Política

Pedro Sánchez ‘asusta’ a PNV y sindicatos para que le ayuden a convencer a ERC

Les ha advertido de que si no sale adelante la investidura con los independentistas catalanes se verá abocado a pactar con la derecha

Aitor Esteban, portavoz del PNV en el debate de investidura.
photo_cameraAitor Esteban, portavoz del PNV en el debate de investidura.

El PSOE ha desplegado una ofensiva con la que espera vencer la resistencia de ERC a facilitar la investidura de Pedro Sánchez. La maniobra incluye al PNV y a los sindicatos y busca convencer a los independentistas catalanes de que les conviene facilitar ahora el Gobierno de coalición con Podemos.

Pese a que ERC continúa en el ‘no’ a la investidura de Sánchez, en el PSOE han apreciado señales de que terminarán virando hacia la abstención aun a costa del desgaste que le pueda suponer entre el electorado más independentista.

La reunión que los socialistas y ERC mantuvieron el pasado jueves sirvió para constatar a qué ritmo el pragmatismo va ganando adeptos en sus direcciones. La predisposición a acercar posiciones se impuso al recelo mutuo que existe desde que el desafío secesionista marca la agenda de la Generalitat.

La dirección del PSOE quería comprobar qué alma de Esquerra tendría como interlocutora, la más posibilista -y por tanto la más abierta a abstenerse en la investidura de Sánchez- o la enrocada en la independencia unilateral de Cataluña.

Con todo, si este martes no hay grandes avances con ERC, Moncloa comenzará a plantearse posponer la investidura a enero.

PSOE y PNV buscan una investidura en diciembre

Por el momento, el PSOE se ha movilizado para que la investidura se celebre en la semana del 16 de diciembre. Nadie quiere hablar por ahora en Ferraz de un aplazamiento al mes de enero.

Los socialistas cuentan con la baza de que otros partidos que están en sintonía con Sánchez, como es el caso del PNV, también apoyan la formación de un Gobierno antes de Navidad.

Así, Confidencial Digital ha podido confirmar, por fuentes conocedoras de las conversaciones, que Ferraz ha pedido a los nacionalistas vascos que medien con altos cargos de ERC para lograr convencerles de que faciliten la investidura de Sánchez este mes de diciembre.

Los nacionalistas vascos han trasladado a los republicanos que el proceso puede complicarse si se aplaza a enero. Ahora lo importante, les han insistido, es formar un Gobierno y que la legislatura eche a andar.

Después, ya vendrá la comisión bilateral entre el Estado y la Generalitat, que hasta el mandato de Sánchez llevaba siete años sin reunirse. Ese debe ser, aseguran en el PNV, el punto de encuentro entre un Gobierno de España con plenas funciones y el Govern de Cataluña.

Ferraz asusta a los sindicatos con mirar a la derecha

Por si esto fuera poco, otra de las patas de la ofensiva del PSOE pasa por los sindicatos. Los socialistas han pedido a UGT y CCOO que “arrastren” a Esquerra a una abstención sin la cual al PSOE no le saldrían los números para que Pedro Sánchez prolongara su estancia en la Moncloa.

Y, llegado el caso, Ferraz ha dejado caer a los sindicatos que al presidente del Gobierno en funciones no le quedaría entonces más remedio que explorar un acercamiento a PP y C’s para evitar unas terceras elecciones. El mínimo riesgo de que la derecha pudiera influir en el futuro Gobierno ha movilizado a las dos principales centrales.

No se pasa por alto que el secretario general de CCOO, Unai Sordo, abogó hace unos días porque se imponga “el sentido común” en aras de la estabilidad. “Espero que Esquerra tome la decisión que debe tomar, que es permitir que la legislatura eche andar”, afirmó, “y que el conflicto territorial en Cataluña se aborde desde el diálogo y la negociación política, y no desde el cuanto peor, mejor”.

En paralelo a una propuesta para atraer a Esquerra

Además, según publicó este domingo El País, la estrategia de los socialistas, con distintos plazos de ejecución, contempla también ofrecer un nuevo sistema de financiación autonómica en 2020 y un aumento sustancial de la inversión del Estado en los Presupuestos del próximo año.

La retirada de recursos judiciales -siempre que no estén ligados al procés- es otra de las bazas que maneja Ferraz para atraer a ERC. En una fase más avanzada, aseguran, se podrían reformar leyes para permitir el desarrollo del Estatut que el Tribunal Constitucional recortó en 2010.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?