Política

Pablo Iglesias y Alberto Garzón prometen ante el rey sin corbata y con un símbolo comunista

División entre los nuevos miembros del Gobierno al referirse al “Consejo de Ministras y Ministros”. Insólito aplauso tras la foto de familia con Felipe VI

Pablo Iglesias promete el cargo de vicepresidente.
photo_cameraPablo Iglesias promete el cargo de vicepresidente.

Los 22 ministros del segundo Gobierno de Pedro Sánchez han prometido su cargo ante el rey, en un acto en el Salón de Audiencias en el palacio de la Zarzuela

Pablo Iglesias ha optado por mantener su estilo habitual, por ejemplo cuando acude a los plenos del Congreso de los Diputados. Ha llevado chaqueta, pero no corbata.

Tampoco Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, se ha puesto corbata ni traje completo para este acto solemne de promesa en el Palacio de la Zarzuela.

Iglesias y Garzón han coincidido en otro detalle. Ambos se han puesto la misma insignia en la solapa izquierda de la chaqueta.

Se trataba de un triángulo rojo. Garzón lo luce de forma habitual, pero Pablo Iglesias no tanto.

Es un gesto simbólico. Los nazis colocaban un triángulo rojo a los prisioneros comunistas en los campos de concentración. De ahí que se pueda entender como un recuerdo a los comunistas que fueron internados en los campos de concentración nazis, incluidos muchos españoles exiliados de España por la Guerra Civil.

Pablo Iglesias, con el triángulo rojo en la solapa.

Pablo Iglesias inicia un aplauso

El acto ha tenido otros detalles llamativos. Una vez que todos los ministros han prometido su cargo y han pasado a saludar al rey, don Felipe se ha colocado con ellos y con Pedro Sánchez para hacerse una foto, como es habitual.

Lo que no es habitual, y ha resultado algo insólito, es que al ‘disolverse’ la foto, Pablo Iglesias ha comenzado a aplaudir, y con él otros miembros del Gobierno.

Algunos ministros se han mostrado especialmente emocionados en este acto, como Yolanda Díaz, de Galicia en Común.

Ministras y ministros

Otra curiosidad han sido las fórmulas que han usado los miembros del nuevo Gobierno. Todos han prometido, ninguno ha jurado, y de hecho sobre la mesa sólo había un ejemplar de la Constitución y no la Biblia ni un crucifijo, como solía haber en ocasiones anteriores.

Las variaciones han versado sólo sobre cómo se referían al Consejo de Ministros, al final de la fórmula de promesa que exige guardar y hacer guardar el secreto de las deliberaciones de dicho órgano.

Varios ministros lo han citado como “Consejo de Ministros y Ministras”, dando énfasis así a una denominación más feminista. Así lo han hecho, por ejemplo, Pablo Iglesias, la ministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya, Luis Planas (Agricultura), José Manuel Rodríguez Uribes (Cultura y Deportes), Alberto Garzón (Consumo), Carolina Darias (Política Territorial y Función Pública)...

La número dos de Podemos y, precisamente, nueva ministra de Igualdad, Irene Montero, ha optado por una formulación más novedosa aún: “Consejo de Ministras”, sin “ministros”. Dentro del feminismo hay quienes optan ya por usar el plural femenino como genérico, sin desdoblar el sustantivo.

Otros, directamente, han usado el término oficial y habitual, Consejo de Ministros.

También ha habido diferencias en la inclinación ante el rey que han hecho los ministros al acercarse a prometer. Algunos se han detenido ante Felipe VI y han inclinado algo más la cabeza, como Arancha González Laya, Carolina Darias y Manuel Castells, de Podemos, quien por cierto fue profesor del rey en la universidad.

Otros, como Pablo Iglesias y María Jesús Montero, se han limitado a hacer un gesto con la cabeza y a sonreír hacia el jefe del Estado mientras caminaban hacia la mesa.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable