Política

El PP sospecha que Sánchez va a elecciones para cambiar a Podemos por Ciudadanos

Génova recuerda que solo ellos y el PSOE subirán y se abriría la opción de un gobierno de coalición con Cs: Rivera modificó su criterio respecto a Rajoy tras las segundas generales

Pedro Sánchez y Albert Rivera.
photo_cameraPedro Sánchez y Albert Rivera.

Faltan apenas once días para que se disuelvan las Cortes y en el PP no tienen dudas de que volverá a haber elecciones generales. La ruptura entre Sánchez e Iglesias, escenificada ayer en el Congreso, así lo indica. Pero no solo eso: en Génova dan por hecho que Moncloa ya tiene un plan para después de los nuevos comicios.

Según explican al Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, en el partido empieza a tomar fuerza la tesis de que Pedro Sánchez busca, con la repetición electoral, un cambio de socio para su futuro Gobierno. Una vez “demostrado” que Podemos “no es fiable”, su nuevo objetivo, si dan los números, será Ciudadanos.

Un alto cargo popular, consultado por este diario, explica, usando las matemáticas, cuáles son, a juicio del partido, las intenciones de Sánchez:

--“Si tomamos las elecciones como una ecuación, en la que el PSOE es 'x' y Podemos 'y', puede que la 'x' suba respecto a abril y la 'y' baje, pero el resultado será el mismo. Por tanto, lo que busca Sánchez no es que esa suma crezca sino, simplemente, cambiar de 'y'”.

Un nuevo “volantazo” de Rivera

Ese escenario, al menos a día de hoy, parece más que complicado, debido a los meses de máxima tensión entre PSOE y Ciudadanos. No obstante, aseguran desde el PP, “con la celebración de unas nuevas elecciones, todo puede cambiar”.

En primer lugar, afirman desde Génova, “si Sánchez hubiera querido de verdad pactar con Podemos ya lo habría hecho”. Por tanto, su intención real es llegar a un acuerdo con Ciudadanos. Un acuerdo, añaden, “para el que ahora tendría argumentos”.

El veto de Podemos a un gobierno de coalición en julio, y su oferta de aceptar ahora lo que rechazaron hace dos meses “permite a Sánchez justificar, después de noviembre, su apuesta por Cs”, aseguran desde el PP.

Además, apuntan en Génova, Albert Rivera “tiene antecedentes” en cuanto a cambios radicales de opinión.

Recuerdan, en ese sentido, el “volantazo” que protagonizó el líder de Ciudadanos en los meses que van de febrero a a septiembre de 2016, cuando primero selló un acuerdo con Pedro Sánchez, después exigió la marcha de Rajoy para que el PP gobernara y, finalmente, hizo presidente a Rajoy.

Ya ha habido gestos en el Congreso

Ahora, temen en el PP, “puede pasar lo mismo”, pero al revés. Y ya ven signos de que el plan de Sánchez no es descabellado: “Rivera no quiere cerrarse ninguna puerta y por eso pone problemas a nuestra oferta de España Suma. Además, si Cs baja, debe buscar cómo convertir esos resultados negativos en positivos”.

Además, en la sesión de ayer en el Congreso se empezó a apreciar un ligero cambio de actitud tanto en Pedro Sánchez como en Albert Rivera.

El presidente le dijo al líder de Ciudadanos: “A ver si un día podemos hablar usted y yo”. La respuesta desde tribuna de Rivera, que en los meses anteriores había rechazado reunirse con Sánchez fue: “Hablamos”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?