Tarjetas revolving
photo_cameraTarjetas revolving

Jurídico

¿Estás sumergido en deudas por un microcrédito o una tarjeta revolving? ¡Reclama con abogados especialistas!

En momentos de inestabilidad económica, los afectados recurren a ayudas bancarias que parecen fáciles de obtener. Sin embargo, la cura resulta peor que la enfermedad

En épocas de crisis, muchos ciudadanos se encuentran con una situación crítica a nivel económico, inmersos en deudas, con salarios precarios o desempleados, y con facturas que pagar. Ocurrió en 2008 y 2012 y está sucediendo en plena crisis del coronavirus. En momentos como estos, se ven seducidos por unas ayudas bancarias que se comercializan como fáciles de solicitar pero que encierran unos intereses desorbitados que, más que aliviarles, les sumergen en una espiral de deudas interminable.

Las tarjetas revolving: ¿tienes una y no lo sabes?

Hasta el 4 de marzo de este año, miles de afectados por las denominadas tarjetas revolving no conseguían ver la luz. Sin embargo, ese día el Tribunal Supremo anuló por usuraria una tarjeta Wizink con un TAE del 27% en el Pleno de la Sala de lo Civil. La sentencia marcó jurisprudencia para que miles de afectados decidieran reclamar por tarjetas revolving con mayor seguridad. Este fallo no solo afectó a WiZink, bancos tradicionales como Bankinter, Santander Consumer o CaixaBank también comercializan las famosas tarjetas revolving y se están reclamando.

Tarjetas revolving

Pero, ¿qué son las tarjetas revolving? Estas ayudas son un tipo de tarjeta de crédito aún bastante desconocidas en nuestro país, lo que hace que a la hora de contratarlo los interesados no sepan a qué se enfrentan. Esto, unido a la falta de información que ofrecen los bancos, hace que se caiga fácilmente en la trampa.

Al poco tiempo de contratar una tarjeta de este tipo, los afectados descubren que su deuda con el banco no disminuye. La culpa de esto la tienen los intereses desorbitados que presentan estas líneas de crédito, por las que se acaba pagando el doble de dinero el doble de tiempo.

Desde el despacho de abogados especializado en reclamaciones antiusura Reclama Por Mí, que acumula cientos de sentencias favorables en este tipo de casos, lleva años alertando a los consumidores de esta problemática. Javier Moyano, CEO de la plataforma, calcula que “en muchos casos, los intereses mensuales que se generan pueden llegar a representar más del 60% de la cuota que los clientes pagan mes a mes”.

Los peligros de las tarjetas revolving se acentúan si se tiene en cuenta que no todos son conscientes de poseer una tarjeta de este tipo. Las tarjetas que ofrecen en las gasolineras, en ciertos centros comerciales y en algunos comercios son, de hecho, revolving. Desde el despacho www.reclamapormi.com recomiendan a aquellos que tengan tarjetas de crédito revisar las cuotas que pagan cada mes, pues, según dicen, “el 68% de nuestros clientes ni siquiera sabía que era titular de una tarjeta revolving”.

“Al abonarse cada mes, piensan que son las cuotas normales de devolución y creen que todo está bien. Sin embargo, con el paso del tiempo se dan cuenta de que la deuda nunca se subsana y saltan las alarmas. Es entonces cuando llaman a su entidad, que, en la mayoría de los casos, no es capaz de darles ni siquiera una aproximación de lo que les queda por pagar ni por cuánto tiempo”, aseguran desde Reclama Por Mí.

Microcréditos: solo necesitas un poco de dinero rápido…que a la larga sale caro

A la hora de buscar dinero fácil y rápido, las entidades comercializan también otro tipo de ayudas. Se trata de los microcréditos, líneas de crédito modestas que se pueden solicitar sin presentar nóminas y carpetas de documentos ni cumplir demasiados requisitos…pero que acaban costando muy caras: tienen unos intereses y comisiones tan elevados que pueden llegar a superar el 2.000% TAE.

Estoy sumergido en deudas, ¿qué puedo hacer?

La solución para dejar de pagar las deudas exorbitadas que acompañan a las tarjetas revolving y los microcréditos es “ponerse en contacto con un abogado especialista en este tipo de casos”, exponen desde la plataforma online. Solo así se logra “terminar con el contrato y que la entidad devuelva todos los intereses abonados de más”, añaden. De hecho, “la mayoría de las veces los bancos tienen que devolver a los afectados miles de euros”, concreta Moyano.

En el caso de los microcréditos ha sucedido lo mismo que con las tarjetas revolving. La sentencia del Tribunal Supremo del pasado mes de marzo ha sentado jurisprudencia positiva y despejado las dudas que existían de derecho en este tipo de casos. Gracias a ello, miles de consumidores afectados han decidido denunciar y reclamar a Wizink, Caixabank, Bankinter, Vivus, Cashper o Cofidis para recuperar lo que es suyo.oliur-Z8I-BhVtzn0-unsplash

Para ilustrar el crecimiento de reclamaciones, cabe destacar que si en 2019 las reclamaciones presentadas por la plataforma superaron las de 2018, en casi 8 meses de 2020 ya se han superado las del año pasado.

En este sentido, la plataforma es sinónimo de 98% casos de éxito, gracias a los cientos de reclamaciones en las que ha hecho justicia por sus clientes. Entre otras, se pueden destacar sentencias tan sonadas como la condena por usura contra Wizink, en la que se obligó a la entidad a devolver casi 40.000€ a un afectado por una tarjeta revolving o el fallo contra Sabadell, cuya tarjeta presentaba un interés usurario superior al 40% TAE.

Además, en reclamaciones de este tipo el tiempo no pasa. Es decir, al tratarse de una cláusula abusiva, no importa que se hayan abonado todas las cuotas del contrato: aun así se puede reclamar. “Las cláusulas abusivas no prescriben. Los afectados que consiguieron salir de esta rueda de ratón y pudieron finalmente pagar las cuotas aún pueden reclamar con efecto retroactivo y recuperar todo el dinero que tuvieron que pagar de más en el pasado... Siguen estando a tiempo”, apuntan desde Reclama Por Mí.

Acerca de Reclama Por Mí 

Reclama por Mí es una plataforma de reclamaciones online. Un bufete de abogados especializado en la defensa de los derechos de las personas afectadas por tarjetas revolving, IRPH, microcréditos o cláusulas suelo, agilizando los trámites al reclamar y garantizando elevados porcentajes de éxito.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?