Política

Colas nunca vistas y puntos de votación repletos de apoderados

21-D. Pintadas con lazos amarillos en recuerdo de los “presos políticos” en algunos colegios electorales de Cataluña

El Ramón Llull de Barcelona, que fue el centro donde hubo más cargas policiales el 1 de octubre, ha amanecido con lemas independentistas en las paredes

Operarios de limpieza borran lazos amarillos en un colegio electoral de Barcelona (Foto: @bcadilla).
photo_cameraOperarios de limpieza borran lazos amarillos en un colegio electoral de Barcelona (Foto: @bcadilla).

Cataluña vota este jueves al nuevo Parlament en circunstancias especiales: nunca antes se había llegado tan lejos y se había declarado unilateralmente la independencia ni se había proclamado la república, y nunca antes el Gobierno había tenido que aplicar el artículo 155 de la Constitución, que ha supuesto la destitución del Govern. Nunca antes ha habido candidatos a la presidencia de la Generalitat encarcelados o huidos de la Justicia en el extranjero.


En medio de todas estas circunstancias de anormalidad, el consejo de ministros acordó el 27 de octubre disolver el Parlament y convocar elecciones para hoy, jueves 21 de diciembre.

Todos los elementos antes citados hacen de estos comicios, aparte de únicos en la historia de España, decisivos para el devenir de Cataluña en los próximos años, dependiendo de si surge de las urnas un Govern constitucionalista o independentista.

Los colegios electorales han abierto a las ocho de la mañana y permanecerán abiertos hasta las ocho de la tarde. Según datos oficiales de la Generalitat, una hora después de comenzar la jornada electoral se habían constituido 7.986 de las 8.247 mesas electorales previstas, es decir, alrededor de un 97% del total.

El Confidencial Digital ha podido constatar que el ambiente que se respira en Cataluña no está aún normalizado, y prueba de ello es la aparición de pintadas esta madrugada en algunos puntos de votación.

ECD ha podido saber que el colegio Ramón Llull de Barcelona ha amanecido con pintadas a la entrada del mismo que representan lazos amarillos. Es el símbolo elegido por la ANC y Òmnium en recuerdo de los ex consellers encarcelados en Soto del Real y Estremera, los llamados “presos políticos” por los independentistas.

El PDeCAT y ERC se han unido a la reivindicación y casi todos los políticos y militante de las formaciones se dejan ver en público con un lazo amarillo en la solapa. Pues bien. El Ramón Llull está a estas horas repleto de pintadas amarillas protestando por la ausencia de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez (número dos de la lista de Junts per Catalunya) y Jordi Ciuxart.

Hubo violencia el 1-O

Se da la circunstancia de que el Ramón Llull fue el colegio electoral donde se registró especial violencia el 1-O, durante la votación del referéndum de independencia.

Situado en el barrio del Eixample, el centro fue escenario de las cargas policiales más duras, que han sido duramente criticadas por los independentistas y por el PSOE. Incluso un hombre perdió un ojo por el impacto de una pelota de goma lanzada por un agente durante el despliegue policial.

El Ramón Llull se llenó de activistas de la ANC y Òmnium desde la tarde del 30 de septiembre y no fue desalojado por los Mossos, que cerraron los colegios donde no se puso resistencia a la policía autonómica. Al día siguiente, durante la votación ilegal, los antidisturbios de la Policía nacional cerraron por la fuerza el centro.

Más apoderados que nunca

Todos los grandes partidos han tratado de desplegar el máximo número de interventores y apoderados en estos comicios, que se prevén especialmente tensas. Para realizar el recuento paralelo al oficial -ya que aseguran no fiarse del Estado- los autodenominados “Comités de Defensa de la República” aseguran que cuentan con 6.000 apoderados acreditados en las listas independentistas.

Por su parte, Ciutadans, PSC y PP han reclutado militantes y simpatizantes tanto de Cataluña como del resto de España, que han llegado en los últimos días y esta misma noche en distintos medios de transporte. En algunos casos el interés por implicarse en la jornada electoral ha sido tal que incluso este mismo día 21, cuando ya no es posible acreditarse, simpatizantes del PP están pidiendo quedarse como apoderados.

Largas colas

Las mismas fuentes relatan a ECD que se están registrando, antes de la apertura de los centros, colas nunca antes vistas en elecciones pasadas. Lo atribuyen a que la jornada electoral es día laborable, y por tanto, muchos votantes prefieren acudir a las urnas antes de fichar en sus lugares de trabajo.

También puede ser un síntoma de la alta participación que pronostican las encuestas. Algunas apuntan incluso a que un porcentaje del 82% del censo electoral acudirá a depositar su voto.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?