos del escándalo, un año después la familia se volvió a reunir en la Misa de Pascua para dar imagen de cordialidad. Fue la última vez que asistieron, porque después llegó el Covid y en 2020 y 2021 no viajaron a Palma.

Los amigos del ex jefe del Estado critican también al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por haber pedido a Juan Carlos I explicaciones sobre sus actividades económicas a pesar de que “la Justicia le ha exonerado”.

Insisten, además, en que el monarca “está bien de salud”, que “mantiene cierta libertad de movimientos”, y añaden que “sería muy triste” que muriera en el país árabe en vez de en España.

Indignación en la Casa del Rey

En lugar de acudir a la Misa de Pascua en Palma, Felipe VI, doña Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía aparecieron el Sábado Santo en el Centro de Refugiados de Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde estuvieron con varias familias ucranianas, en lo que además fue el primer compromiso público de la Princesa de Asturias este año.

Zarzuela había previsto compensar la ausencia en Palma con la aparición del Sábado Santo. En ámbitos próximos a la Casa del Rey admiten a ECD la “indignación” que sienten por que se haya hecho coincidir la difusión de la fotografía con la visita de los reyes, la princesa Leonor y la infanta Sofía a un centro de refugiados

Lejos de tratarse de un viaje o una escapada de vacaciones, Felipe VI y doña Letizia habían elegido una causa social, como son los refugiados ucranianos, para reaparecer junto a sus hijas durante el descanso vacacional de muchos españoles.

En La Zarzuela ha molestado el momento elegido para la difusión de la foto familiar en Abu Dabi, y no pasan por alto que es la primera imagen que existe de las infantas Elena y Cristina en Emiratos, a pesar de que han ido a visitar a su padre en muchas ocasiones en los dos últimos años, casi una vez al mes.

Aunque esta vez era especial porque les acompañaban sus hijos, quienes así han visitado a su abuelo y le han mostrado un cariño que le puede servir de ánimo y apoyo.

Han dejado mal a Felipe VI y doña Sofía

Por si fuera poco, las fuentes con acceso a La Zarzuela critican que la filtración de la foto ha convertido a la reina Sofía en el “miembro desaparecido” de la familia del rey después de conocer que el resto de su familia -menos Felipe Juan Froilán- estuvieron con don Juan Carlos. “Han dejado mal no solo a Felipe VI, sino también a la reina Sofía”.

Confirman que la imagen que se ha podido ver de este viaje es una fotografía que “alguien ha hecho llegar a la agencia que la ha difundido”. No ha sido, por tanto, distribuida por la Casa del Rey.

Apuntan que ese “alguien”, que la hecho llegar a los amigos de don Juan Carlos, tiene que ser cercano a quienes aparecen en la instantánea. O, directamente, uno de ellos. No olvidan que son días complicados, porque se cumplen justo diez años del accidente de Botsuana, que cambió el reinado de don Juan Carlos para siempre.

Zarzuela ha confirmado la vuelta

Felipe VI no ha dado marcha atrás a la vuelta de Juan Carlos I a pesar de la demanda de Corinna en Londres, y le ha abierto las puertas de España después de Semana Santa.

Considera que con el proceso judicial abierto  “no ha cambiado nada”, y que la causa “quedará en nada”. Cuenta que, en todo caso, no habrá una comparecencia personal ante el juez, sino que, como máximo, el rey emérito tendrá que declarar por videoconferencia.

En público, el Gobierno ha eludido posicionarse sobre la vuelta del rey emérito a España después de que el nuevo líder del PP, Alberto Nuñez Feijóo, viera hace unos días con buenos ojos este regreso al asegurar que “puede entrar o salir de España cuando quiera” tras el archivo de sus causas judiciales.

Por tanto, don Juan Carlos sigue teniendo la puerta abierta a un próximo retorno a España, en las condiciones y circunstancias negociadas y contenidas en su escrito: un regreso temporal (seguirá manteniendo el domicilio en Abu Dabi), para estancias tasadas, por motivos privados (participar en regatas y, en su caso, en partidas de caza), y residir en lugares privados, no oficiales (por supuesto, de ninguna manera en La Zarzuela).

En las próximas semanas

Las previsiones que tiene la Casa del Rey, y -según ha sabido Confidencial Digital- así lo ha trasladado a Presidencia del Gobierno, son que don Juan Carlos pise de nuevo territorio español en las próximas semanas.

El propio rey emérito ha confirmado a Pedro Campos su voluntad de estar en Sanxenxo a principios de junio, para participar en el Campeonato del Mundo de la clase 6 Metros, que se celebrará en la ría de Pontevedra entre el 10 y el 18 de junio.  Como es sabido, su barco, el Bribón 500, se ha proclamado en tres ocasiones campeón del mundo, con don Juan Carlos al timón (sentado).

El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable