Política

Susana Díaz aprovechará una reforma de Pedro Sánchez para blindarse en Andalucía

Ferraz aprobó un cambio de reglamento que solo permite disolver una ejecutiva con el visto bueno de los militantes. La presidenta de la Junta está convencida de que las bases le apoyan

Susana Díaz y Pedro Sánchez.
photo_cameraSusana Díaz y Pedro Sánchez.

Susana Díaz sabe que Pedro Sánchez va a por ella. Desde las elecciones del 2-D, Ferraz ha agitado la amenaza de disolver su ejecutiva y situar una gestora al frente del PSOE andaluz. Además, el presidente ya tiene hasta cinco posibles sustitutos para la lideresa en la región. Pese a ello, la todavía dirigente autonómicapara blindar su puesto.

Según explican al Confidencial Digital dirigentes del PSOE andaluz muy próximos a Susana Díaz, la actual presidenta de la Junta tiene “muy claro” que Pedro Sánchez “no podrá echarla” por una decisión “unilateral” de la ejecutiva federal. Y, por ese motivo, está “tranquila” pese a las advertencias procedentes desde Ferraz.

Todo ello porque la andaluza se “agarrará”, tal y como confirman desde su equipo, a una reforma del reglamento interno del PSOE, impulsada por el propio Pedro Sánchez, que hace “imposible” cualquier cese fulminante de un secretario general o de una ejecutiva.

La última palabra la tendrán los militantes

El pasado mes de febrero, la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, con Pedro Sánchez a la cabeza, aprobó cambios profundos en el reglamento del partido, con el objetivo, afirmaron en Ferraz, de dar mayor protagonismo a los militantes.

De esta forma, se dejó escrito que los afiliados socialistas tendrían la última palabra a la hora de decidir con qué partidos podía negociar el PSOE para formar Gobierno, y también la posición del Grupo Socialista en un debate de investidura.

Además de estas dos cuestiones, la dirección socialista de Pedro Sánchez aprobó que, a partir de ese momento, cualquier cese de una ejecutiva del PSOE, o de un secretario regional, debía ser sometido a votación de la militancia, que podría dar el visto bueno, o frenar, esa decisión.

Susana Díaz, explican las fuentes consultadas, no estuvo a favor de esa reforma, pero ahora se aprovechará de ella para blindarse al frente del PSOE andaluz: “Según sus propios estatutos, Pedro Sánchez no puede echarla después de una votación en Ferraz en la que solo haya participado la ejecutiva federal”.

Cuenta con el respaldo de las bases

La todavía presidenta de la Junta y su equipo interpretan que, según el nuevo reglamento, serían los militantes del PSOE andaluz, al ser la federación que se vería afecta de los cambios propuestos desde Madrid, los que decidieran el futuro de Susana Díaz.

Ese escenario, añaden, es beneficioso para la sevillana, que cuenta con el respaldo mayoritario de las bases del partido en Andalucía.

Con los datos en la mano, y solo atendiendo a las primarias celebradas en mayo de 2017, más del 63 por ciento de la militancia del partido en la región respalda a Susana Díaz. En esas elecciones internas, la presidenta de la Junta, que perdió de forma contundente frente a Sánchez en el resto de España, sacó 31,5 puntos de ventaja a su rival.

Así las cosas, Díaz y su equipo dan por hecho que, en el caso de llegar a producirse una consulta sobre la continuidad de la lideresa, los militantes le apoyarían en masa. Una circunstancia que en Ferraz “deberían tener en cuenta” antes de intentar disolver la ejecutiva regional y echar a la actual secretaria general.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable