Política

Cristina Gallach, la tapada de Pedro Sánchez para sustituir a Borrell en Exteriores

Fue jefa de Prensa de Javier Solana, secretaria general adjunta de Naciones Unidas y actualmente es Alta Comisionada para la Agenda 2030 dependiente de Moncloa

Crisitna Gallach, en la ONU.
photo_cameraCrisitna Gallach, en la ONU.

El pasado 31 de mayo, ECD adelantó en exclusiva que Pedro Sánchez quería convertir a Josep Borrell en Alto Representante de la UE. Las negociaciones del presidente llegaron a buen puerto y ayer se confirmó ese cargo para el ministro de Exteriores.

Con la marcha segura de Borrell del Ministerio, el jefe del Ejecutivo ya piensa en posibles sustitutos.  Irene Lozano y José Manuel Albares, como también se apuntó en estas páginas, eran los candidatos mejor situados. No obstante, hay más alternativas.

Según explican al Confidencial Digital altos cargos del Ejecutivo, la “tapada” de Pedro Sánchez para sustituir a Borrell es Cristina Gallach, que actualmente ocupa el puesto de Alta comisionada para la Agenda 2030.

Ese organismo, de hecho, fue creado en julio de 2018, en uno de los primeros Consejos de Ministros del Gobierno socialista, y depende directamente de Moncloa y del jefe del Ejecutivo. Su misión es coordinar las actuaciones para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluidos en la citada Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Un perfil que gusta a Sánchez

Las fuentes consultadas por este diario recuerdan que Cristina Gallach, antes de entrar a formar parte del Gobierno, trabajó para la ONU, de 2014 a 2017, como Secretaria general adjunta para la Comunicación y la Información Pública. Una experiencia que, junto a su actual cargo, puede servirle de aval para convertirse en ministra de Asuntos Exteriores.

Licenciada en periodismo, Gallach fue asesora de comunicación de Javier Solana durante tres lustros, en los que el político español ocupó cargos de primer nivel como la secretaría general de la OTAN y del Consejo de la UE, y el puesto de Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Pese a no ser diplomática, cumple con el perfil que está buscando Sánchez para la cartera que ahora dirige Josep Borrell: “Es mujer, es catalana, y además está al mando de la Agenda 2030, uno de los grandes desafíos del Gobierno para la próxima legislatura”.

En este sentido, recuerdan que Sánchez, desde que llegó a La Moncloa, apostó por un Ejecutivo “feminista, ecologista, europeísta y social”. Por tanto, situar al frente de Exteriores a una mujer, que además se ha encargado de hacer cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, es “toda una declaración de intenciones”.

Por otra parte, Moncloa también valora el origen catalán de Gallach: “Con las marchas de Borrell y Batet, no hay ningún ministro catalán en el Gobierno, y Sánchez quiere corregir eso”.

Lozano y Albares, en la recámara

La candidatura de Cristina Gallach al ministerio de Asuntos Exteriores se ha mantenido, hasta ahora, en secreto. No obstante, cada vez hay más altos cargos, dentro del Ejecutivo, que saben que la Alta comisionada está en el radar de Pedro Sánchez.

Los nombres que hasta la fecha sonaban con más fuerza, sin embargo, tampoco han sido descartados y aún cuentan con opciones de sustituir a Borrell.

Entre Irene Lozano y José Manuel Albares, desde el Ejecutivo aseguran que la secretaria de Estado tendría más opciones: “Es de la plena confianza de Sánchez y ya trabaja en el ministerio. Además, Albares es vital para el presidente en Moncloa, por lo que es difícil que renuncie a uno de los integrantes más importantes de su gabinete”.

Pese a ello, Lozano tiene el hándicap de no contar con el respaldo de importantes dirigentes del PSOE, que la siguen viendo demasiado “ajena al partido”. Por todo ello, “la principal candidata, a día de hoy es Gallach, aunque tampoco se pueden descartar los nombres que han ido saliendo hasta ahora”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable