Defensa

El ex JEMAD Villarroya, uno de los tres candidatos a presidir la Asamblea de la Orden de San Hermenegildo

El actual canciller deja el cargo en abril. Los otras dos opciones son el ex JEMAD Alejandre y el ex JEME Varela

El canciller de la Orden de San Hermenegildo, el general Domínguez Buj, a la derecha del rey.
photo_camera El canciller de la Orden de San Hermenegildo, el general Domínguez Buj, a la derecha del rey.

Por la mesa del Consejo de Ministros pasará en unos meses el real decreto de nombramiento del nuevo gran canciller de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

Esta orden “tiene por finalidad recompensar y distinguir a los oficiales generales, oficiales y suboficiales del Ejército de Tierra, de la Armada, del Ejército del Aire, de los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de la Guardia Civil, por su constancia en el servicio y la intachable conducta, a tenor de lo que establecen las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas”.

Está integrada por caballeros y damas (todo ellos militares o guardias civiles), con cuatro categorías: gran cruz, placa, encomienda y cruz.

El ex JEME Domínguez Buj

El soberano de la orden es el rey, pero el responsable de dirigir la gestión y tramitación de los asuntos de la orden es el gran canciller. El actual gran canciller es el general de Ejército en la reserva Jaime Domínguez Buj, quien fue Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME) entre julio de 2012 y abril de 2017.

Domínguez Buj, que había sido nombrado por el ministro Pedro Morenés, fue relevado por decisión de María Dolores de Cospedal, que en la primavera de 2017 cambió a los tres JEMEs y al JEMAD.

Al cesar y pasar a la reserva, el Consejo de Ministros le nombró vocal de la Asamblea de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

Ya en agosto de 2018, con el Gobierno del PSOE y con Margarita Robles como ministra de Defensa, el general Domínguez Buj fue elegido gran canciller de la orden, en sustitución del almirante general en la reserva Manuel Rebollo, que había sido Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA).

Cesará después de seis años

El Real Decreto 725/2020, de 4 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo determina que los vocales permanecen en la asamblea un máximo de seis años. Cumplido ese tiempo, cesan y ya pasan a la situación de retiro.

Como el general Domínguez Buj fue nombrado vocal de la asamblea por decreto del 8 de abril de 2017, el próximo mes de abril de este 2023 cesará tanto de gran canciller como de vocal, y pasará a retiro.

El Gobierno de Pedro Sánchez aprobará por real decreto el cese de Domínguez Buj, y nombrará al nuevo gran canciller.

El máximo empleo en cada ejército

El reglamento antes citado establece que “el Gran Canciller de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, representante de la suprema dignidad del Soberano, será un General de Ejército, Almirante General o General del Aire, en situación de reserva, en posesión de la Gran Cruz de la Orden, nombrado mediante Real Decreto, acordado en Consejo de Ministros, a propuesta de la persona titular del Ministerio de Defensa”.

 

Es decir, que no todos los vocales de la asamblea son candidatos a ser nombrados gran canciller. Deben tener el máximo empleo en cada ejército: General de Ejército (en Tierra), Almirante General (de la Armada) o General del Aire.

Actualmente, además de Jaime Domínguez Buj como presidente, la asamblea de la orden la integran los siguientes vocales:

-- Almirante general Jaime Muñoz-Delgado y Díaz del Río: fue Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada entre julio de 2012 y abril de 2017.

-- General del Aire Francisco Javier García Arnáiz: Jefe de Estado Mayor del Aire (JEMA) entre julio de 2012 y abril de 2017.

-- General de Ejército Fernando Alejandre Martínez: Jefe del Estado Mayor de la Defensa entre abril de 2017 y enero de 2020.

-- General de Ejército Francisco Javier Varela Salas: Jefe del Estado Mayor del Ejército de abril de 2017 a octubre de 2021.

-- General del Aire Miguel Ángel Villarroya Vilalta: JEMAD entre enero de 2020 y enero de 2021.

-- Teniente general Miguel José Martín Bernardi: Segundo Jefe de Estado Mayor del Ejército de mayo de 2017 a octubre de 2021.

-- Almirante Juan Ruiz Casas: Jefe del Cuarto Militar de la Casa del Rey de julio de 2014 a diciembre de 2020.

-- Almirante Fausto Escrigas Rodríguez: jefe de Personal de la Armada hasta octubre de 2021. Actualmente preside el Tribunal Marítimo Central.

-- General de División José Luis Triguero de la Torre (Ejército del Aire).

-- General de División Felipe de la Plaza Bringas (Ejército de Tierra).

-- General de Brigada Ricardo Guillén Bayón (Ejército de Tierra).

-- General Auditor Jerónimo Domínguez Bascoy (Cuerpo Jurídico Militar)

-- General de Brigada Fernando Antonio Gómez Ferré (Guardia Civil).

Como secretario ejerce el general de Brigada de la Guardia Civil Francisco Javier Sualdea Martín.

Tres posibles candidatos

Pero de esta lista se van a caer dos nombres que cumplen el requisito de empleo. Como fueron nombrados a la vez que Domínguez Buj, en abril de 2017, también cumplirán seis años y cesarán como vocales el ex AJEMA almirante general en la reserva Jaime Muñoz-Delgado y el ex JEMA general del Aire en la reserva Francisco Javier García Arnáiz.

Sin estos dos ex jefes de Estado Mayor, la lista de posibles candidatos a gran canciller de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo se reduce a tres nombres, de los actuales vocales de la asamblea: los dos anteriores JEMAD, general del Aire en la reserva Miguel Ángel Villarroya y general de Ejército en la reserva Fernando Alejandre, y el ex JEME de Tierra, general de Ejército en la reserva Francisco Javier Varela Salas.

