Seguridad

La Policía plantea adelantar el fin del despliegue especial en Cataluña

Ante la reducción de riesgos, el dispositivo Ícaro terminaría el 20 de diciembre, en vez del 31. No habrá repliegue antes por el Barça-Madrid del 18

Policías nacionales protegen la estación de Sants, en Barcelona (Foto: @Arran_jovent).
photo_cameraPolicías nacionales protegen la estación de Sants, en Barcelona (Foto: @Arran_jovent).

La Policía Nacional se replantea el dispositivo especial de seguridad en Cataluña que puso en marcha en octubre para tener refuerzos ante las previsibles protestas del independentismo contra la sentencia del Tribunal Supremo sobre los responsables de la intentona secesionista de 2017.

Tras los primeros días y semanas de manifestaciones, ocupaciones, cortes de carreteras y también disturbios, graves en muchos casos, la Policía y la Guardia Civil decidieron extender el despliegue especial -denominado en esta ocasión como ‘Ícaro’- de forma indefinida, ante la dificultad de hacer una previsión de cómo evolucionaría la situación.

Después ya fijó una fecha final, siempre susceptible de ser atrasada: el 31 de diciembre. Se daba así un plazo amplio, pese a que la conflictividad en las calles de Cataluña iba remitiendo notablemente.

Confidencial Digital ha podido saber que en los últimos días los responsables operativos de este dispositivo especial ha debatido el adelanto del fin del despliegue de agentes antidisturbios.

Siguen ocho grupos operativos de refuerzo

Desde hace unas semanas, el refuerzo especial en lo que respecta a la Policía Nacional -la Guardia Civil va por su lado- ya se ha reducido notablemente frente a las cifras de esos días de altercados constantes en Cataluña, tras la publicación de la sentencia el lunes 14 de octubre.

Según fuentes conocedoras del despliegue, actualmente quedan unos ocho grupos operativos de las Unidades de Intervención Policial (UIP) de fuera de Cataluña, reforzando a los dos grupos propios de la UIP con base en Barcelona.

Cada grupo operativo tiene en teoría 50 agentes, aunque en la práctica por vacantes hay unos 40-45 en cada grupo. Así que quedan unos 500 agentes, frente a los 3.000 que llegó a haber en algunos momentos.

Lo normal desde hace años es que haya sólo esos dos grupos propios de Cataluña, y otros dos venidos de otras partes de España en períodos de quince días, con dos objetivos: mantener un cierto retén ante eventualidades por la tensión independentista, pero también realizar controles en la zona fronteriza con Francia, en La Junquera y alrededores, sobre todo ante la amenaza del terrorismo yihadista.

Pues bien: la vuelta de esos ocho grupos de fuera de Cataluña, o al menos de seis (de quedarse esos dos que se van rotando quincenalmente), se va a adelantar. Todo ello, hay que subrayar, si la situación en las calles catalanas no se deteriora de repente en próximas fechas.

El 13, el 20, el 31...

Las fuentes consultadas por ECD señalan que, valorando la evolución de los acontecimientos y que la amenazante “tardor calenta” (“otoño caliente”) con el que amenazaban los independentistas no se ha mantenido en el tiempo, los mandos responsables de las UIP de la Policía Nacional han expresado en los últimos días su apuesta por retirar el dispositivo especial dos semanas antes de lo previsto.

De esa forma, en vez del 31 de diciembre, el dispositivo ‘Ícaro’ acabaría el viernes 13 de diciembre.

Sin embargo, el Director Adjunto Operativo (DAO), el comisario principal José Ángel Jiménez, no habría visto claro adelantar tanto el fin de este refuerzo en Cataluña. Para no precipitarse, apuesta por un término medio: por mantener el ‘Ícaro’ hasta el siguiente viernes, el 20 de diciembre.

La fecha no supone simplemente una semana más o menos. Manteniéndose al menos hasta el 20 de diciembre, aunque no sea hasta el 31, quedarían en Cataluña diez grupos de antidisturbios de la Policía durante un día clave: el miércoles 18 de diciembre.

Tsunami amenaza el Barça-Madrid

Ese día se jugará en el Camp Nou el FC Barcelona-Real Madrid de Liga aplazado. Estaba fijado para el 26 de octubre, pero la virulencia y persistencia de los disturbios en la capital de Cataluña y en otras ciudades de esta comunidad llevaron a la Liga a aplazar el ‘clásico’ casi dos meses. Se temía que un evento deportivo que atrae la atención de millones de personas en todo el mundo fuera objeto de algún boicot o acción especialmente grave por parte del independentismo radical.

Sin embargo, el aplazamiento no ha provocado que la entidad independentista ‘Tsunami Democràtic’ se olvide del asunto. De nuevo para el 18 de diciembre ha puesto en alerta a sus seguidores, para realizar algún tipo de acción reivindicativa, que no han anunciado aún.

En su día se difundió la información de que podrían tratar de bloquear la llegada del autobús del Real Madrid al Camp Nou, con cientos o miles de personas en los alrededores del estadio blaugrana. También se temen acciones dentro del campo, con pancartas... en todo caso, algo que llame la atención en un escenario así.

Antidisturbios de los Mossos en el Camp Nou

En principio, la seguridad y el orden público en Barcelona el 18 de diciembre será competencia de los Mossos d’Esquadra. También la policía autonómica se encargará del dispositivo especial del partido de fútbol, como hace siempre y más en un encuentro de alto riesgo como esto.

Despliega en el estadio y en otros puntos agentes de distintas unidades, incluidas las que velan por el orden público: la Brigada Móvil (Brimo) y las Áreas Regionales de Recursos Operativos (ARRO).

Sin embargo, el DAO de la Policía Nacional parece inclinarse por que, aunque se adelante el fin del dispositivo especial, al menos cubra el día de ese partido. No se descarta que las circunstancias, y el grado de amenaza de incidentes, obliguen a echar mano de los policías nacionales antidisturbios para apoyar a sus homólogos de los Mossos.

En todo caso, cabe resaltar que la decisión de adelantar el fin del despliegue especial de la Policía Nacional en Cataluña está totalmente sujeta a posibles cambios y rectificaciones, siempre en función de lo que vaya ocurriendo.

Los mandos policiales le dan mucha importancia a lo que pueda ocurrir en este puente festivo del Día de la Constitución y la Inmaculada Concepción. Para este 6 de diciembre y días sucesivos, algunos Comités de Defensa de la República (CDR) y otras entidades nacionalistas han movilizado a sus seguidores para realizar de nuevo algunas protestas, por ejemplo ante la Delegación del Gobierno en Barcelona.

El vigor, la afluencia de manifestantes y posibles incidentes influirán en las decisiones sobre el operativo especial de las próximas semanas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?