Política

Barones del PSOE presionan para que el Gobierno se responsabilice de una suspensión de las Fallas y la Semana Santa

Llamadas a Moncloa para que Pedro Sánchez apruebe medidas frente al coronavirus que eviten el desgaste a las autonomías

Ximo Puig y Pedro Sánchez.
photo_camera Ximo Puig y Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez ha comenzado a tomar medidas contra el coronavirus. Su ausencia de la primera línea de la gestión de la crisis del coronavirus ha sido casi absoluta hasta este lunes. Pero la presión de varios barones del PSOE le ha forzado a ponerse al frente de la situación y dar orden de aplicar un cambio de escenario a “contención reforzada”.

Por ahora, la oposición solo había reprochado a Sánchez haber dejado a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, sacar por su cuenta una guía sobre cómo actuar en las empresas ante el coronavirus.

Así, la desaparición del presidente no había dado lugar a duras críticas por parte de la oposición ni de la mayoría de los medios de comunicación.

El Gobierno anunció la semana pasada pensaba aprobar un paquete de estímulos económicos en el caso de que “la epidemia de coronavirus se prolongue en los próximos meses y su impacto sea más alto”.

Cuatro días después, y a la vista de los efectos que la epidemia está generando en la economía española, Moncloa ha comenzado a variar su discurso. Pedro Sánchez admitió ya este lunes que los perjuicios se están notando y que va a ser necesario adoptar un plan de choque, aunque tampoco anticipó ningún tipo de medida.

Barones del PSOE presionan a Moncloa

Fuentes conocedoras de la situación, a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, explican que varios barones socialistas llevan varios días presionando a Moncloa para que sea el Gobierno el que active las medidas más restrictivas para frenar la expansión del coronavirus por todo el país.

El escenario ha cambiado a “contención reforzada” por temor a contagios masivos del coronavirus, tras un fin de semana con cifras disparadas y una evolución casi idéntica a la de Italia hace apenas quince días.

El virus ha alcanzado ya este lunes a todas las comunidades autónomas. El número de contagios por coronavirus aumenta una media de un 20% cada día. El último balance del Ministerio de Sanidad eleva a 28 la cifra de fallecidos en España y ha confirmado más de 1.200 casos positivos.

Madrid, Vitoria y Labastida son los territorios más afectados, con un importante número de contagios en las últimas horas, que han llevado a las autoridades a suspender las clases a partir de este miércoles desde Infantil hasta la Universidad.

 

Responsabilizarse de suspensiones delicadas

Según las fuentes consultadas por ECD, el objetivo de la presión de los presidentes autonómicos es que el Gobierno apruebe medidas adicionales por el coronavirus que les eviten tomar decisiones impopulares en sus territorios. Se cita, por ejemplo, eventos multitudinarios inminentes como las Fallas y las celebraciones de Semana Santa.

Consideran que las grandes decisiones como cuarentenas masivas, aislamientos de poblaciones enteras o suspensión del tráfico aéreo son de la estricta responsabilidad del Ejecutivo. En Francia ya se prohíben eventos con más de 1.000 personas; y en Italia, Alemania o Hungría se adoptan medidas más contundentes que en España.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comenzado a sugerir en público que, aunque no lo desean, ya no descartan para nada suspender las Fallas o, más tarde, la Semana Santa. Por ahora, Illa consideró este lunes que, con la información disponible, no hace falta tomar una medida como suspender las Fallas.

Pero avisó también que si “viéramos que hay tomarla lo discutiríamos con los responsables” de la Comunidad Valenciana pero, de momento, “es una medida muy drástica que habría que tomar en coherencia con otras”. Pero no quiso descartarla.

Ante un escenario especialmente complicado, las fuentes consultadas por ECD confirman que algunos Gobiernos regionales, también socialistas, han comenzado a movilizarse para evitar que Moncloa y Sanidad descarguen sobre ellos toda la responsabilidad si la situación se agrava seriamente en los próximos días.

El PP ha comenzado a perder la paciencia

Por si esto fuera poco, el PSOE cuenta con que la tregua de la oposición al Gobierno se ha terminado. Ferraz ha recibido información de que “la paciencia del PP se está agotando” Y, si la epidemia sigue creciendo, y “el Ejecutivo no toma medidas claras”, fuentes de Génova confirman también a ECD que “habrá una respuesta contundente”.

Pablo Casado anunció este lunes un paquete de medidas económicas para paliar los daños causados por la crisis del coronavirus, y ante lo que considera una inactividad de Pedro Sánchez, que “sigue sin reaccionar ante esta grave situación”.

De momento, el PP va a pedir la comparecencia de Sánchez ante el Congreso para explicar su respuesta a la crisis sanitaria y la “descoordinación” con Unidas Podemos.

Una nueva boca del volcán de La Palma genera una colada que arrasa el cementerio de Las Manchas

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?