Política

Casado y Abascal visibilizan en Colón la fractura PP-Vox

Los populares decidieron centrar su protesta en la sede de Génova y evitaron en todo momento la foto de “las tres derechas”

Santiago Abascal, en la manifestación en la Plaza de Colón (Foto: A. Pérez Meca / Europa Press).
photo_camera Santiago Abascal, en la manifestación en la Plaza de Colón (Foto: A. Pérez Meca / Europa Press).

Pablo Casado y Santiago Abascal evitaron encontrarse en la manifestación de Colón. La brecha que separa a ambas formaciones se materializó en la distancia geográfica a la que se colocaron los representantes del PP y de Vox, preocupados de no coincidir durante el acto.

El primero que acudió al evento fue Santiago Abascal, que estaba situado en primera línea media hora antes de que comenzara el evento. Contiguo a la valla y bajo la estatua de Blas de Lezo, el secretario general de Vox se tomaba fotos, charlaba con los asistentes y hacía acto de presencia a escasos metros del escenario. Pronto lo acompañaron Iván Espinosa, Ortega Smith, Macarena Olona y Rocío Monasterio.

Aunque más allá de las mascarillas y las pulseras de color verde ninguno portaba el estandarte de su partido, su presencia se hacía notar en el escenario y acaparaban las miradas de los allí presentes hasta que empezó el acto. Abascal recalcó por Twitter que lo vivido en Colón estaba “por encima de las siglas”, cosa que afirmó Andrés Trapiello, escritor y miembro de la plataforma Unión 78, cuando señaló que las protestas eran un movimiento transversal: de derechas, de centro y de izquierda.

Pablo Casado empezó su marcha a las puertas de Génova. Tras su discurso, le acompañaron Isabel Díaz Ayuso, José Luis Martínez Almeida y Teodoro García Egea hasta la Plaza de Colón, donde se situaron en un segundo plano, lejos del escenario, de la multitud y de los representantes de Vox.

Alrededor de ellos, los manifestantes mostraban sentimientos encontrados. Los gritos ante la pasividad del ex presidente del gobierno, Mariano Rajoy, que reprochaban al PP tener parte de culpa en la situación de Cataluña junto con la presencia de Abascal cerca del escenario, hizo que los populares se situaran cerca de la estatua de Colón, en la retaguardia.

Inés Arrimadas, que también acudió al evento, completó el desencuentro. Acompañada por Edmundo Bal, candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las pasadas elecciones, y Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, la líder de Ciudadanos se situó cerca del Museo Arqueológico Nacional, completando el triángulo que formaron los tres partidos.

Fragmentación de la derecha

Como ya planeaba Santiago Abascal hace unos días, la ruptura entre el PP y Vox ha sido visible durante las protestas de Colón contra los indultos. Dos años después de la famosa 'foto de Colón', las dos formaciones han hecho todo lo posible por no repetirla y por visibilizar el malestar que hay entre ellas.

Santiago Abascal, que ha sido el más crítico frente a la situación en Cataluña, fue el que más visibilidad tuvo en el acto, no sólo por localización de los integrantes de Vox sino por el número de ellos.

Pablo Casado, sin embargo, pasó más desapercibido y la presencia de los populares ha dejado luces y sombras. Las quejas por la gestión del anterior gobierno no impidieron que se aplaudiera a Isabel Díaz Ayuso o a José Luis Martínez Almeida, “el alcalde de España”, como le gritaban desde el público.

Almeida fue el último de los populares en irse, rodeado de jóvenes, y parándose en la recogida de firmas en frente de la sede popular de Génova, animando a sus seguidores a participar.

El PP y Vox fueron, en parte, los protagonistas de un evento que lejos de unir a ambas formaciones frente a los indultos sacó a la luz sus diferencias.

El vídeo del día

Científicos vinculan desastres climáticos a la inacción
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?