Política

Ábalos, Borrell y Montero frente a Calvo, Ribera y Calviño por la fecha de las elecciones

Los primeros apuestan por el 28 de abril para “proteger” al PSOE, y los otros por aplazarlas a otoño porque no han podido presentar aún varios de sus proyectos estrella

Pedro Sánchez y sus ministros.
photo_cameraPedro Sánchez y sus ministros.

La posibilidad de un adelanto de las elecciones generales -la fecha que va cogiendo más fuerza es el 28 de abril- está generando divisiones en el propio seno del Gobierno. Algunos ministros han expresado en privado a Pedro Sánchez sus recelos a la oportunidad de convocar por anticipado.

La agencia EFE lanzó el lunes la fecha del 14 de abril. Una opción que ha sido descartada por Moncloa y el PSOE. También pierde fuelle llamar a las urnas en el "superdomingo", el 26 de mayo, cuando ya coinciden las municipales, autonómicas y europeas. Una fecha que, ademas, disgusta a los barones socialistas.

El escenario de no agotar la legislatura o, al menos, intentar llegar hasta el otoño, como era la pretensión inicial, se rompió el pasado viernes, después de que los independentistas insistiesen en su enmienda a la totalidad a los Presupuestos y el Gobierno diese por rotas las conversaciones.

Fuentes del Gobierno revelan a Confidencial Digital que Sánchez ya tiene decidido qué va a hacer una vez que el Congreso haya tumbado su proyecto de Presupuestos Generales del Estado. Pero esa decisión sólo se comunicará al término de la reunión del Consejo de Ministros de este viernes.

Ábalos, Borrell y Montero, a favor del adelanto

Así pues, todo parece indicar que el adelanto electoral antes de mayo se impondrá. Según las fuentes consultadas por ECD, tres ministros apuestan con fuerza por el 28 de abril como fecha para las elecciones.

Liderados por José Luis Ábalos (Fomento), también apoyan convocar las generales antes de mayo otros dos pesos pesados del PSOE: Josep Borrell (Exteriores) y María Jesús Montero (Hacienda).

La ventaja que presenta convocar antes de mayo, según coinciden en señalar estos miembros del Gobierno, tiene que ver con aprovechar la foto de las tres derechas (PP, Ciudadanos y Vox) en la manifestación en Colón, que incomoda al partido de Albert Rivera y que los socialistas perciben como un error de C's que les pasará factura porque les aleja del centro, espacio que dejan libre para que el PSOE lo ocupe.

Sánchez no ha cedido a los independentistas

El momento actual también puede resultar propicio para los socialistas porque, con el recuerdo fresco de la ruptura de las negociaciones con los independentistas para aprobar los Presupuestos, resulta más fácil demostrar y explicarle a la ciudadanía que Sánchez no tuvo nunca pactos ocultos con los soberanistas.

Consideran que también se debe explotar la imagen que se ha trasladado este miércoles en el Congreso, de PP y Ciudadanos votando lo mismo que los partidos independentistas para tumbar los Presupuestos, que el Gobierno ha vendido como los más sociales de la historia.

Públicamente, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha manifestado este jueves que el jefe del Ejecutivo descarta someterse a una moción de confianza. Ha subrayado que siempre dijeron que habría elecciones y “por supuesto, que habrá elecciones”, ha añadido sin concretar las fechas que se barajan en caso de un posible adelanto electoral.

Según el secretario de Organización del PSOE, “la inquietud del presidente es España” y la decisión que finalmente tome será “pensando en el país”.

Ábalos ha restado importancia a las presiones territoriales para que, de celebrarse los comicios, no coincidan con las municipales y autonómicas del 26 de mayo, al afirmar que “las opiniones son muy distintas” y que cada federación tiene la suya.

Y ha insistido en que la convocatoria de elecciones es una prerrogativa del jefe del Ejecutivo, que “escucha a todos, pero es una decisión que toma él”.

Es complicado aguantar con decretos leyes

En términos parecidos, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado este jueves que el Gobierno comunicará este viernes la convocatoria de las generales, que será “seguro” a lo largo de 2019.

Montero ha indicado que el Gobierno, tras el rechazo de sus Presupuestos en el Congreso, puede ir “tirando” a base de decretos leyes, pero sólo durante un tiempo “breve”, por lo que “es evidente el adelanto de la convocatoria electoral”.

En todo caso, ha señalado que ve “complicado” el escenario de gobernar con decretos leyes, pues están limitados a cuestiones de urgente necesidad. “Puede ser que el Gobierno todavía tuviera capacidad de poner sobre la mesa algunos decretos leyes, pero tendrían que ser limitados”, ha insistido.

Calvo, Ribera y Calviño apuestan por llegar a otoño

Por lo tanto, el horizonte de alargar la legislatura unos meses, desde el punto de vista legislativo, y con el arco parlamentario en contra, genera fuertes recelos en el equipo más directo del presidente.

Pero no en otros ministros. Son partidarios de aplazar las generales hasta otoño, aunque manifiestan también que respetarán la decisión de Sánchez, el único al que corresponde tomarla.

La propia vicepresidenta Carmen Calvo, lidera este grupo de críticos con el adelanto electoral antes del 26 de mayo, frente a las tesis del jefe de Gabinete del presidente, Iván Redondo, que también apuesta por el 28 de abril. En cambio, Calvo defiende "aguantar lo máximo posible".

Se complica la influencia de España en Europa

En el entorno de Nadia Calviño se recuerda que convocar elecciones en apenas dos meses complicaría la influencia de España en Europa, pendiente de la renovación de sus instituciones principales.

Tres ministros, la propia Calviño, Luis Planas (Agricultura) y Josep Borrell (Exteriores) están en liza por lograr un puesto de comisario europeo, una plaza muy disputada.

Moncloa ya inició semanas atrás las negociaciones para lograr un puesto de comisario, que puede ser hasta de vicepresidente de la Comisión. La mejor situada era, en un primer momento, Nadia Calviño, pero Planas ha ganado opciones impulsado por la propia vicepresidenta. Esa negociación se iniciaría, en cualquier caso, después de las elecciones de mayo, y tendrá su momento álgido en verano.

Proyectos en marcha que aún no se han culminado

Otra de las ministras que apuestan por llegar a otoño es Teresa Ribera, titular de Transición Ecológica. El motivo que esgrime, en su caso, es que su departamento tenía previsto llevar al Consejo de Ministros del 22 de febrero el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, en el que se definirá la hoja de ruta de la transición energética, y que debe ser remitido a Bruselas.

Defiende en privado que es uno de sus proyectos estrella, en el que lleva trabajando desde que llegó al Gobierno, por lo que querría poder culminarlo para iniciar el año que viene la "descarbonización de la economía". Un objetivo que es probable que quede en nada en un escenario anticipado de elecciones.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable