Política

Pedro Sánchez advierte a los barones: Las listas a las generales las hago yo

José Luis Ábalos transmitirá ese mensaje el martes en una reunión con todos los secretarios de organización regionales

Pedro Sánchez, en su comparecencia anunciando elecciones generales.
photo_cameraPedro Sánchez, en su comparecencia anunciando elecciones generales.

Pedro Sánchez confirmó el viernes la convocatoria anticipada de elecciones generales y la fecha en la que se celebrarán: el 28 de abril. Desde el mismo momento del anuncio, la maquinaria electoral de Ferraz empezó a trabajar a tope, con el objetivo de cerrar cuanto antes la lista para los comicios. Una candidatura en la que el presidente del Gobierno tendrá todos los poderes.

Según cuentan al Confidencial Digital altos cargos nacionales del PSOE, Sánchez tuvo muy en cuenta, a la hora de decidir la fecha de las generales, los siete argumentos de Iván Redondo sobre la conveniencia de fijar los comicios en abril. Pero también tuvo muy presente los “inconvenientes orgánicos” que traería consigo un “súperdomingo electoral” el 26 de mayo.

Una guerra de listas

Miembros relevantes de la ejecutiva federal, entre ellos José Luis Ábalos y Santos Cerdán, advirtieron a Pedro Sánchez de que el primer problema con el que se iba a encontrar, a la hora de celebrar unas generales el 26-M, era que estallaría “una guerra por las listas”, ya que habría que preparar, a la vez, las candidaturas para municipales, autonómicas, europeas y generales.

Esa circunstancia -le dijeron- provocará “un elevado nivel de tensión interna”, ya que los barones autonómicos, aprovechando la elaboración de sus propias listas, “tratarían de meter mano” en las decisiones que pudiera tomar el secretario general de cara a la candidatura de las generales.

Sánchez se garantiza las manos libres

Consciente de lo negativo que sería volver a enfrentarse a los barones, y ante la amenaza de ver limitada su libertad para elaborar la lista de las generales, Sánchez empezó a ver claro, a principios de la semana pasada, que deberían celebrarse, sí o sí, antes que el 26-M, tal y como le recomendaba también Iván Redondo.

De esta forma, afirman las fuentes consultadas, podría transmitir a los líderes autonómicos del PSOE el siguiente mensaje: “He aceptado que las generales sean antes que las municipales y autonómicas, para que no coincidan, pero la lista para el 28 de abril la hago yo”.

Por otra parte, añaden desde Ferraz, el presidente del Gobierno se ha garantizado, con este movimiento, ser él quien pueda “pescar” candidatos en las diferentes federaciones socialistas, porque será él, y no los barones, quien empiece a diseñar las listas para los próximos desafíos electorales.

Ábalos convoca a los secretarios de organización

De hecho, y según el calendario orgánico que ya maneja Ferraz, el objetivo es que las listas a las generales estén cerradas al día siguiente de la disolución de las Cortes o, lo que es lo mismo, el 6 de marzo. Con los candidatos ya ratificados, añaden, se pondría en marcha la campaña para los comicios del 28 de abril.

Además, la ejecutiva federal contempla que la elaboración de las listas para municipales, autonómicas y europeas se realice a principios de abril, por lo que ya para entonces Pedro Sánchez tendría cerrada, y blindada, su candidatura a las generales.

Este calendario orgánico, de hecho, así como el mensaje de Sánchez a los barones regionales, será transmitido el próximo martes por José Luis Ábalos a todos los secretarios de Organización autonómicos del PSOE.

El número dos del partido les ha convocado a una reunión en Ferraz, posterior a la sesión de la ejecutiva federal del lunes. El encuentro, afirman desde el PSOE, servirá para informarles de lo aprobado el día anterior, y para dejarles bien claro que corresponde a Sánchez, y solo a Sánchez, la elaboración de la candidatura de las generales.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?