Defensa

La Armada busca chalecos antibala más pequeños para los infantes de Marina

Cambiará el modelo de paneles anti-fragmento por uno con porta-placas y de dimensiones más reducidas que el actual

La Armada busca chalecos antibala más pequeños para los infantes de Marina.
photo_camera La Armada busca chalecos antibala más pequeños para los infantes de Marina.
  1. Nuevo chaleco de protección balística
  2. De paneles anti-fragmento...
  3. … a porta-placas
  4. Ideas de la industria

 

Infantes de Marina del Tercio de Armada.
La Armada busca chalecos antibala más pequeños para los infantes de Marina.

La Infantería de Marina está buscando modelos para dar un giro al tipo de chaleco de protección balística que proporciona a sus militares. La idea es incorporar chalecos de menores dimensiones, en línea con una tendencia que se está adoptando en diferentes ejércitos y unidades punteras en el uso de material militar.

Confidencial Digital ha podido comprobar que entre personas conocedoras de la Infantería de Marina circula en los últimos días el documento de una consulta preliminar que lanzó la Armada para definir ese nuevo chaleco antibalas.

El documento en cuestión es la memoria justificativa “para la tramitación de consultas preliminares sobre la definición de un chaleco portaplacas de extracción rápida”.

Tiene firma de julio de 2022, del coronel de Intendencia que dirige la Sección de Repuestos y Pertrechos, dentro de la Dirección de Sostenimiento, de la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada.

Nuevo chaleco de protección balística

La memoria se emitió “para el inicio de consultas a empresas del sector para aportaciones a la definición del chaleco de protección balística de uso en la Armada”. En el documento se indicaba que “el objetivo de la presente consulta preliminar de mercado es obtener propuestas de todos aquellos operadores económicos del sector textil de protección para incorporar las mejoras que se consideren oportunas a la especificación técnica de Material ET-IM 504 0ºR “Porta-placas con sistema de extracción rápida y de flotabilidad”, que definirá el próximo chaleco de protección balística de uso en la Armada”.

Mediante las consultas preliminares de mercado, un organismo de contratación -en este caso, la Dirección de Gestión Económica de la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada- sondea entre empresas especializadas, para conocer qué tipo de producto le puede ofrecer cada una, si hay alguno que se adapta a las necesidades que busca cubrir; qué precios hay en el mercado...

El proceso no culmina con la adjudicación de ningún contrato, sino que el organismo de contratación adquiere simplemente información sobre las opciones que hay disponibles, y también las empresas conocen mejor qué está buscando la administración.

Pero sí sirve para que, si así lo decide, el organismo de contratación lance una licitación pública para adquirir unos productos, ya con conocimiento de qué tipo de ofertas puede recibir.

De paneles anti-fragmento...

En este caso, la Armada abrió la consulta preliminar de mercado a raíz de un escrito de la Comandancia General de Infantería de Marina (D-FN-FU-60221700-S-21-001434), fechado el 19 de octubre de 2021.

Dicho documento “propuso un cambio en la estrategia de protección balística” de los infantes de Marina, indica la memoria consultada por ECD.

 

La propuesta consistía en “el cambio de uso del chaleco actualmente en uso en la Armada, un chaleco con paneles anti-fragmento, dispositivo de suelta rápida y dispositivo de flotabilidad, por un chaleco porta-placas de inferiores dimensiones al actualmente en uso, que seguiría incorporando dispositivos de suelta rápida y de flotabilidad”.

El sistema de suelta rápida está especialmente indicado para personal de Infantería de Marina, ya que sirve para que un militar que caiga al agua y necesite liberarse del equipo para nadar, pueda desprenderse del chaleco fácilmente. De ahí que lo utilicen más en la Armada, también en Infantería de Marina, cuya misión se orienta a los desembarcos, que en el Ejército de Tierra, por ejemplo.

… a porta-placas

Los chalecos portaplacas se están extendiendo entre unidades militares y policiales, empezando por las de operaciones especiales). La protección la ofrecen las placas balísticas, que puede ser de distintos niveles de blindaje, y que se acoplan al chaleco en el pecho y la espalda, y en ocasiones también en los costados.

La tendencia en muchos ejércitos es hacia chalecos porta-placas, y además precisamente con unas dimensiones más reducidas que los chalecos antifragmentos que se solían utilizar en unidades militares.

Desde hace tiempo, los militares más críticos con el material oficial que entregan los ejércitos y la Armada reclaman mejoras en puntos como los chalecos de protección balística, y precisamente piden porta-placas. No son pocas las críticas contra los actuales chalecos antifragmentos, que tildan de “armaduras” que por su peso, diseño y rigidez perjudican la capacidad de movimiento en las operaciones.

Incluso un general de Brigada del Ejército de Tierra elevó hace tiempo un informe en el que señalaba carencias en el material y opciones de mejora, y en dicho documento planteaba cambios en esta misma dirección.

Apuntaba que se extiende la idea de reducir el peso del chaleco, utilizando placas balísticas con un nivel de protección IV Stand Alone (SA) que permiten prescindir del tejido antitrauma. Con la misma protección ante impactos, los chalecos pesan menos y ofrecen mayor movilidad.

Ese general señalaba que “existe la tendencia de evolucionar a un chaleco porta-placas”, que también va en esa dirección de reducir las dimensiones, protegiendo los órganos vitales y facilitando los movimientos al encarar el arma, caminar y correr, y entrar y salir de un vehículo.

En el informe elevado al Ejército de Tierra llegó a incluir imágenes del modelo de chaleco que utiliza el ejército de Dinamarca, por cumplir todas esas características que consideraba indispensables.

Ideas de la industria

Por lo que respecta al posible nuevo chaleco de los infantes de Marina, en la memoria de la consulta preliminar de mercado se indicaba que “a partir de la definición del chaleco actualmente en uso, y en base al nuevo concepto de chaleco porta-placas, por la Sección de Repuestos y Pertrechos se ha redactado una especificación técnica revisada y validada por la Comandancia General de Infantería de Marina, y que constituye el objeto de consultas de la presente tramitación”.

El objetivo final de la Armada es “tramitar un Acuerdo Marco para la adquisición de chalecos de protección balística de las características y nuevo concepto definido por la Comandancia General de Infantería de Marina”.

Lo que buscaba la Armada era “la colaboración de la industria para la elaboración de la mejor especificación técnica del chaleco a adquirir, de forma que sea acorde al actual estado del arte en característica, confección y diseño”. Así podría definir la prenda, que es de nuevo diseño, y sobre la que “la experiencia en la Armada es limitada”.

Esta consulta no afecta realmente a la protección, sino sólo al chaleco: “La protección balística sería aportada por placas “stand alone” orientadas a la misión y que no son objeto de las consultas a realizar”.

Cabe apuntar que ya anteriormente la Armada ha adquirido placas balísticas de ese tipo, “stand alone”.

Compró hace unos meses a Plus Ultra Tactical Rescue un total de 520 juegos de placas balísticas de protección Standard NIJ IV, que según explicó la empresa, “deben de ser funcionales independientemente del chaleco en que se monten, otorgando una gran protección al personal al que van destinadas incluso contra munición perforante 30.06 AP”, así como la mayoría de calibres de munición de armas ligeras. Cada placa pesa algo más de dos kilos y medio.

Un infante de Marina.
Un infante de Marina.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?