Fuentes militares consultadas por Confidencial Digital apuntan lo complicado que va a ser cubrir la plaza de gran canciller. Varios de los posibles candidatos no viven en Madrid (donde tienen su sede los órganos de la orden), y de hecho, el general del Aire Villarroya reside a 6.000 kilómetros de la capital de España, en Washington.

Villarroya sigue en Washington

Al poco de cesar como JEMAD, después de que ECD revelara que había recibido la vacuna del coronavirus en enero de 2021 (como otros generales del Estado Mayor de la Defensa, cuando se estaba empezando a inocular a los ancianos de la residencias y al personal sanitario), Miguel Ángel Villarroya fue nombrado vocal de la Asamblea de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, como es habitual como los Jefes de Estado Mayor de los ejércitos y con el Jefe de Estado Mayor de la Defensa.

Pero un mes después, en marzo de 2021, Margarita Robles firmó una orden que nombró al general Villarroya consejero de Defensa en la Misión Observadora Permanente de España ante la Organización de Estados Americanos y asesor para Asuntos de Seguridad Hemisférica.

Ese destino, que solía ser para generales en activo, causó una fuerte polémica. Muchos altos mandos creyeron que el puesto en Washington era incompatible con la permanencia en la asamblea de la Orden de San Hermenegildo, pero el ex JEMAD Villarroya ha continuado participando desde entonces en las reuniones de la asamblea, por videoconferencia, pese a encontrarse en Estados Unidos.

En principio, un nombramiento internacional de este tipo es para tres años. Aunque el general del Aire en la reserva ya ha cumplido la edad de retiro, se mantiene en la reserva por pertenecer a la asamblea, por lo que podría continuar en Washington, en principio, hasta 2024.

Una decisión difícil

Por tanto, la decisión de nombrar al nuevo gran canciller será complicada para Margarita Robles. Además de no residir en Madrid algunos de los posibles candidatos, también hay que tener en cuenta que el general Varela tuvo algunos problemas de salud durante su etapa como JEME.

A ello se añade que, por otro lado, el ex JEMAD Alejandre desveló en su libro de memorias ‘Rey servido y patria honrada’ que, en los últimos meses en el puesto, él ya sabía que no contaba con el beneplácito de la ministra.

La posible elección del general Villarroya podría reabrir la polémica sobre el cese del entonces JEMAD.

Durante los dos años que han pasado desde entonces, el Gobierno ha tenido que responder a un goteo de preguntas parlamentarias que han puesto en cuestión la idoneidad del nombramiento del general del Aire en la reserva, tanto como vocal de la Asamblea de San Hermenegildo como también en calidad de consejero de Defensa en la Misión Observadora Permanente de España ante la Organización de Estados Americanos.

En el caso de la orden, se puso en cuestión que el ex JEMAD Villarroya cumpliera él mismo el objetivo de la orden, que es recompensar a militares “por su constancia en el servicio y la intachable conducta, a tenor de lo que establecen las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas”.

El Ejecutivo respondió por escrito que “el General del Aire Villarroya ha desempeñado la más alta responsabilidad en el seno de las Fuerzas Armadas”, que “en su hoja de servicios cuenta con una experiencia internacional sobresaliente”, que “unida a sus conocimientos y cualidades personales hacen de él un candidato indudablemente idóneo para ocupar el puesto” en Washington.

Otra posibilidad

Además de estos tres nombres, podría haber otros dos, de oficiales generales que ahora mismo no son vocales de la asamblea, porque permanecen en activo.

Se trata del almirante general Teodoro Esteban López Calderón, Jefe de Estado Mayor de la Defensa, y del general del Aire Javier Salto Martínez-Avial, Jefe de Estado Mayor del Aire.

El almirante general López Calderón fue nombrado AJEMA de la Armada por Cospedal en 2017, y Margarita Robles le eligió en enero de 2020 como sustituto de Miguel Ángel Villarroya en el Estado Mayor de la Defensa para cubrir el hueco dejado por el cese exprés tras la polémica de la vacuna.

El general Salto, por su parte, va camino de cumplir los seis años como JEMA, todo un récord. Es el único superviviente de la cúpula militar que nombró Cospedal en 2017.

Si cualquiera de los dos cesara antes de principios de abril, sería nombrado vocal de la Asamblea de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. Al tener el empleo militar máximo (general de Ejército, almirante general o general del Aire), que es el requerido, tanto López Calderón como Salto podrían ser nombrados gran canciller.

Las funciones del gran canciller

Al gran canciller de la orden le corresponden varias funciones:

a) Presidir el Capítulo en ausencia del Soberano de la Orden.

b) Presidir la Asamblea Permanente, salvo que la presida el Soberano de la Orden (el rey).

c) Consultar con el Soberano de la Orden los asuntos trascendentes, presentándole las propuestas y acuerdos adoptados por el Capítulo o, en su caso, la Asamblea Permanente.

d) Trasladar a la persona titular del Ministerio de Defensa las propuestas adoptadas sobre concesión o denegación de las distintas categorías de la Orden o de baja en la misma, para su resolución y posterior publicación del real decreto u orden correspondiente.

e) Presidir la Asamblea de la Real y Militar Orden de San Fernando.

Hay que tener en cuenta que, al no quedar vivos militares con la Laureada de San Fernando (la máxima condecoración militar española) ni con Medalla Militar Individual, no se puede formar la asamblea de la Real y Militar Orden de San Fernando.

Por ello, los órganos de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo suplen a los de la Orden de San Fernando. Por ejemplo, la asamblea de la Real y Militar Orden de San Fernando informó positivamente a favor de conceder la Laureada colectiva a la Legión, pero finalmente el Ministerio de Defensa no elevó la propuesta al Consejo de Ministros y no se aprobó dicha distinción.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable