Seguridad

Un accidente de un preso de la cárcel de Estremera destapa un brote de Covid-19 y provoca el cierre de los talleres de producción

Fue trasladado al hospital para amputarle dos dedos y dio positivo en coronavirus. En las últimas 24 horas la prisión acumula 13 nuevos casos de contagio

Exterior de la prisión de Estremera en Madrid
photo_cameraExterior de la prisión de Estremera en Madrid

La prisión de Estremera de Madrid, una de la más afectadas por la pandemia, ha registrado un nuevo foco de contagio en los últimos días. Un preso, después de sufrir un accidente con una máquina, ha tenido que ser trasladado al hospital, según han confirmado fuentes a Confidencial Digital. Allí ha dado positivo en coronavirus y la cárcel ha decidido cerrar los talleres de producción para presos temporalmente. 

El incidente sucedió a finales de la pasada semana cuando varios internos trabajaban con una máquina de cortar cableado, en uno de los talleres que ofrece un empresa de ascensores en la prisión de Estremera. El interno sufrió un corte en los dedos que requirió de traslado hospitalario para su amputación. Le operaron y cuando le realizaron las pruebas de Covid-19 dio positivo

Este hecho ha preocupado mucho a los funcionarios de prisiones, según indican fuentes a ECD. “Si dio él, nadie garantiza que los otros con los que estaba trabajando no lo tuvieran”, explican. La Entidad estatal de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo decidió desde mediados de abril la reapertura de muchos de estos talleres de trabajo en centros que dependen del Ministerio de Interior. 

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) manifestó su rechazo a esta decisión por considerarla demasiado temprana. “Entendemos que si fueran empresas dedicadas a la producción de material para afrontar el Covid… pues bueno. Pero aquí se ha decidido abrir ciertas empresas sin saber muy bien con qué criterios”, explica Paco Llamazares, presidente de la APFP. 

13 nuevos casos de positivo en Estremera 

En los últimos datos de la cárcel de Estremera se acumulan 13 nuevos casos de presos positivos por Covid-19, pasando de 26 a 39 reclusos infectados, según cifras oficiales de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. 

La prisión ha decidido cerrar provisionalmente el taller de producción para evitar más contagios, según ha indican estas fuentes a ECD, y ha prohibido el acceso a trabajadores externos de la empresa explotadora.  

En esta cárcel han llegado a estar aislados cuatro módulos completos de los 15 existentes, incluido en el que se encuentra encerrado el excomisario Villarejo. 

La puesta en marcha de los talleres, precipitada para los funcionarios 

En las cárceles se realizan un total de unos 120 talleres en los que se emplean unos 3.000 reclusos para trabajos de producción de diferentes cosas: desde perchas, hasta ventilación de trenes o balones, por ejemplo. 

El 21 de abril el presidente del organismo que gestiona estos talleres, dependiente de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, envió una resolución en la que reanudaba la actividad laboral de una parte de los internos. 

Con una serie de medidas de prevención, eso sí, como no superar el 30% de los trabajadores, selección de los internos o realizar las actividades con equipos de protección. Se decidió entonces que 11 cárceles retomaran sus talleres.  

La APFP llegó a presentar una carta al Defensor del Pueblo el 20 de abril -cuando ya conocían que se iba a reactivar la actividad laboral de los presos- para solicitar que se pronunciara sobre si esto garantizaba los derechos de los internos. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?