Política

Secretismo en Ciudadanos sobre la identidad de los candidatos a las autonómicas y municipales para evitar que los fiche el PP

La cúpula de los naranjas ya ha seleccionado a las principales cabezas de lista, pero retrasa hacerlo público por temor a que Génova repita la estrategia de Teodoro García Egea

Ciudadanos se enfrenta el 28 de mayo de 2023 a una prueba decisiva para la supervivencia del partido. En las elecciones autonómicas y municipales que se celebran ese día se comprobará si desaparece definitivamente, queda reducido a la insignificancia en la mayoría de parlamentos autonómicos y en numerosos ayuntamientos de toda España, o si resiste y consigue invertir la tendencia negativa que le está llevando a perder representación en las instituciones.

Ante la importancia de esos comicios para la viabilidad del partido, Inés Arrimadas está tratando de cuidar al máximo la estrategia para lanzar a los candidatos de mayo de 2023.

Confidencial Digital ha podido saber, por dirigentes de Ciudadanos, que la presidenta nacional del partido ya ha seleccionado los nombres de los candidatos a las elecciones autonómicas y de los números para los principales ayuntamientos de España. Sin embargo, no los ha hecho públicos. Su plan es esperar aún para desvelarlos.

Según las fuentes consultadas, Arrimadas apenas ha compartido la decisión de elegir a los candidatos con el vicesecretario general, portavoz del Comité Ejecutivo y portavoz en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal. Poco más.

Arrimadas y Bal decidieron los principales nombres para las elecciones de mayo de 2023 en una reunión celebrada el pasado mes de julio.

No dar tiempo al PP

El objetivo de esta estrategia de no anunciar aún los candidatos para las elecciones autonómicas y municipales es evitar que el PP tenga tiempo para lanzar una “OPA” sobre esos cabezas de lista de Ciudadanos.

Desde el partido naranja apuntan a que no quieren “ningún fallo” en estas elecciones, porque ello puede provocar su desaparición definitiva, apuntan desde la dirección. Uno de los fallos detectados en anteriores elecciones es precisamente el “transfuguismo”. En la cúpula de Ciudadanos recuerdan que el Partido Popular ha intentado, y ha conseguido en ocasiones, fichar a dirigentes y candidatos naranjas justo antes de las elecciones.

El caso más sonado fue el de Lorena Roldán. Era la portavoz de Ciutadans en el Parlament de Cataluña, desde que Arrimadas dio el salto al Congreso de los Diputados. En los últimos días de diciembre de 2020, a mes y medio de las elecciones autonómicas, el PP catalán anunció que Lorena Roldán sería su número dos por Barcelona.

Roldán no había sido elegida cabeza de lista de Cs, ya que el Comité Permanente del partido prefirió a Carlos Carrizosa.

 

Pero no habían pasado tres meses de ese movimiento de Cs al PP cuando el senador y ex secretario de Organización de Ciudadanos Fran Hervías se marchó al Partido Popular. Por esas mismas fechas, el PP de Madrid anunció también por sorpresa el fichaje de Toni Cantó, que se había dado de baja de Ciudadanos días antes. Posteriormente, Marta Rivera de la Cruz, consejera madrileña de Cs, se quedó con Ayuso en su gobierno monocolor del PP.

Pablo Casado llegó a revelar incluso que había ofrecido a Inés Arrimadas entrar en la dirección del PP y ser portavoz en el Congreso de los Diputados, en el marco de una fusión (o absorción) PP-Cs.

Todos estos precedentes provocan en la dirección de Ciudadanos un recelo permanente al PP, y a la posibilidad de que desde la calle Génova lancen una estrategia para captar a los candidatos en los principales parlamentos autonómicos y ayuntamientos en los que Cs tiene presencia.

La cúpula de Cs teme que, cuanto antes anuncie sus candidatos, más tiempo tendrán las estructura autonómicas, provinciales y municipales del Partido Popular en toda España para captar a los cabezas de lista naranjas y a otros miembros de las candidaturas a parlamentos autonómicos y ayuntamientos. De ahí que decidiera retrasar el anuncio de los candidatos.

OPA de García Egea a cien cargos de Cs

La defenestración de Pablo Casado y el relevo por Feijóo provocó la caída de Teodoro García Egea como secretario general del PP, y de Fran Hervías, quien se había unido al equipo de Organización de Génova.

García Egea y Hervías se estaban encargando de tentar y tratar de incorporar al PP y a sus listas para las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2023 a concejales y diputados autonómicos de Ciudadanos, que estaban descontentos con Inés Arrimadas y con la sucesión de malos resultados electorales que amenazan con convertir en residual a la formación naranja.

Tenían identificados a cerca de un centenar de cargos de Cs en toda España. Sin embargo, todo ese plan se paralizó con la llegada de Alberto Núñéz Feijóo. El nuevo líder del PP, que en Galicia consiguió mantener a Ciudadanos como fuerza extraparlamentaria, ordenó abortar esa operación, una auténtica “OPA hostil”. Su idea es tratar de quedarse con los votantes de Cs, pero ya sin necesidad de fichar y hacer hueco a cargos autonómicos, provinciales y municipales de Ciudadanos.

Aún así, en Ciudadanos señalan que de momento no confían en la dirección de Alberto Núñez Feijóo, ya que “aún no nos han dado motivos para hacerlo”. Casos como el de Lorena Roldán en Cataluña y Toni Cantó en Madrid tuvieron un efecto psicológico importante sobre los cargos, afiliados y votantes de Ciudadanos. El goteo de fichajes al PP podría dar de nuevo la sensación de “desbandada” en Cs, como partido en descomposición y sin perspectivas de futuro.

Begoña Villacís se queda en Madrid

Una de las plazas donde el partido de Inés Arrimadas se juega su viabilidad es Madrid. La actual vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, confirmó que será la candidata de los naranjas en Madrid.

Villacís es uno de los pilares que sostiene Ciudadanos en el mapa político. La cúpula del partido está “muy molesta” con figuras como Marcos de Quinto o Ignacio Aguado por “intentar erosionar y romper el partido a golpe de mensaje por redes sociales”.

Refundación Liberal

Refundación Liberal. Así es como se llama el nuevo proyecto dentro del partido para remontar en las encuestas y en la confianza de los ciudadanos. Un papel complejo, y que “llega tarde”, según fuentes parlamentarias.

Con Begoña Villacís a la cabeza y el diputado Guillermo Díaz como portavoz, quieren transformar el partido con una estrategia clave y marcada por tiempos en lo que lo imprescindible es el secretismo.

Como ya contó ECD, los partidos liberales europeos están echando una mano a Ciudadanos para redirigir el partido, por ello, el equipo de Macron y el partido liberal alemán están colaborando porque ven a la formación como una pieza clave en la ideología europea.

Arrimadas imita a Rajoy

Según contó Confidencial Digital, la líder naranja realizará llamadas a empresarios y a ciudadanos afiliados al partido para atender sus necesidades y escuchar sus necesidades.

Acción que ya realizó el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy cuando el PP se encontraba en campaña electoral. El exdirigente de los populares atendía desde su despacho para escuchar a sus votantes.

Brasil 2-0 Serbia
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Richarlison alumbra a la
Canarinha en su debut
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes