Seguridad

El informe del Parlamento Europeo sobre Pegasus se hace un lío con los servicios de inteligencia españoles

Afirma que se dividen “en tres agencias”, el CNI, el CIFAS y el CITCO, pese a que este último es sólo un centro de coordinación

Esperanza Casteleiro, directora del Centro Nacional de Inteligencia (Foto: Eduardo Parra / Europa Press).
photo_camera Esperanza Casteleiro, directora del Centro Nacional de Inteligencia (Foto: Eduardo Parra / Europa Press).

La comisión de investigación del Parlamento Europeo sobre el uso del software espía Pegasus en países de la Unión Europea ya tiene un primer borrador de informe sobre el que trabajar. Lo presentó hace más de una semana la ponente, la eurodiputada liberal holandesa Sophie in ‘t Veld.

El capítulo sobre España incluye varias conclusiones destacadas: que el uso de Pegasus para espiar a dirigentes independentistas catalanes no habría estado justificado porque no suponían una amenaza para la seguridad nacional; que el Gobierno español fue el primer cliente de la empresa NSO en la UE; y que las autoridades españoles se interesaron por otro programa parecido, Predator.

Lo cierto es que este informe preliminar, que es un primer borrador que será debatido en la comisión de investigación, en lo que hace referencia a España principalmente se basa en las afirmaciones del estudio de Citizen Lab sobre el espionaje a dirigentes independentistas catalanes, y en noticias de periódicos digitales afines al secesionismo, como El Nacional.cat. Otras afirmaciones también se basan en reportajes, supuestas filtraciones de documentos...

El documento incluye algunos otros puntos que han causado cierta sorpresa. Por ejemplo, el punto 266, que trata de definir el contexto de los servicios de inteligencia en España:

-- “El servicio de inteligencia español está compuesto por tres agencias principales. En primer lugar, el Servicio [sic] Nacional de Inteligencia (CNI), que está bajo el control del Ministerio de Defensa. El director del CNI es designado por el ministro de Defensa y actúa como asesor principal del primer ministro [sic] en temas relacionados con inteligencia y contrainteligencia. El segundo organismo es la agencia de inteligencia nacional, el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO). El tercer y último organismo es el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas Españolas (CIFAS). El CIFAS también está bajo la supervisión directa del Ministerio de Defensa”.

Fragmento del informe del Parlamento Europeo sobre Pegasus.
Fragmento del informe del Parlamento Europeo sobre Pegasus.

Error sobre el CITCO

Confidencial Digital ha podido recabar la opinión de fuentes de la comunidad de inteligencia sobre esta descripción sobre “el servicio de inteligencia español” y sus “tres agencias principales”. Algunas fuentes ven ese resumen como una “chapuza”.

Llama especialmente la atención que se cite al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) como “la agencia de inteligencia nacional”.

Las fuentes consultadas apuntan que el CITCO no es una agencia ni un servicio de inteligencia, sino tan solo un centro de coordinación entre los servicios de información de las Fuerzas de Seguridad, y los servicios de inteligencia.

El CITCO, que depende del Ministerio del Interior, tiene como misiones “la recepción, integración y análisis de la información estratégica disponible en la lucha contra todo tipo de delincuencia organizada, terrorismo y radicalismo violento, el diseño de estrategias específicas contra estas amenazas, así como, en su caso, el establecimiento de criterios de actuación y coordinación operativa de los organismos actuantes en los supuestos de coincidencia o concurrencia en las investigaciones”.

 

En este centro se reciben, integran y analizan informaciones y análisis operativos relacionados con la delincuencia organizada o especialmente grave, el terrorismo y el radicalismo violento que sean relevantes o necesarios para la elaboración de la inteligencia criminal estratégica y de prospectiva en relación con estos fenómenos, tanto en su proyección nacional como internacional, integrando y canalizando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado toda la información operativa que reciba o capte.

También dicta criterios de coordinación y actuación de las unidades operativas de las Fuerzas de Seguridad; elabora informes anuales sobre la situación de la criminalidad organizada, el terrorismo y el radicalismo violento en España, así como una evaluación periódica de la amenaza en estos campos; elabora estadísticas; y propone las estrategias nacionales contra el crimen organizado, el terrorismo y el radicalismo violento, y verifica su ejecución.

En el CITCO hay representantes y oficiales de enlace del CNI, la Jefatura de Información de la Guardia Civil, la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, el Servicio de Vigilancia Aduanera, Instituciones Penitenciarias, los Mossos d’Esquadra, la Ertzaintza...

Pero no es un servicio de inteligencia, con agentes operativos que investiguen ni recaben información. Es un centro de coordinación, que sirve para que las unidades antiterroristas no se pisen en las investigaciones, y se mejore la coordinación, colaboración e intercambio de información. Además, actúa de enlace con organismos internacionales como Europol, Interpol y Frontex.

Wikipedia

Cabe apuntar que la entrada en Wikipedia sobre la “Comunidad de inteligencia española”, tanto en inglés como en castellano, también divide a los servicios de inteligencia españoles en tres bloques. En la versión en inglés cita al CNI como “inteligencia extranjera” junto a otras agencias menores; el CITCO como “inteligencia doméstica”; y el CIFAS y las divisiones de inteligencia de los ejércitos como “inteligencia militar”.

Países como Reino Unido sí dividen sus servicios de inteligencia en inteligencia exterior (el Secret Intelligence Service, SIS, o MI6), por un lado, e inteligencia interior, contrainteligencia y seguridad por otro (Security Service o MI5).

Sin embargo, en España el CNI tiene funciones tanto de inteligencia exterior, como inteligencia interior (contra el terrorismo, por ejemplo), y contrainteligencia.

El CIFAS, por su parte, proporciona inteligencia militar al ministro de Defensa y el JEMAD, y asesora al JEMAD y a los JEMEs de los ejércitos y la Armada en materia de contrainteligencia militar y seguridad.

Ni rastro de la Policía y la Guardia Civil

En este informe del Parlamento Europeo sobre Pegasus no se cita a la Policía Nacional ni a la Guardia Civil, que no son servicios de inteligencia, pero que posee servicios de información dedicados a la lucha tanto contra el terrorismo yihadista, como frente a amenazas como la que representan los planes rupturistas del independentismo catalán.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró que ni la Policía ni la Guardia Civil utilizan Pegasus. Estos dos cuerpos pueden interceptar las comunicaciones, por orden judicial, gracias al sistema SITEL, donde se encuadra el sistema R-12.

El CNI, por su parte, tiene que solicitar autorización a un magistrado del Tribunal Supremo para acceder a las comunicaciones, y Paz Esteban explicó que así se hizo con 18 dirigentes independentistas catalanes.

Pero también se han utilizado otros programas. Tal y como contó recientemente La Razón, la Jefatura de Información de la Guardia Civil solicitó permiso a la Audiencia Nacional para utilizar un software “que permita de forma remota y telemática el examen a distancia y sin conocimiento de los investigados del contenido del dispositivo móvil utilizado por los mismos”. Se trataba así de poder controlar los movimientos de las personas que frecuentaban a Carles Puigdemont en Bélgica.

Arabia Saudi 1-2 México
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

México se queda fuera del Mundial por un gol
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?