Política

Más presión para Pedro Sánchez: Ximo Puig medita incluir a Podemos en su gobierno

Mónica Oltra ha pedido que la formación morada forme parte del nuevo ejecutivo regional. El debate de investidura en las Cortes Valencianas se celebra el día 12

Ximo Puig y Pedro Sánchez.
photo_cameraXimo Puig y Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez tiene 24 horas para presentar mañana  a Felipe VI una mayoría parlamentaria que garantice su investidura. De momento, cuenta con el respaldo de Podemos, aunque Iglesias ya ha advertido que le retirará el apoyo si no entra en el Gobierno. El líder del partido morado, que amaga con una consulta a la militancia, aumentará su presión aprovechando la formación de un tripartito en la Comunidad Valenciana.

Según explican al Confidencial Digital fuentes bien situadas en el actual gobierno en funciones de Ximo Puig, las conversaciones entre PSOE, Compromís y Podemos para reeditar el “Pacto del Botánico” en la Comunidad empezaron la semana pasada, y este miércoles tendrán continuidad en una nueva reunión entre los tres partidos.

Hasta la fecha se han producido dos encuentros y, aunque “primero vamos a hablar del 'qué', después del 'cómo' y, por último del 'quién'”, en referencia al proyecto del nuevo gobierno para los próximos cuatro años, desde la Generalitat Valenciana reconocen que las distintas formaciones han dejado claro cuál debe ser la composición del Ejecutivo.

En estas conversaciones se están desarrollando “cinco ejes para el nuevo Gobierno”, pero en el horizonte se atisba un debate que debe estar resuelto justo dentro de una semana: los partidos que van a entrar en la Generalitat Valenciana.

A día de hoy, PSOE y Compromís gobiernan en coalición, pero los de Mónica Oltra ya han dejado caer que, para llevar a cabo la segunda parte del “Pacto del Botánico”, será necesaria la presencia de Podemos: “Nuestro modelo no es repartirnos consejerías, sino que en todas ellas estén representantes de las fuerzas del Pacto. Y Podemos debe estar presente”.

La formación morada, como es lógico, también insiste en formar parte de la nueva Generalitat Valenciana, dejando a Ximo Puig con muy pocas salidas. El socialista, que necesita tanto a Compromís como a Podemos para mantenerse en el Gobierno, empieza a asumir que su próximo ejecutivo será tripartito.

Un acuerdo antes del día 12

El presidente valenciano, que hizo coincidir las elecciones autonómicas con las generales, quería separar las negociaciones regionales con las nacionales, aprovechándose, entre otras cosas, de que las nuevas Cortes Valencianas se constituían cinco días antes que el Congreso. No obstante, ahora se encuentra en la misma tesitura que Pedro Sánchez.

Ambos dirigentes están recibiendo presiones para incluir a Podemos en sus nuevos gobiernos, pero en el caso de Ximo Puig, la decisión no se puede hacer esperar: el próximo miércoles, día 12, está previsto el debate de investidura en las Cortes Valencianas y, para entonces, ya debe tener sellado el acuerdo con Compromís y la formación morada.

La formación de un gobierno tripartito en la Comunidad Valenciana, con representantes de Podemos, daría aún más argumentos a Pablo Iglesias para exigir que Sánchez le incluya en su Consejo de Ministros.

En Ferraz son conscientes de esta circunstancia, y se anuncian “importantes conversaciones” entre el presidente del Gobierno y el líder de Podemos para llegar a algún tipo de entendimiento. No obstante, en el PSOE advierten que “la oferta será proporcional a la fuerza parlamentaria de Podemos”, por lo que “Iglesias no puede pedir por encima de sus posibilidades”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable