Política

España recibirá 12.000 millones de Europa tres meses antes para impedir un colapso económico

Moncloa ha trasladado a Bruselas que el país “no aguanta hasta el verano las consecuencias de la guerra” y ha conseguido el traspaso de fondos en abril en vez de julio

La ministra de Economía, Nadia Calviño, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúnen en La Moncloa, a 5 de marzo de 2022, en Madrid (España).
photo_camera La ministra de Economía, Nadia Calviño, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúnen en La Moncloa, a 5 de marzo de 2022, en Madrid (España).

La guerra en Ucrania ha provocado que el Gobierno vuelva al escenario de “alarma total” que se vivió al comienzo de la pandemia. Pedro Sánchez no ha ocultado la gravedad de la situación, que además “va para largo” porque el conflicto con Rusia no se resolverá cuando acabe la invasión. Y se ha movilizado para recibir ayuda de Europa.

En Moncloa consideran que la economía no se ha parado ahora por completo como en marzo de 2020, pero todos los miembros del Gobierno trasladan una gran preocupación. Ya hay empresas que están deteniendo su producción porque faltan materiales y otras que lo están valorando por los precios disparados de la energía

Mientras Pedro Sánchez prepara una ronda de viajes europeos para convencer a los socios de una reforma para poner topes a los precios de la electricidad y cambiar un mercado energético descontrolado, los ministros multiplican gestiones para intentar paliar lo que viene: un frenazo importante, sobre todo en algunos sectores. 

“No todo pueden ser bajadas de impuestos”

Por lo pronto, Sánchez ya ha anunciado un “plan nacional de respuesta del impacto de la guerra” con medidas sobre todo de bajada de impuestos a la energía. La mayoría de ellas son prórrogas de medidas tomadas el año pasado para bajar el precio de la electricidad, en plena crisis energética. 

Pero asume que el plan supondrá un coste enorme para las arcas públicas. El Gobierno calcula que cada trimestre que lo prorroga -de momento ahora se ha hecho hasta el verano- se pierden unos 3.000 millones de euros en recaudación, lo que va a suponer entre 10.000 y 12.000 millones hasta final de año en rebajas y suspensiones de impuestos

Por eso Moncloa aprieta para intervenir el mercado. “No todo pueden ser bajadas de impuestos”, insisten a ECD en la parte socialista del Ejecutivo.

De hecho, algunos miembros del Gobierno ven la situación tan dramática, con precios absolutamente desorbitados que dañan sobre todo a la industria, que incluso creen que será difícil esperar dos semanas, lo que queda para la cumbre en Bruselas, sin tomar medidas drásticas en España. “Hay que actuar ya, esto es insostenible”, alertan.

Adelanto de 12.000 millones de la UE

En este escenario de “economía de guerra”, Moncloa pedirá a Bruselas en las próximas semanas el siguiente desembolso asociado al Plan de Recuperación, de 12.000 millones de euros, con los que espera contrarrestar el frenazo económico que sufrirá la economía española por culpa de la guerra desatada en Ucrania.

Se trata del desembolso más cuantioso, porque lleva asociadas medidas complejas. La reforma laboral era muy complicada de alcanzar, y era mucho más difícil aún realizar esos cambios con un acuerdo con los sindicatos y representantes de las empresas, como finalmente se consiguió.

“España no puede aguantar hasta el verano”

España deberá acompañar la petición de los fondos con todas las pruebas que demuestren que se han superado cada uno de los requisitos vinculados a la transferencia y la Comisión Europea tendrá dos meses para evaluarlas. La pelota tiene que pasar después al tejado de los Estados miembros, que deben dar su visto bueno reunidos en el Comité Económico y Financiero. 

Este órgano tiene cuatro semanas para pronunciarse sobre el dictamen de la Comisión: si lo avala desbloquea el pago, pero si tiene dudas eleva la discusión a una cumbre de líderes con el llamado “freno de emergencia” que Países Bajos exigió en 2020.

“El problema es que todo este proceso se alarga casi tres meses, y España no puede aguantar con el impacto de la guerra hasta el verano”, han transmitido desde la cúpula económica del Ejecutivo a Bruselas, según ha podido confirmar ECD.

 

Adelantar tres meses la llegada del dinero

Por ello, si los Veintisiete validan el desembolso, se desencadena la adopción formal del mismo. Y contempla un procedimiento de urgencia para recibir los fondos en un mes, que es el que ha conseguido activar ahora Moncloa ante la “emergencia económica”. Recuerdan que ya fue utilizado en el primer tramo español de 10.000 millones para que el pago tuviera lugar antes de que finalizara 2021.

La petición de los 12.000 millones ya estaba prevista para el primer trimestre de este año, pero ahora el equipo de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, considera que la guerra nos pone ante la urgencia de avanzar en la transformación de la industria, la introducción de la digitalización y en avanzar en todos los PERTE. 

De ahí que concluyan que resulta fundamental ejecutar los fondos cuanto antes para poder contrarrestar su impacto y se hayan movilizado para adelantar la llegada del dinero de julio a abril.

Un rescate para salvar la economía

Con esos fondos de la UE, como durante lo peor de la crisis del coronavirus, Moncloa movilizará grandes cantidades de dinero público para salvar trabajadores, empresas y personas especialmente vulnerables. Resumen gráficamente que “de la economía hibernada en pandemia se va a pasar ahora a una economía de guerra”.

Sin embargo, fuentes de la Administración admiten a ECD que el problema se encuentra en que, aunque España vaya recibiendo desembolsos de Bruselas, el ritmo de ejecución de las inversiones no es tan rápido como se desearía y, dado el modelo de descentralización territorial, el Gobierno ni siquiera sabe en tiempo real qué volumen de los fondos está llegando a la economía real.

Hay que recordar que las empresas se han quejado de forma recurrente de que el dinero no está llegando al tejido productivo y Moncloa no puede dar una cifra de qué cantidad de dinero se ha canalizado desde las Administraciones hasta la economía real.

El acceso a los 70.000 millones en créditos

Por el momento, el plan de recuperación solamente está utilizando 70.000 de los 140.000 millones de euros que corresponden a España de los fondos europeos. 

El Gobierno apostó primero por desplegar la mitad que le correspondía en forma de transferencias a fondo perdido, y reservarse la mitad a la que tenía derecho en forma de créditos ventajosos

España pretende, también ahora, añadir a su plan los 70.000 millones de euros de créditos para adaptar el plan nacional a las nuevas circunstancias y objetivos que se están marcando tras la invasión rusa de Ucrania, según explicó el lunes en Bruselas la vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

Admitió que, a mitad de año, el Ejecutivo enviará a la Comisión Europea una enmienda a su plan nacional, añadiendo los 70.000 millones de euros de créditos. Esta petición tendrá que ser revisada por los técnicos comunitarios y, tras darles la luz verde, se actualizará el montante de los desembolsos previstos.

Argentina 2-1 Australia
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Leo Messi clasifica a Argentina para cuartos
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes