Negligencia médica.
photo_camera Negligencia médica.

Jurídico

Las 5 negligencias médicas más comunes y cómo reclamarlas

Todos hemos oído hablar alguna vez sobre este tema

Todos hemos oído hablar alguna vez con cierto temor sobre negligencias médicas o conocemos algún caso cercano en que han tenido lugar. Pero, ¿qué significan realmente?

Te contamos aquí qué son, cuáles son las más frecuentes y cómo reclamarlas de la mano de un abogado negligencias médicas a porcentaje.

¿Qué es una negligencia médica?

Jurídicamente, una negligencia médica se puede definir como una acción y/u omisión que, llevada a cabo por un profesional sanitario que se desvía de la normativa aceptada en Medicina, causa una lesión o daño físico o moral al paciente y/o sus familiares.

¿Cuáles son las negligencias médicas más frecuentes en España?

Entre los casos más habituales de negligencias médicas reconocidas por los tribunales españoles podemos encontrar los siguientes:

1.Retraso y/o error en el diagnóstico

Puede venir motivado por no haberse realizado pruebas o no recibido tratamiento a tiempo, o por no haberse usado todos los medios disponibles para dar con el diagnóstico correcto, entre otras causas.

2.Daños por intervención quirúrgica

Una intervención quirúrgica siempre conlleva riesgos que nos son informados previamente. Sin embargo, si por una mala actuación u omisión del equipo médico sufrimos, por ejemplo, daños en los nervios o los cirujanos olvidan sacar instrumentos o material quirúrgico, podríamos estar ante una negligencia.

3.Falta de información al paciente

Siempre que nos sometemos a un tratamiento médico o intervención quirúrgica, el facultativo tiene el deber de informarnos sobre los posibles riesgos. Así pues, en caso de que este consentimiento informado no se de y de que suframos un daño o lesión que desconocíamos que podía producirse, podríamos reclamarlo.

4.Daños por medicamentos inadecuados

Se pueden producir cuando el médico nos receta medicamentos erróneos o inadecuados para nuestra dolencia, que retrasan nuestra recuperación o empeoran la situación.

5.Lesiones durante el embarazo o el parto

Afectan tanto a la madre como al bebé y pueden ir desde errores al no diagnosticar malformaciones fetales durante el embarazo hasta sufrimiento fetal o desgarros vaginales durante el parto.

 

¿Cómo se reclama una negligencia médica?

Sin duda, el primer paso es mantener la calma y acudir a un abogado especialista en negligencias médicas, que evalúe si cabe o no la reclamación y que, en caso afirmativo, nos aconseje y acompañe durante todo el proceso.

En estos procedimientos, los abogados especialistas suelen serlo a porcentaje. Es decir, al contactar con un abogado de este tipo, analizará nuestro caso y sus posibilidades de éxito y acordará con nosotros cómo se cubrirán los gastos y el porcentaje a pagar en caso de que ganemos el procedimiento y obtengamos una compensación económica. Mientras que si nuestra reclamación no triunfa, el abogado no cobrará sus honorarios si así se ha pactado previamente.

Una vez contemos con asesoría jurídica, debemos comenzar por documentar lo sucedido. Deberemos solicitar y recabar toda la información médica que esté relacionada con nuestro caso (informes e historial) y que nos permita acreditar lo ocurrido para así garantizar las probabilidades de éxito de nuestra reclamación y obtener una indemnización. A su vez, en el caso de que nuestro daño o lesión sea exterior y visible, conviene realizar fotografías del mismo y de su evolución.

Recopilada esta documentación, será misión de nuestro abogado analizarla y valorar si procede una reclamación por negligencia médica en alguna de las diferentes jurisdicciones (civil, contencioso-administrativa o penal).

En definitiva, lo esencial será acreditar de forma clara y suficiente la responsabilidad del médico respecto del daño o lesión causados; de forma que nos ayude a hacer valer nuestros derechos como paciente y resarcir el daño o lesión sufridos.  

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?