Dinero

El Gobierno propone el cierre total del comercio tras rechazar el adelanto del toque de queda

Tras el cerrojazo de la hostelería, Sanidad ha sugerido a las autonomías que endurezcan las restricciones en otros sectores no esenciales de la actividad económica

El Ministerio de Sanidad no ha cedido y ha rechazado adelantar el toque de queda con el argumento de que las autonomías disponen de herramientas suficientes para aprobar restricciones más duras con el actual estado de alarma y poder doblegar la tercera ola. Pero tras la hostelería, el Gobierno ha puesto ahora su punto de mira en el comercio.

Pese a que ya son nueve las comunidades autónomas que reclaman que el Ejecutivo central les dé margen para adelantar el toque de queda, el ministro Salvador Illa declinó cambiar las medidas que contempla el estado de alarma en vigor, que permite a las autonomías restringir la movilidad nocturna entre las 23:00 y las 06:00 (con un margen de una hora, es decir, se puede adelantar a las 22:00 y retrasar hasta las 07:00).

En la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, celebrada este miércoles en Sevilla, Illa aseguró que continuarán estudiando la medida, pero que de momento las herramientas que tienen las autonomías son “suficientes para doblegar la tercera ola”.

El vídeo del día

IAG pierde 6.923 millones en 2020 frente a beneficios de 2019 por el Covid

Estas medidas son la “restricción de movilidad nocturna” que ya se permite en el estado de alarma, la limitación de las reuniones sociales a diez personas o menos, sumadas a la normativa de salud pública, que permite a las comunidades limitar la actividad de actividades económicas, como puede ser la hostelería.

Hay que recordar que el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, ha señalado esta semana que sus datos indican que la medida más efectiva de todas es el cierre del interior de los bares y restaurantes, “pese a no ser muy popular”.

A esto, Illa ha añadido que adelantar el toque de queda puede tener incluso efectos negativos, ya que, sobre todo en grandes ciudades, puede concentrar la movilidad a otras horas provocando más colapsos.

Tras la hostelería, ahora el comercio

Así las cosas, las restricciones en el comercio han comenzado también a extenderse por la mayoría de las autonomías ante el aumento de los contagios y el agravamiento de la situación sanitaria, aunque todavía no alcanzan el nivel de afectación de la hostelería.

Por ello, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes del Consejo Interterritorial, Sanidad considera que, en el marco del actual estado de alarma, una de las restricciones que todavía tiene recorrido en buena parte de los territorios es el cierre total del comercio no esencial, y especialmente de las grandes superficies, sobre todo en zonas con una alta incidencia acumulada.

Cierre total del comercio no esencial

Por lo tanto, el Gobierno ha recordado a las comunidades autónomas que reclaman poder tomar medidas más duras que aún disponen de margen para la suspensión de toda la actividad comercial minorista, excepto aquella de primera necesidad.

El tiempo

(pulsar sobre el mapa para ver el tiempo de hoy)

Del cierre quedarían exentos los comercios de alimentos, bebidas y productos de primera necesidad; establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas, productos ortopédicos e higiénicos; prensa, combustibles, estancos; tiendas de equipos tecnológicos y de telecomunicaciones y de alimentos para animales, así como peluquerías y tintorerías.

También quedaría fuera el comercio a distancia: por Internet, telefónico o por correspondencia.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?