Dinero

Los modelos de coche europeos se entregan con 10 meses de retraso frente a las 3 semana de los asiáticos

Volkswagen, Peugeot y Citroën registran las máximas demoras mientras Hyundai y Kia suministran con más rapidez

Peugeot Berlinas
photo_camera Peugeot Berlinas

Los microchips escasean, y esto está provocando que las fábricas tengan problemas para sacar su producción adelante. Entre los sectores más afectados se encuentran las factorías de vehículos. En España, Seat tuvo que paralizar la producción durante unos días debido a la falta de estos materiales.

Esto está teniendo su repercusión en el cliente final. El precio está subiendo y la espera para recibir un vehículo roza el año en ciertos modelos. Eduardo Clavijo, CEO de Idoneo.com (compañía que se dedica al renting de vehículos), explica a El Confidencial Digital que las firmas que más retrasos están acumulando son las europeas.

Volkswagen, Citroën y Peugeot, entre otras, están programando en 2021 entregas para dentro de 10 meses en los modelos más comunes. Clavijo pone el ejemplo de Peugeot, que en sus modelos suv (5008 y 3008) los suministra en febrero de 2022. 

Otras marcas menos generalistas, como BMW está entregando la mayoría de vehículos de la gama en un mes. Las firmas asiáticas como Kia y Hyundai mantienen el tiempo en apenas semanas. Clavijo, reseña que la crisis de los microchips no les había afectado hasta el otoño. Sin embargo, ahora dan muestras de estar agotando su suministro, y el experto cree que vivirán una situación similar a los fabricantes europeos.

Espejismo

Antes de la crisis de materias primas que vive el sector, los tiempos de entrega rondaban entre las 3 y 9 semanas de media. El CEO de Idoneo.com piensa que "hemos vivido unos años bonitos que nos han mal acostumbrado" a tener el coche casi al instante. El experto reseña que esto es algo relativamente nuevo.

Antes de la Gran Recesión los tiempos eran similares a los que se ven en 2021. Todo cambió con la crisis económica de 2008 que hizo que surgieran grandes stocks de coches nuevos, que fueron absorbidos por los concesionarios, y en ciertos modelos hubo existencias casi constantes.

La falta de vehículo nuevo está teniendo su repercusión en la segunda mano. "La realidad es que en los concesionarios hace dos semanas tenían disponibles 20 coches y hoy solo quedan dos", reseña el empresario, poniendo de ejemplo un establecimiento con el que trabajan habitualmente.

El establecimiento que usa de ejemplo Clavijo ha llegado a vender coches sin descuento, "algo que nunca habían hecho". El experto señala que "si no hay coches no hay descuentos", lo que hará que el precio suba. El cálculo del empresario sitúa el alza en un 3% del monto total, lo que sumado al cambio de tarifa en el impuesto de matriculación, puede hacer que un vehículo de 22.000 euros (el precio medio) sea 2.000 euros más caro.

La falta de segunda mano, asequible y de calidad, repercute en dos aspectos: más esperas en los nuevos y más inseguridad y contaminación en las carreteras españolas.

 

"Si hay menos segunda mano, la gente compra nuevo y se aumentan los tiempos de espera porque hay una producción limitada", se lamenta el experto; y añade que "se va a aumentar el consumo de coche de segunda mano de más de 10 años que contamina mucho y es más inseguro".

El sector de  la segunda mano es pesimista y transmiten a Clavijo que "la situación no tiene visos de mejorar" y que habrá una gran competición por hacerse con los chips en un mercado cada vez más dinámico.

Sánchez anuncia 400 millones de inversión para Egipto

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?