Seguridad

Interior entrega cuatro drones a Senegal para que frene la salida de pateras hacia Canarias

La policía de fronteras los usará para controlar la costa y localizar asentamientos de inmigrantes ilegales a la espera de subirse a una embarcación

España lucha contra contra la inmigración ilegal no sólo con patrulleras de la Guardia Civil, radares, helicópteros de Salvamento Marítimo, incluso buques de la Armada y otros medios que se despliegan en las costas y en las aguas territoriales españolas.

También despliega agentes y medios en países emisores de esta inmigración. E incluso entrega medios materiales para que las fuerzas de seguridad de dichos países vigilen por su propia cuenta sus costas, y así aborten ya en origen la salida de los cayucos y barcos con personas que tratan de llegar a Europa de forma irregular.

Confidencial Digital ha consultado los detalles de una licitación que ha abierto el Ministerio del Interior, a través de la Subdirección General de Planificación y Gestión de Infraestructuras y Medios para la Seguridad, para adquirir cuatro drones.

Estos cuatro aparatos no irán destinados a la Guardia Civil, sino a la Dirección de la Policía Aérea y de Fronteras (DPAF) de la Dirección General de la Policía de la República de Senegal.

“En el marco de colaboración hispano-senegalesa se ha detectado la insuficiencia de medios especializados para el desempeño de determinadas actividades de las autoridades senegalesas encargadas de las actuaciones para la lucha contra la inmigración irregular”, justifica Interior.

Así que el ministerio decidió reforzar con “medios materiales específicos a la Dirección de la Policía Aérea y de Fronteras (DPAF) perteneciente a la Dirección General de la Policía senegalesa, uno de los órganos encargados de la lucha contra la inmigración irregular en Senegal”.

Concreta que con 80.000 euros de presupuesto cubrirá “la necesidad de adquirir multicópteros para su despliegue en la República de Senegal en vista de alta presión migratoria con destino a las Islas Canarias”.

Los multicópteros son los drones que vuelan gracias a varias hélices (suelen ser cuatro). Los aparatos que va a adquirir el Ministerio del Interior español para entregar a Senegal “se destinan en consonancia con el helicóptero de la Policía Nacional española a la vigilancia costera marítima, la búsqueda de asentamientos previos a la salida de embarcaciones con inmigrantes irregulares y la captación de inteligencia que realizan las autoridades senegalesas con la ayuda de la parte española, logrando de este modo que los dispositivos de vigilancia sean integrales”.

Con cámara térmica y zoom

Los cuatro drones serán de dos tipos. Se van a adquirir “dos multicópteros de gran tamaño y prestaciones avanzadas con cámara de última generación y zoom, con cámara térmica de alta sensibilidad y telémetro láser”, que cuestan cada uno 11.500 euros, sin IVA.

 

Por 7.000 euros cada uno comprará “dos multicópteros de tamaño compacto, plegables y de fácil transporte, con cámara térmica y zoom”.

A eso se añaden dos cámaras duales de gran potencia de zoom, visión infrarroja, gran angular y telémetro laser, ocho baterías para el multicóptero de gran tamaño, dos estaciones de carga para los multicópteros de gran tamaño, tres cargadores múltiples para las baterías del multicóptero compacto, 15 baterías para el multicóptero compacto, un Smart controller y dos memorias microSD de 128GB y alta velocidad.

Entre otros requisitos, Interior busca que los drones estén diseñados con materiales que les permitan “realizar vuelos a temperaturas bajo cero, al tiempo que un diseño bien aislado asegura su resistencia al agua y al clima, para volar en todo tipo de entornos”.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable