Ley antifraude.
photo_camera Ley antifraude.

Jurídico

Todo lo que debes saber sobre la nueva Ley Antifraude

Esta normativa pretende hacer frente a la economía sumergida y a la evasión fiscal

A principios de octubre, entró en vigor la Ley antifraude. Esta normativa pretende hacer frente a la economía sumergida y a la evasión fiscal que, según estimaciones del Ministerio de Hacienda, han costado más de 200 000 millones de euros al país.

La Ley antifraude que entra en vigor en el último trimestre del año contempla una serie de sanciones que pretenden eliminar de una vez por todas la contabilidad B. Este tipo de operaciones al margen de la ley se realizan a través de programas informáticos contables de doble uso.

Esta ley que pretende luchar contra el fraude fiscal regulariza el uso de software de doble uso y otros programas que son utilizados frecuentemente por empresas y autónomos para alterar sus estados financieros. Aunque en los últimos días mucho se ha hablado sobre la prohibición de programas que permiten la contabilidad B, la nueva normativa abarca otros puntos clave que hay que tener en cuenta:

Mayor control en el uso de programas informáticos para la gestión empresarial

La nueva Ley Antifraude no solo establece sanciones por el uso de programas informáticos de doble uso, también exige el empleo de software certificado por las autoridades. Los programas informáticos utilizados por autónomos y empresas deben permitir la accesibilidad, integridad, trazabilidad, legibilidad, conservación y la inalterabilidad de los procesos contables.

Conviene señalar, que la normativa legal vigente establece como infracción grave el uso de software que permita realizar contabilidades diferentes o registrar operaciones distintas a las ingresadas al programa con anterioridad. Asimismo, se considera delito la alteración de transacciones ya registradas y la fabricación o comercialización de programas informáticos de doble uso.

Establece límites en los pagos en efectivo

Otro de los puntos clave que establece la nueva Ley Antifraude es el límite de los pagos en efectivo a autónomos y empresas. Por ejemplo, hasta hace poco, los profesionales o empresarios podían aceptar hasta 2500 euros por el pago de un servicio, ahora este límite se reduce 1000 euros. Asimismo, para las personas que tengan un domicilio fiscal fuera de las fronteras españolas su límite de pagos en efectivo ha pasado de 15 000 a 10 000 euros.

Control fiscal sobre las criptomonedas

La nueva Ley Antifraude también ha centrado su atención sobre las operaciones con criptomonedas. Por esta razón, ha establecido medidas que pretenden regular el mercado de las monedas digitales en el país.

Todas las personas están obligadas a informar a las autoridades sobre la tenencia y las operaciones que se realicen con criptodivisas. A su vez, todas estas operaciones deberán ser incluidas en la declaración de bienes en el extranjero. En caso de omitir información en la declaración, las multas pueden ascender a 5000 euros por cada dato no presentado.

Como se puede ver, la nueva Ley Antifraude se centra en la lucha contra la contabilidad B y la economía sumergida que ha constado millones de euros al país. Las empresas y autónomos deben trabajar en los próximos días por ajustarse a la nueva normativa si quieren evitar ser sancionados con multas de hasta 50 000 euros. 

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?